6 claves del método Montessori para tratar los celos entre hermanos

Los celos entre hermanos les dan muchos dolores de cabeza a los padres. Por eso, estas claves que propone el método Montessori pueden ayudarte a mejorar la situación.
6 claves del método Montessori para tratar los celos entre hermanos
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 03 agosto, 2022

María Montessori fue médica, educadora, investigadora, pedagoga y psicóloga de principios del siglo XX y se ha convertido en una de las grandes influencias en la crianza de los niños. Son muchas las cosas que hemos aprendido de ella y una de esas es a saber cómo tratar los celos entre hermanos.

Poder intervenir y lograr mejorar la relación fraternal puede suponer un enorme alivio en la vida familiar. Por eso, aquí te contamos cómo gestionar los celos y las envidias entre los hermanos según el método Montessori, sin importar la edad que tengan tus hijos. ¡No te lo pierdas!

¿Por qué se producen los celos entre hermanos?

Los celos suelen aparecer ante la llegada de un hermano a la familia. Se trata de un sentimiento que el niño registra, pero que no sabe cómo explicar y muchas veces, lo expresa a través de un comportamiento inadecuado. Esto puede ocurrir en diversos ámbitos de su vida, como por ejemplo, reflejarse en una baja en sus calificaciones escolares.

Sea por la razón que sea, los celos hacen que haya un obstáculo en la relación entre los hermanos y que uno de ellos se sienta desplazado de lo que creía que era su lugar. Por este motivo, los padres debemos mostrarnos comprensivos, amorosos y respetuosos con las emociones de los hijos y promover el diálogo para mejorar esta situación.

Al igual que la alegría o la tristeza, los celos son una emoción natural que el chico tiene que aprender a gestionar. Para ello, debe lograr descifrar qué es lo que le pasa y buscar la forma de expresarlo correctamente. Así, es fundamental tomarse un tiempo para conversar con el pequeño ante la llegada de un hermano, para evitar que la situación empeore con el tiempo.

¿Qué señales nos indican que existen celos entre hermanos?

La aparición de algunas de las siguientes señales nos indicarían que han aparecido los celos:

  • Cambios en el comportamiento del niño mayor.
  • Falta de respuesta a los límites de los padres.
  • Constantes rabietas y berrinches.
  • Regresiones a comportamientos que ya no se corresponden con la edad madurativa. Por ejemplo, hacerse pipí encima luego de haber logrado el control de esfínteres.
  • Imitación de lo que hace el hermano pequeño.
  • Conductas agresivas y rechazo al diálogo.
  • Alteraciones de sueño y pesadillas recurrentes.
  • Cambios en el apetito o en los hábitos alimentarios.
  • Manifestaciones de ansiedad o de baja autoestima.

¿Cómo tratar los celos entre hermanos según María Montessori?

Participar al niño de la llegada del hermanito desde el inicio del embarazo ayudará a que canalice mejor los celos y a que pueda controlarlos más rápidamente.

Para evitar que aparezcan los celos en los niños que esperan la llegada de un hermano, podemos aplicar algunas técnicas que se basan en las enseñanzas del método Montessori. Te las enseñamos a continuación.

1. Hacer partícipe al hermano mayor desde el principio del embarazo

Una de las formas para que los celos no aparezcan cuando nazca el hermano, o por lo menos, que esta etapa sea superada con mayor rapidez, es involucrarle desde el inicio en el embarazo. Debemos contarle que estamos esperando un bebé y que dentro de unos meses llegará un nuevo miembro a la familia, al que habrá que querer y cuidar entre todos.

El objetivo es que el niño perciba esa situación como algo natural, pero no se lo debe cargar con responsabilidades que no le corresponden.

2. No crear falsas expectativas con la llegada del hermanito

Cuando hablamos del nacimiento de un nuevo hermano hay que hacerlo de forma realista. No se debe transmitir que todo va a ser perfecto ni tampoco algo negativo. Lo mejor es sincerarse y explicar qué representa la llegada de un nuevo integrante en la casa, usando un vocabulario acorde a la edad del niño. También, motivarle para que nos pregunte sus inquietudes acerca de ese acontecimiento.

