Cómo explicar el ADN a los niños

Olga Carbajo · 20 abril, 2019
Acercar la genética a los más pequeños no es tarea fácil, pero con un poco de imaginación podemos hacérsela más divertida y despertar en ellos la curiosidad por la ciencia.

El ADN, ¿una molécula tan pequeña puede ser la responsable de controlar la actividad de todo nuestro cuerpo? Así es y, además, se encuentra presente en todos los organismos vivos y es la culpable de que nos parezcamos a nuestros padres, en lo bueno y en lo malo.

James Watson, padre del ADN (1953), dijo en una ocasión: “Antes pensábamos que nuestro futuro estaba en las estrellas. Ahora sabemos que está en nuestros genes.”

Os propongo una sencilla receta para explicar el ADN a los niños e iniciarlos en el fascinante mundo de la ciencia. Y ¿quién sabe?, quizá el día de mañana sean unos grandes científicos. Pero antes de ponernos con las manos en la masa, debemos contestar a la siguiente pregunta: ¿Qué es el ADN?

¿Qué es el ADN?

El Ácido desoxirribonucléico, ADN, es una molécula bicatenaria formada por bases nitrogenadas y pentosas fosfato. Es el ácido nucleico que contiene la información genética y hereditaria de los seres vivos.

Además, es el responsable del funcionamiento no solo de las células, sino de todo el organismo. Esta información está contenida en secuencias nucleotídicas más pequeñas llamadas genes. Los genes serán leídos y traducidos a proteínas, que son las encargadas de llevar a cabo las órdenes contenidas en el ADN.

Cómo explicar el ADN a los niños
Fuente: www.quesela.net

Receta para explicar el ADN a los niños

Necesitaremos un recipiente adecuado para llevar a cabo nuestra receta. El núcleo de una célula eucariota sería lo ideal. Si no encontráramos uno, una célula procariota, como por ejemplo una bacteria, también puede valer. Los procariotas tienen su ADN disperso en el citoplasma, carecen de núcleo, pero no importa.

Es muy importante que el proceso se lleve a cabo a una temperatura entre los 30 y 35 grados. Este rango de temperatura favorece la formación de los enlaces entre los distintos componentes del ADN.

Ingredientes:

  1. Bases nitrogenadas púricas. Son compuestos químicos formados por dos anillos pegados: uno hexagonal y otro pentagonal. Compuestos por carbono, hidrógeno y nitrógeno. Debemos coger los de las letras A de adenina y G de guanina.
  2. Bases nitrogenadas pirimidínicas. Estos compuestos químicos están formados por un único anillo hexagonal de carbono, hidrógeno y nitrógeno. Hay que tener cuidado a la hora de escogerlas; solo aquellas que tengan una letra T de timidina y C de citosina. Si cogemos las de la letra U de uracilo obtendremos ARN en vez de ADN.
  3. Pentosas. Un poco de azúcar para endulzar nuestra receta. Nota: el azúcar que forma parte de la estructura del ADN es una desoxirribosa; el azúcar ribosa se utiliza para la fabricación de ARN
  4. Fosfatos. Para completar nuestra molécula de ADN debemos añadir un grupo fosfato a cada uno de los azúcares, de forma que obtendremos una pentosa fosfato. El fosfato está presente tanto en la molécula de ADN como en la de ARN por lo que aquí no hay peligro en equivocarnos

Comprobamos el resultado de nuestra receta para explicar el ADN a los niños

Debemos esperar un tiempo para que se formen los enlaces correspondientes entre las diferentes moléculas. Transcurrido este tiempo, nuestra molécula de ADN debe tener forma de vía de tren si se encuentra extendida. Si, por el contrario, se encontrara algo más plegada, su forma será similar a la de una escalera de caracol.

Las bases nitrogenadas se habrán unido entre sí de dos en dos, y siempre una púrica con una pirimidínica: Adenina con Timina y Guanina con Citosina, y las encontraremos en el interior de la molécula como si fueran los travesaños de la vía del tren. Las pentosas fosfato deben habernos quedado en el exterior de la molécula, unidas a las bases nitrogenadas.

Curiosidades del ADN

El orden en que hayan quedado las letras (bases nitrogenadas) de nuestro ADN es muy importante, ya que trasmiten un mensaje. Un segmento de nuestro ADN determina un gen y cada gen hace referencia a una característica de nosotros mismos: el color de nuestro pelo, de los ojos…

Cómo explicar el ADN a los niños.
Fuente: www.importancia.org

Tenemos entre 25.000 y 35.000 genes en cada célula de nuestro cuerpo. Un gen muy largo puede tener hasta 10.000 pares de bases nitrogenadas y cada célula alberga 3.200 millones de bases nucleotídicas. El núcleo de una célula eucariota mide unas 5 micas y la molécula de ADN extendida mide 2 metros.  ¿Cómo cabe tanta información en algo tan pequeño?

Toda la información contenida en los genes se pliega hasta formar unas estructuras denominadas cromosomas, con un tamaño de 20 micras . La especie humana almacena toda su información genética en 23 pares de cromosomas. El Proyecto Genoma Humano, que se inició en la década de los 90, concluyó en 2016 la secuenciación completa del ADN humano.

Un último consejo para explicar el ADN a los niños

Para explicar el ADN a los niños cualquier recurso o dato curioso que refuerce vuestra explicación hará despertar en ellos la curiosidad por conocer más. Fabricar vuestra propia maqueta de ADN con caramelos y regalices es una buena actividad para empezar.