Colecho: ventajas y desventajas

Pérdida de intimidad para los padres, dificultades de conciliar el sueño, y algunas desventajas más. Hay muchos padres totalmente contrarios al colecho. En el lado de las ventajas, la madre descansa mejor al tener al niño al lado y se van creando lazos familiares muy intensos.

Con la popularización del colecho ha surgido un gran debate sobre sus aspectos positivos y negativos. En la actualidad se mantiene cierta división en la opinión pública, entre los padres que lo practican y quienes no están de acuerdo.

En un principio, la práctica de ‘la cama familiar’ tiene sus ventajas y desventajas. Este método de convivencia familiar, tiene que observarse desde el punto de vista del bebé. ¿Tiene algún beneficio el colecho para el más pequeño de la casa?

Ventaja: el colecho facilita la lactancia y las labores de cuidado en general

No es lo mismo tener al bebé al lado y atenderlo, que tener que cruzar hasta el otro cuarto para hacerlo. Para muchas madres, dormir con el bebé permite asumir la lactancia con mayor comodidad durante la noche. Esto resulta muy útil sobre todo durante los primeros meses y es lógico que muchas mujeres prefieran esta dinámica para poder descansar un poco más. Y un mejor descanso tanto para el bebé como para la madre, siempre es deseable.

Desventaja: los niños podrían volverse más dependientes a sus padres

Un niño que crece durmiendo al lado de sus padres se siente más seguro y protegido. No obstante, esto podría generar dificultades a los niños en etapas posteriores, cuando les toca dormir solos en su cuarto.

Desde esta perspectiva, los pequeños podrían sentirse sobreprotegidos y dependientes. La consecuencia podrían ser algunos problemas a la hora de enfrentar sus miedos y adaptarse a un espacio propio. En todo caso, los padres deberán pensar en cómo trabajar este tipo de carencias o peculiaridades.

Algunos expertos aseguran que el hecho de dormir con los padres puede conllevar problemas para que el niño concilie el sueño. No solo porque tardarán más en conciliar un sueño reparador, sino porque dormirán menos tiempo y se despertarán muchas veces a lo largo de la noche.

El colecho, una práctica discutible.

Ventaja: la cama familiar tiene grandes beneficios para la salud del bebé y la madre

Se cree que los niños que duermen al lado de sus madres maman tres veces más que aquellos que duermen en cuartos separados. Añadido a esto, la cercanía le permitirá a la madre conciliar el sueño con mayor facilidad durante las paradas nocturnas.

Con respecto a la influencia del colecho en el descanso de los niños, aún no hay resultados del todo concluyentes. No obstante, se piensa que esta práctica ayuda alcanzar con mayor facilidad la etapa del sueño REM. La atención materna rápida facilitaría un fácil retorno a la siesta.

Desventaja: dormir con un bebe en la cama puede suponer riesgos para el bebé

Uno de los problemas de la llamada ‘cama familiar’ es que los niños quedan en el medio del colchón. Siendo esto así, siempre existirá algún riesgo de aplastamiento o asfixia con las sabanas; si los adultos tienen el sueño pesado, el peligro es aún mayor.

Cuando el pequeño crece el espacio simplemente se reduce. Las patadas pueden ser desagradables para los padres y pueden aparecer dolores musculares debido a malas posturas. Todo dependerá de los hábitos al dormir de cada integrante familiar.

El colecho, una práctica discutible.

Ventaja: se estimula la conexión y el afecto familiar

En la mayoría de los casos, practicar el colecho tiene un impacto positivo a nivel emocional dentro de las familias. La calidez y el contacto son dos elementos que caracterizan este método de convivencia familiar durante la noche.

El contacto con la piel se hace repetitivo y esto vincula más a los progenitores con su hijo. El niño se siente integrado y cuidado, por lo que se motiva la creación de nexos mucho más cercanos. La unidad familiar casi siempre sale beneficiada cuando toda la familia duerme  unida.

Desventaja: las parejas pierden intimidad y contacto sexual

Bajo la dinámica actual, en donde la actividad laboral es intensa durante toda la jornada, la noche es el momento en donde las parejas pasan momentos a solas. Si se duerme con un bebé en medio de la cama es normal que la actividad sexual decaiga, al menos de forma temporal.

Según los detractores de ‘la cama familiar’, esta disposición genera un alejamiento que puede llevar al divorcio. De ser así, este método no sería tan efectivo para incentivar la unión familiar. La pérdida de intimidad es uno de los puntos que generan más rechazo al colecho.

Categorías: Consejos para cuidar a tu bebé Etiquetas:
Te puede gustar