3. No comparar a los hermanos

Sin importar la edad que tengan, nunca se debe comparar a los hermanos. Hacer distinciones, ya sean positivas o negativas, solo daña la autoestima y aumenta los celos.

4. Reafirma el papel de cada hermano

Debemos darles independencia a cada uno de los hermanos y dejarles que tengan su propio espacio. Ellos mismos deben poner en práctica aquellas nuevas capacidades, aunque fallen en muchas de ellas. No debemos olvidarnos que de los errores se aprende más que de los aciertos.

Fomentar la relación entre los hermanos contribuirá a que desaparezcan los celos. Una buena opción es contar con la ayuda del mayor a la hora de brindarle cuidados al pequeño. Cuando crezcan, ese sentimiento de colaboración será mutuo.

5. Contar con el hermano en todo lo que sea posible

Podemos contar con la ayuda del hermano a la hora de cambiarle la ropa al bebé o al prepararle el baño. Cuando sean más grandes, también podremos incentivar al mayor a que acompañe al más chico al colegio, o que lo ayude a hacer sus deberes, entre otras actividades.

No importa la edad que tengan tus hijos, saber que siempre cuentan con la ayuda del otro, los ayudará a afianzar su relación.

6. Intervenir adecuadamente ante los llamados de atención

Es posible que los hermanos mayores tengan constantes llamadas de atención debido a los celos, o al revés. De cualquier modo, siempre que uno de ellos demande la atención de sus padres, lo mejor será dársela. Para ello, es importante dialogar con los niños, buscar momentos para compartir todos juntos y también, otros de exclusividad. Es necesario que todos los hijos entiendan que no necesitan hacer “ruido” para que sus padres quieran pasar tiempo con ellos.

Sobre las claves para tratar los celos entre hermanos según Montessori

Ya has visto lo sencillas que son estas técnicas para tratar los celos entre hermanos. Ahora, solo queda ponerlas en práctica para que la situación familiar mejore. La paciencia, el amor y el respeto son claves en la crianza de los hijos y serán de gran ayuda, sobre todo, ante estas esperables crisis de la vida.

Te podría interesar...
Lecciones de María Montessori para los padres
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Lecciones de María Montessori para los padres

Estas son algunas de las mejores lecciones de María Montessori, que recopiló a lo largo de décadas de estudio del comportamiento infantil.



  • Montessori, M., & Bofill, M. (1986). La mente absorbente del niño. Diana.
  • Dattari, C., Bonnefont, J., Falcone, C., Giangrandi, B., Mingo, G., Naretto, D., & Souper, C. (2017). El Método Montessori. Teoría de la educación. En internet: https://d1wqtxts1xzle7.cloudfront.net/54740567/Montessori_FINAL-with-cover-page-v2.pdf?Expires=1659358873&Signature=O9LKih-xEY1yiXM6oiM4FQNL4IYR5Z1i7JBwHgbk-jGiGMrojvQOWP3D~aha5iWYydh-rW-3-WYc53W6EGleof0VG8XqN7DGGTCftLpRSwivk44eK1HwdIboduczRHdhkM~ags91OqSWbN6nN63ebfKlGW~4d5NSHOJ2SdSPF4HFtQCtF6~6ZhP-XP7VjZ1RSOlKXowOPSmsmIyqH4GiAOr~BmxxW-g1QUollZ3YFhXDBTtr0JuhDsKAPPd0QfZcmPPgSwxdpMMlh-KxE6BYln-Dcn4VSQ4Fr8gBP~mI~1tTg6UybgzRLx6wXcDZPtj5R9s6qjLMxIGCvjSHWYmS~Q__&Key-Pair-Id=APKAJLOHF5GGSLRBV4ZA