¿Cuánto debe comer el niño en edad preescolar?

Macarena · 13 diciembre, 2015

Todo niño en edad preescolar -entre los 2 y los 5 años-, se encuentra en una etapa de progresivos cambios tanto de crecimiento como de desarrollo.  Por este motivo se torna fundamental atender la nutrición de los niños. ¿Cuánto debe comer el niño en edad preescolar? ¿Cuál es la mejor alimentación para mi hijo?

Los niños preescolares tienen gran actividad física, con lo cual su gasto energético aumenta, por lo que su alimentación debe adecuarse al consumo de calorías. Además, estos pequeños mantienen un índice de crecimiento menor que en la fase previa, tendiendo a disminuir su apetito.

Lo que el niño consuma en esta etapa repercute en su salud futura, por ello una alimentación balanceada le permitirá prevenir enfermedades como osteoporosis, diabetes, obesidad, etc. En este período se forman hábitos de alimentación y, de ser incorrectos, puede haber malnutrición por carencia o exceso.

¿Qué debe comer mi hijo en edad preescolar?

Durante este período, el aparato digestivo del niño alcanzó la madurez, lo que le permite comer la mayoría de alimentos. Sin embargo, a esta edad comienza su predilección por ciertas comidas. No obstante, es importante que se controle y garantice la sana alimentación del pequeño.

¿Cómo lograrlo? El niño debe comer diariamente todos los grupos de alimentos: granos y cereales, proteínas, frutas, vegetales, lácteos y grasas. Paralelamente, debe evitarse por todos los medios el consumo de azúcares, si bien son la perdición de todo niño.

Consideraciones sobre algunos alimentos

  • Los productos lácteos son fundamentales porque son la principal fuente de calcio. Si bien debe consumir al menos 500 ml diarios entre leche y derivados lácteos, es imperioso restringir mantequillas y quesos grasos.
  • Las mejores carnes no deben ser muy grasas. El niño no debe comer la piel de las aves, sesos y vísceras, así como también se recomienda evitar embutidos por la cantidad de grasa que contienen.
  • Es mejor ofrecer al chico pescados blancos que azules.
  • Se aconseja consumir no más de un huevo al día o tres a la semana.
  • Es importante consumir legumbres dos veces por semana.
  • El niño debe comer cereales todos los días preferentemente ya que son fuente de energía.
  • Se sugiere injerir dos o tres frutas por día, así como verduras diariamente en tanto aportan vitaminas y minerales.
fe46b87a059f20f8b23dedd18203f7a7

¿Cuánto debe comer el niño en edad preescolar?

Los especialistas indican que el chico en edad preescolar debe consumir entre 1400 y 1600 calorías, de las cuales el 60% deben ser hidratos de carbono, el 30% grasas y un 20% de proteínas. Y aquí lo importante: estos valores deben repartirse en las cinco comidas diarias (tres principales y dos refrigerios).

Comidas principales

  • Desayuno. Es considerada una de las comidas más importantes del día ya que cubre el 25% de las necesidades nutricionales diarias, aportando la energía que le garantizan una buena salud y desempeño intelectual. Aquí el pequeño debe comer productos lácteos, cereales, galletas o tostadas y frutas.
  • Almuerzo. Esta comida comprende el 30% de las necesidades nutricionales de los niños, quienes deben comer aquí cereales y tubérculos, frutas y verduras, alimentos proteicos y lácteos.
  • Cena. Debe ser más ligera y comprende los mismos grupos de alimentos que el almuerzo, aunque se recomienda variarlos para que el pequeño los acepte fácilmente.

Refrigerios

Además, el niño debe comer, entre las comidas principales, dos refrigerios por día, uno por la mañana y otro a la tarde. En ellos pueden proporcionarse frutas, galletas de cereales o lácteos. También puede mezclarse leche con frutas o cereales para preparar colaciones o refrescos, evitando añadir azúcar.

d2243f1a09ece7ca66f3483291cf5148

Crea hábitos alimenticios saludables

  • Crea un ambiente positivo, tranquilo, libre de tensiones, peleas, gritos y distracciones, es decir, favorable para la comida.
  • Designa a tu hijo un espacio en la mesa, además de brindarle silla y vajilla propia.
  • Enséñale a comer sentado, no corriendo alrededor de la mesa, para evitar que se atragante y fomentar buenos hábitos.
  • Evite la televisión o juguetes en la mesa, pues distraen al niño. En la hora de la comida, debe comer, y en la de los juegos, jugar.
  • Establezca y mantenga horarios de comidas, evitando de todos modos ser estricto e inflexible, convirtiendo la hora de comer en un suplicio.
  • Puede transmitir en paralelo hábitos relacionados como lavarse las manos previamente, agradecer por los alimentos o esperar a que todos empiecen a comer.
  • En caso de falta de apetito o de desinterés por determinados alimentos, ármate de paciencia ya que el niño no debe comer con apuro o brusquedad.
  • Recuerda que el “picoteo” entre comidas quita el apetito, por lo cual el niño termina alimentándose mal.
  • Limita el consumo de azúcar de jugos, galletas, dulces y repostería, entre otros.
  • Involucra a tus hijos en la compra y preparación de los alimentos, con lo que enseñará y motivará a consumir alimentos saludables.