Cómo quitar manchas en ropa blanca

Astrid Moreira · 8 enero, 2019
Existen muchas formas de eliminar las manchas en una prenda blanca, aunque a veces se piense que es imposible. En el siguiente artículo explicaremos cómo quitar manchas en ropa blanca de forma sencilla y rápida.

Una prenda de color blanco suele ser delicada, más aún cuando cae algún líquido sobre ella. Por eso es tan importante conocer cómo quitar manchas en ropa blanca sin cometer el error de dañarla. Con estos trucos que te presentamos a continuación podrás salvar todas las prendas blancas que tienes guardadas en el armario y rescatar aquellas que te habías dejado de poner porque tenían manchas.

A muchas personas se les complica lavar la ropa, sobre todo cuando toca lavar prendas difíciles como las de color blanco. Cuando los niños pintan o la hora de la comida suelen ser momentos perfectos para manchar las camisas, ¿no os pasa?

Cómo quitar manchas en ropa blanca

Antes de mencionar los consejos, es importante saber que no importa cuánto tiempo esté la mancha en la ropa. Con estos trucos podrás resolver la limpieza de las prendas en poco tiempo.

1. Bicarbonato y limón

Las manchas amarillas son de las más molestas. Suelen aparecer en todas las camisas blancas, pero con un poco de bicarbonato y limón, podrás encontrar la solución a este problema. Frota medio limón por todo el área donde esté la mancha, añade bicarbonato y luego dejar secar al aire libre. Cuando se le haya ido la humedad,mete la prenda a lavar de forma normal y ¡saldrá sin mancha!

El bicarbonato y el limón son perfectos para eliminar manchas

2. Lejía o cloro

Con el tiempo, la ropa blanca suele ir tomando un tono amarillo que, como decíamos antes, no es para nada agradable, pero con un poco de cloro y agua es muy probable que vuelva a su color natural. Tendrás que mezclar en un recipiente cien mililitros de cloro en diez litros de agua, luego sumergir la ropa y dejar veinte minutos para que pueda aclarar. ¡Y listo! No olvides agregar un suavizante para que tenga buen aroma.

¿Sabías que el cloro es un componente efectivo y útil para que las prendas vuelvan a su color blanco natural?

3. Agua oxigenada

Una forma más natural de quitar el tono amarillo de la ropa blanca es usando agua oxigenada. Primero debes mezclar el agua fría con el agua oxigenada para después sumergir la ropa por unos veinte minutos antes de ponerla a lavar. Si su color no vuelve a su estado natural, puedes repetir el proceso hasta que tengas los resultados esperados.

4. Quitamanchas

Si de manchas con aceite se trata el problema, una buena solución para solventarlo es usando un quitamanchas casero, por ejemplo con vinagre y sal. Otra opción es el bicarbonato, para lo que tendrás que extender un poco sobre la mancha y lograr que penetre en la mezcla. Después añade detergente, frota durante unos minutos hasta que haga espuma y, por último, a la lavadora.

Aunque es cierto que la dificultad para quitar este tipo de suciedad puede exigir productos específicos. En cualquier caso, recuerda que después de aplicar el quitamanchas debes lavar la prenda normalmente.

5. Lavavajillas

Para este tip necesitarás detergente para lavavajillas y peróxido de hidrógeno (agua oxigenada). Debes mezclar dos porciones de peróxido y una porción de detergente líquido. Cuando esté listo, puedes usar un atomizador y aplicarlo en la zona de la mancha.

6. Tiza blanca

Esta técnica es la menos utilizada pero es realmente efectiva por las propiedades de la tiza blanca. Lo primero que debes hacer es frotar suavemente la tiza sobre la mancha y esperar aproximadamente diez minutos para que las propiedades de la tiza absorban la mancha. Para terminar, lava con agua fría y no utilices nunca la secadora porque la mancha se perpetuará en la ropa.

7. Vino blanco

Es habitual que unas gotitas de vino tinto manchen la ropa. En este caso, la mejor solución es usar un poco de vino blanco para que la contrarreste y elimine por completo de la prenda.

El vino blanco contrarresta las manchas de vino tinto

Usando una servilleta o toalla, seca presionando sobre los bordes de la mancha para que no se expanda, evitando que se adhiera en cualquier otra parte de la prenda. Así facilitarás el lavado de tu ropa, eliminando la mancha de forma fácil y sencilla.

Con estos prácticos consejos de cómo quitar manchas en ropa blanca podrás volver a utilizar esas prendas que tienes olvidadas en el armario y limpiarlas fácilmente cuando lo necesites.