14 plantas medicinales para embarazadas

Muchas plantas cuentan con propiedades analgésicas, antioxidantes e incluso tranquilizantes. En las embarazadas, puede que muchas de estas sean efectivas. Te presentamos una selección de las mismas a continuación.
14 plantas medicinales para embarazadas

Escrito por Gladys González

Última actualización: 16 enero, 2022

La naturaleza esconde secretos increíbles para estar saludable en el embarazo y garantizar el desarrollo normal del bebé. Conoce 11 plantas medicinales para embarazadas.

El embarazo es la historia de amor más bella que se pueda escribir en el mundo, porque es una entrega incondicional de tu corazón por completo. Pero, es importante que sepamos muy bien cómo proveerle a nuestros chiquitines todo lo que necesitan para que crezcan sanos y fuertes.

Por fortuna, la naturaleza es una fuente inagotable de salud y bienestar para los seres humanos, en especial, si estamos atravesando un momento tan importante como la gestación. El uso terapéutico de plantas medicinales y sus derivados se conoce como fitoterapia, la cual se puede convertir en la principal aliada de la mujer embarazada.

Algunas plantas te ayudan a mantenerte fuerte para tu chiquitín y aliviar las molestias

Aunque esta ciencia ha existido desde hace muchísimo tiempo, hoy se conoce con mayor profundidad. Por lo tanto, la lista de opciones para las futuras mamás es de gran valor, sobre todo, porque necesita recuperarse de la pérdida de hierro, calcio, estreñimiento y evitar las placentas débiles.

Indudablemente, la mayoría de los recursos que se consiguen en estas muestras naturales, se pueden encontrar en pastillas elaboradas por laboratorios. Sin embargo, nadie duda del poder de los remedios caseros, ni siquiera la misma ciencia. Así que, si te animas a probar una de estas alternativas, consúltale a tu doctor de confianza y disfruta de las bendiciones del mundo natural.

Plantas medicinales para las nuevas mamás

Las plantas medicinales son perfectas para aliviar algunas molestias del embarazo y prevenir ciertos problemas que generan dificultades. Por supuesto, no deberías ingerirlas sin antes preguntarle al médico, y no es recomendable exceder la dosis recomendada, porque sus efectos podrían ser negativos.

Y como en este instante lo que no deseamos es cualquier escenario de conflicto, veamos cuáles son las hierbas que sí podemos ingerir durante el embarazo:

1. Saúco

Es un diurético suave, que pone límites a la retención de líquido típica del embarazo. Asimismo, cuando se utiliza como pomada o ungüento ayuda a prevenir los hematomas y torceduras. Debes tener cuidado de no ingerir la corteza porque funciona como purgante fuerte.

La actividad diurética del saúco, sobre todo del saúco negro, viene dada por la cantidad de flavonoides que contienen las flores y las bayas. Este hecho se evidenció en un estudio publicado en Journal of Functional Foods. El estudio también confirma las propiedades diaforéticas y antipiréticas de la planta.

2. Tilo

Se puede preparar como una deliciosa infusión, que sirve para calmar los nervios y evitar los tromboembolismos (coágulo que se mantiene situado en el sistema vascular y se desplaza hacia el torrente sanguíneo). Si sufres de migraña, es recomendable hacer un té con la corteza.

3. Jengibre

Hierve un poco de esta raíz para reducir las náuseas, mejorar los procesos digestivos y dolencias en el abdomen. No te excedas de un 1 gramo diario.

Un estudio publicado en la revista Canadian Family Physician demostró que el jengibre es de utilidad para tratar los vómitos y las náuseas del primer trimestre. Esta raíz es capaz de mejorar las náuseas hasta 4 puntos en una escala determinada, mientras que puede eliminar el vómito en 1 de cada 3 mujeres.

4. Sábila

El cristal de esta poderosa planta alivia la dermatitis, cicatriza rápidamente, calmas las quemaduras, etc. Ni los niños ni las embarazadas deben ingerirlo, porque funciona como diurético y provoca las contracciones.

Los melasmas son manchas oscuras en la cara producto del efecto de las hormonas durante el embarazo, las cuales desaparecen por sí solas al final de la gestación. Por fortuna, un estudio publicado en Journal of Cosmetic and Laser Therapy demostró que el aloe vera o sábila mejora la apariencia de estas manchas hasta en un 32 %.

Por otro lado, las cremas con aloe vera y almendras dulces previenen la propagación de las estrías abdominales en las mujeres primerizas. Este hecho se evidenció en un estudio publicado en Journal of Maternal-fetal and Neonatal Medicine. Dicho artículo también expuso que las cremas disminuyen el eritema y la picazón en el embarazo.

