¿Cuántas veces debes sentir al bebé al día si estás embarazada?

En las primeras semanas del embarazo, la futura mamá solo sentirá ligeros movimientos. Pero poco a poco se intensificarán las señales con patadas y algunas raspaduras. A continuación, te contamos cuántas veces se siente al bebé al día durante el embarazo.

Sentir al bebé si estás embarazada es una de las experiencias más hermosas que puede experimentar una mujer. También es un indicativo de la salud del futuro niño. Por eso, muchas madres se preguntan cuál es la regularidad adecuada en los movimientos.

La frecuencia de movimientos que se sienten al día es un dato de cierta importancia para los ginecólogos. No se trata de permanecer alarmadas durante todo el día, pero este control nos podría ofrecer información sobre el estado del bebé.

Sentir al bebé: el movimiento evoluciona a lo largo del embarazo

En los comienzos de un embarazo, la futura mamá aún no siente nada. Durante las primeras semanas solo es normal sentir algunos movimientos y leves roces que ocurren de forma ocasional.

Estas señales se incrementarán hacia la mitad de la gestación. Durante el último trimestre del proceso, este tipo de movimientos tendrán lugar varias veces durante cada hora. Todo dependerá del momento del día y el comportamiento del bebé.

Habrá periodos de tiempo en donde el bebé estará más activo y otros casos en los que estará durmiendo o reposando. Por ello, es muy normal que no se sientan patadas y otras reacciones a algunas horas del día.

Los lácteos son muy recomendables para combatir las infecciones vaginales durante el embarazo.

Llevando un recuento diario de los movimientos

En la actualidad, se recomienda a las madres hacer un recuento de las veces que su bebé se mueve dentro del útero. De esta manera, se controla que todo está bien y se aprende a reconocer los patrones de estos movimientos.

No se trata de anotar en una agenda cada movimiento que se sienta en el día. Lo aconsejable es calcular el tiempo que tarda el pequeño en moverse desde la última vez que la madre lo sintió.

Cada bebé que se está gestando tienes sus propias peculiaridades. También influye la hora del día; generalmente  los bebés son más activos entre las nueve de la noche y la una de la mañana.

¿Por qué es importante hacer este recuento con nuestro médico?

En principio, lo importante es que el médico conozca la regularidad de los movimientos. Sobre todo hacia las últimas semanas del embarazo, se trata de una información valiosa. La falta de actividad prolongada por un día debe ser sinónimo de preocupación.

Cuando los bebés tienen gran tamaño y están a punto de terminar la gestación, pueden sufrir ahogamiento por culpa del cordón umbilical. En ocasiones, dejan de moverse para garantizar su supervivencia. En estos casos, los doctores suelen recomendar una cesárea de emergencia.

Lo aconsejable es que las futuras madres aprendan a identificar cómo es la rutina diaria del pequeño en cuanto a sus movimientos. Un cambio notorio en su dinámica puede significar que se están generando algunos problemas.

El síndrome de Turner puede causar problemas visuales, auditivos y cognitivos.

Algunos tips para llevar un registro sobre los movimientos de los bebés

El registro de los movimientos del pequeño en gestación debe hacerse de la manera correcta. La idea es poder captar de forma objetiva sus movimientos y tenerlos en cuenta.

Lo mejor es que la mamá se recueste en la cama, apoyándose sobre el lado izquierdo de su cuerpo. Se debe realizar esta medición preferiblemente después de la realización de una de las comidas diarias.

La idea es llevar un registro del tiempo que tarda el pequeño en hacer al menos 10 movimientos. Si se hace diariamente, podremos conocer cuál es la frecuencia regular, y de esa forma podremos descubrir cuándo está ocurriendo algo fuera de lo común.

Entonces, ¿cuántas veces puedo sentir al bebé al día si estoy embarazada?

Los bebés pueden hacer más de 40 movimientos diferentes de notoriedad para la madre. Este tipo de movimientos se dan cuando los futuros neonatos estiran sus extremidades, nadan y realizan otras acciones. Golpes, empujes y patadas forman parte de este tipo de reacciones.

Muchas de estas acciones son respuestas del bebé a ruidos externos y movimientos de su progenitora. La ingesta de algunos productos alimenticios por parte de la madre también puede generar mayor actividad en los bebés. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con el azúcar.

Sentir al bebé varias veces al día si estás embarazada puede salvar la vida del niño en caso de que haya complicaciones. Esto es mucho más necesario a partir de la semana 28. En caso de duda, no es positivo obsesionarse, lo mejor siempre es acudir a ginecólogo.

Categorías: Síntomas del embarazo Etiquetas:
Te puede gustar