¿Conoces cuál es el té blanco o té de la mujer?

Proveniente la provincia de Fujian en China, el té blanco es extraído de los botones y las hojas tiernas de la planta Camellia Sinensis. El té blanco también es considerado el té de la mujer.

Su nombre se debe a la vellosidad blanca o plateada que recubre los botones y las hojas jóvenes de la planta. Se conoce también como Pekoe punta de plata, Blanco de China o Blanco de Fujian.

Para que un té sea catalogado como “pekoe” debe estar hecho de hojas tiernas o yemas. Estarán cubiertas con esa pelusa blanca que es el signo inequívoco de la juventud de la planta y que garantiza una calidad superior del té.

¿Por qué el té blanco es el té de la mujer?

El té blanco tiene múltiples beneficios para todas las personas. Pero hay algunos efectos que benefician especialmente la salud de las mujeres y generan bienestar.

Beneficios del té blanco

Antioxidante

El té blanco es la bebida con mayor porcentaje de antioxidantes en el mundo entero. Es rica en polifenoles y catequinas, que son micronutrientes contenidos en las plantas que funcionan en el cuerpo como antioxidantes:

  • Previenen el cáncer, incluyendo el cáncer de mama y de útero, evitando las mutaciones del ADN (que puede representar precisamente el inicio de varios tipos de cáncer).
  • Previenen la aparición de quistes en los ovarios y tumores.
  • Favorecen el funcionamiento del sistema inmune, evitando así el contagio de enfermedades. Además, dificulta el desarrollo de virus y bacterias.
  • Ayudan al aparato circulatorio. Regulan los niveles de colesterol, previniendo enfermedades coronarias e infartos. También regula la presión arterial.
  • Los antioxidantes protegen a las células del cuerpo de los efectos de los radicales libres, por lo tanto, previenen el envejecimiento y la aparición de las arrugas.
  • Protegen a la piel de los efectos de la luz ultravioleta, preservando su belleza.
  • Contribuyen al mantenimiento de los niveles normales de glicemia en la sangre, previniendo la diabetes.
  • Es también beneficioso en caso de embarazo.

El té blanco posee una gran variedad de beneficios.

Colabora en el control de peso

Se ha comprobado que el té de la mujer tiene diversas propiedades que contribuyen a prevenir la obesidad, entre otros beneficios:

  • Evita la retención de líquidos.
  • Acelera el metabolismo.
  • Ayuda a quemar grasas.
  • Impide la formación de tejido adiposo.
  • Cuando se toma caliente, disminuye el apetito.
  • Ayuda a combatir la osteoporosis y a reducir los síntomas de la artritis.

Cuida la piel y el cabello

Los antioxidantes son considerados como “embellecedores naturales” por sus numerosos efectos positivos en la piel y el cabello, favoreciendo el aspecto de quienes los consumen. El té de la mujer:

  • Previne la caída del cabello.
  • Combate la dermatitis seborreica.
  • Previene enfermedades cutáneas.
  • Estimula la producción de colágeno y elastina, proteínas de los tejidos del cuerpo que previenen las arrugas.

Ayuda a la digestión

  • Favorece las funciones intestinales y del aparato digestivo en general.
  • Liberar toxinas y grasas hace que le té blanco sea depurativo.

Otros beneficios

  • Elimina la fatiga.
  • Disminuye los riesgos de sufrir caries dentales ya que contiene flúor.
  • Es cicatrizante.
  • Tiene baja concentración de cafeína en comparación con los otros tipos de té y el café.
  • Es más efectivo que consumir vitamina C y E de manera artificial.

El té blanco tiene un sabor dulce y delicado.

Sabor delicado y agradable

El té blanco tiene un sabor dulce y delicado. Y ello lo convierte en una bebida que se toma por placer.

¿Cómo se toma el té de la mujer?

Existen variantes del té blanco como el té blanco Pu Erh de la región de Yunnan, el té Darjeeling blanco de la India, el té Bai Hao Yinzhen de Fujian y el té blanco Malawi de África. Algunos son costosos por su procedencia y procesamiento.

Se recomienda preparar una infusión con las hojas al natural para tomar en la mañana. Es en esa hora cuando el cuerpo aprovecha mejor sus nutrientes. La medida ideal son dos tazas al día, evitando las horas de la noche ya que en algunas personas podría provocar insomnio.

Al igual que sucede con los vinos, los amantes de la buena cocina experimentan mayor placer al combinar comidas y bebidas con el fin de resaltar los sabores y aromas. Por su sabor sutil, el té blanco combina con postres o comidas no muy condimentadas.

No está de más señalar que todos los beneficios del té blanco se potencian con hábitos de vida saludables. Sobre todo, con una dieta balanceada en la que predominen los productos naturales. Esa dieta debe estar acompañada de una rutina de ejercicio apropiada para cada persona.

Categories: Salud Etiquetas:
Te puede gustar