5. Equinácea

Esta bella flor es perfecta para fortalecer el sistema inmunológico y disminuye las posibilidades de sufrir catarros. Los niños menores de 12 años no pueden beber este té, puesto que les provoca vómito.

Un estudio demostró que la equinácea es útil para tratar infecciones del tracto respiratorio superior en el primer trimestre del embarazo. Por fortuna, su consumo no demostró un efecto teratogénico relevante, no obstante, aún es necesario realizar más estudios al respecto.

6. Caléndula

Una pomada elaborada con esta planta alivia las várices incipientes. Nunca bebas de esta infusión, pues afecta el útero. 

La caléndula también puede ser de utilidad en las mujeres que hayan dado a luz. El aceite esencial de esta flor es de utilidad a la hora de reducir el dolor después de una episiotomía según un artículo de la prestigiosa Journal of Maternal-fetal and Neonatal Medicine.

7. Manzanilla

Para los dolores de barriga y cólicos.

Por otro lado, una revisión bibliográfica publicada en Journal of Obstetrics and Gynaecology demostró que la manzanilla también es útil para disminuir los vómitos y las náuseas del primer trimestre del embarazo. El estudio citado también demostró que otros productos naturales como el jengibre, el limón y la menta son capaces de aliviar estos síntomas.

8. Hoja de frambuesa

Tonifica la masa muscular del útero, favoreciendo el trabajo de parto. Posee vitamina E, calcio y hierro. Un estudio demostró una reducción en la duración de la segunda etapa del trabajo de parto en las mujeres que ingieren una infusión de hojas de frambuesa. No obstante, otros estudios realizados no han demostrado beneficios o riesgos significativos.

9. Ortiga

Previene las hemorragias, permite tener una buena absorción del hierro y aumenta la producción de leche materna.

10. Rosa canina o silvestre

Este arbusto que contiene grandes dosis de vitamina C, fortalece la placenta y disminuye los problemas en el parto. 

Tal y como sucede con la caléndula, la rosa canina también es de utilidad después del embarazo. De hecho, un estudio publicado en la revista Phytotherapy Research demostró que las cápsulas del fruto de esta planta es capaz de disminuir la incidencia de infecciones urinarias después de una cesárea.

11. Raíz de romaza

Conocida como lengua de vaca, es la asociada perfecta para combatir el estreñimiento. Se debe tomar tres cucharaditas de té al día y, poco a poco, vas incorporando una porción adicional hasta conseguir el efecto.

12. Esencia de lavanda

La lavanda es una planta que cuenta con múltiples propiedades medicinales, posee efectos relajantes y ansiolíticos cuando se consume en té. Además, la aplicación tópica del aceite esencial posee efectos antiinflamatorios y analgésicos.

A pesar de que su efectividad en el embarazo no está comprobada, un estudio publicado en Complementary Therapies in Clinical Practice demostró su efectividad durante el trabajo de parto. En este sentido, la aromaterapia durante el parto puede ser de utilidad para el manejo del dolor.

13. Linaza

Se trata de una planta que contienen una gran cantidad de fibra, por lo que es de utilidad en el tratamiento del estreñimiento durante el embarazo. En este sentido, un estudio reciente demostró que el aceite de linaza es un laxante efectivo y seguro durante el segundo trimestre del embarazo.

14. Semillas de eneldo

Más allá de ser una planta beneficiosa durante el embarazo, el eneldo tiene sus verdaderos beneficios durante el parto. Una investigación publicada en Complementary Therapies in Clinical Practice demostró que las semillas de eneldo pueden reducir la duración del parto. Sin embargo, esta planta solo se recomienda en gestantes de bajo riesgo por la falta de estudios.

Hierbas peligrosas para embarazadas

Beber o utilizar estos recursos naturales puede ser tan beneficioso como delicado. Algunas plantas como, por ejemplo, el estafiate, que es muy bueno para los cólicos, podría causar anomalías en el feto.

La valeriana interfiere con el uso de medicamentos antidepresivos. Asimismo, la manzanilla o camomila en exceso te va a quitar el sueño, mientras que el árnica estimula los derrames de sangre.

Nunca ingieras ninguna hierba sin consultarle a tu doctor

La consuelda es una planta peligrosa para el chiquitín, puesto que llega a la leche materna y lo intoxica. Esto mismo ocurre con el ginkgo biloba y el anís estrellado.

Pregúntale a tu médico antes de probar estas opciones que nos da la madre tierra, sigue sus recomendaciones y garantiza un buen crecimiento de tu retoñito.