Crossfit para niños: beneficios, claves y precauciones

07 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la instructora fitness y yoga Eva Maria Rodriguez Diego
"Crossfit kids" es la rama del programa de acondicionamiento y fuerza para adultos adaptado a niños. A continuación, vemos las claves para practicarlo en niños.

Si alguna vez haz practicado crossfit o has visto una competición, puede que pienses que esta no es una actividad para niños. Al fin y al cabo, es un método de entrenamiento de alta intensidad que a menudo lleva al límite el cuerpo y la mente de los adultos. Entonces, ¿es una buena idea el crossfit para niños? 

Los más pequeños pueden practicar este deporte, pero en una versión adaptada; tiene una rama especial para niños, crossfit kids. De hecho, el crossfit para niños es una disciplina que puede tener muchos beneficios, aunque también hay que tener en cuenta que es necesario tomar alguna precauciones.

¿Qué es el crossfit?

El crossfit es un método de entrenamiento deportivo o entrenamiento de fitness que se ha puesto de moda en los últimos años. Este método de entrenamiento concibe el acondicionamiento físico de una manera muy diferente a como se había estado haciendo hasta el momento de su nacimiento oficial en el año 2001.

Niños levantando unas pesas imaginarias.

Su creador, el estadounidense Greg Glassman, creó este sistema basándose en su experiencia previa para lograr un fitness amplio, general e inclusivo con la intención de crear un programa que brindara la mejor preparación a quienes entrenan para una contingencia física.

La fórmula de crossfit es “movimiento funcional con constante variación y ejecutado a alta intensidad”. Los movimientos funcionales que se trabajan son patrones universales de activación motriz que se realizan desde el centro a las extremidades y que imitan los patrones del trabajo motriz que se encuentran en la vida diaria. Por lo tanto, se utilizan movimientos naturales que buscan tanto la efectividad como la eficiencia.

El aspecto más importante de estos movimientos funcionales es su capacidad de mover grandes cargas en largas distancias y hacerlo de forma rápida. Por lo tanto, los elementos de carga, distancia y velocidad son la base del diseño de los ejercicios que el crossfit utiliza para la potenciación de estos movimiento funcionales, cuyo objetivo es conseguir mayor potencia en función de la adaptación favorable de cada ejercicio a cada persona.

Crossfit kids, el crossfit para niños

Crossfit kids es una rama del programa de acondicionamiento y fuerza para adultos. Sin embargo, el crossfit para niños no es una versión más sencilla, sino que está orientado hacia las necesidades específicas de desarrollo de los niños. La idea detrás de ello es combinar el fitness y la diversión.

Apareció en el año 2006 fruto de un intenso trabajo de investigación en campos de estudio muy diversos, incluyendo la ciencia del comportamiento y la biología molecular. En este punto es muy importante recalcar la importancia de contar con un entrenador certificado y con licencia crossfit para que los niños practiquen este deporte.

El programa crossfit kids está pensado para niños y jóvenes de entre tres y dieciocho años. Además de estar planteada como una actividad física para divertirse, los objetivos del crossfit para niños van mucho más allá, tanto a corto como a largo plazo.

En este sentido, uno de los objetivos principales es que los niños “aprendan los puntos de actuación de los movimientos fundamentales que tienen aplicación universal, desarrollando vías de reclutamiento motor, garantizando un movimiento seguro y eficiente ahora y en el futuro”; como explican en la guía oficial.

Beneficios del crossfit para niños

La práctica de crossfit kids puede tener muchos beneficios para los niños. Principalmente los siguientes:

  • Adquisición de de hábitos saludables. Sin una actividad física en la que comprometerse es muy fácil que niños y jóvenes pasen demasiado tiempo sentados enganchados a sus aparatos tecnológicos. La práctica del crossfit puede ayudar  a los niños a tener una salida para estar físicamente activos y también para inculcarles hábitos saludable a una edad temprana.
  • Mejora de las capacidades físicas. Las personas que hacen ejercicio son más fuertes, más rápidas, tienen más resistencia y, en general, están más saludables. Sin embargo, a una edad temprana, el cerebro humano comienza a hacer conexiones y adaptaciones neurológicas. Debido a las diversas disciplinas y tareas que se realizan, los niños crearán muchas conexiones que les serán de gran utilidad en el futuro.
  • Desarrollo de habilidades sociales. El crossfit es una actividad que ayuda a hacer amigos, es decir, es una actividad social. De hecho, se crea un entorno en el que se puede enseñar a los niños muchas habilidades sociales. Los pequeños aprenden a interactuar, colaborar y apoyarse unos a otros a través del ejercicio. Los entrenamientos les presentan nuevos desafíos y una competencia amistosa. Esta es una excelente manera de aprender a trabajar en equipo, especialmente para los niños que no disfrutan de los deportes de equipo.
  • Mejor rendimiento escolar. El ejercicio no solo es bueno para el cuerpo de un niño, sino que también puede ayudar a su mente. Por ejemplo, un estudio de 2013 del British Medical Journal encontró que cuanto más activos son los niños a los 11 años, mejor se desempeñan en los exámenes de inglés, matemáticas y ciencias en los años siguientes.
  • Mayor confianza. Con la práctica del crossfit, los niños se vuelven más seguros, más dispuestos a asumir riesgos y a creer en su potencial.
    Entrenador de crossfit para niños con un alumno.

Precauciones

A pesar de que el crossfit tiene muchos beneficios para los niños, muchos padres se preguntan si es un deporte seguro. Y con razón. De hecho, ya hemos comentado lo importante que es contar con un entrenador especializado, bien capacitado y con licencia oficial. Esto garantiza que los entrenamientos estén diseñados por profesionales.

Entre las precauciones que hay que tener a la hora de que los niños hagan crossfit tenemos que tener en cuenta las siguientes:

  • Los pequeños deben hacer un entrenamiento general y global para obtener un desarrollo físico armonioso.
  • Cualquier actividad física realizada en exceso puede ser perjudicial.
  • El esfuerzo severo podría provocar rabdomiólisis, que es la ruptura de las fibras musculares liberadas en el torrente sanguíneo y podría causar daño renal.
  • El entrenamiento debe abordar las necesidades, metas y habilidades de los niños según su edad.
  • El entrenamiento tiene que estar diseñado individualmente de acuerdo con la edad biológica, la edad de entrenamiento, la competencia motora, la madurez psicosocial, la competencia técnica y los niveles de fuerza del niño.

En definitiva, siempre que los niños y adolescentes estén siendo guiados por profesionales que entiendan cómo desarrollar un programa de entrenamiento de manera lenta y segura podremos confiar en que las actividades que implica el crossfit infantil puedan tener grandes beneficios.

Si se dan las condiciones adecuadas, el crossfit para niños no solo puede ayudar a tener mejor salud y forma física, sino que también puede fomentar el hábito de ejercicio para toda la vida.