Ciertos alimentos pueden inducir el parto

La bromelina de la piña puede inducir relajación musular, no obstante se necesitarían cantidades enormes de esta sustancia para provocar un parto.
Ciertos alimentos pueden inducir el parto
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 11 febrero, 2022

Puede haber muchos mitos alrededor de este tema, sin embargo, hay muchas personas que aseguran que algunos alimentos pueden inducir el parto. Pese a que no existe suficiente soporte científico al respecto, puede llegar el momento en que la madre decida probar si puede darle una ayudadita al calendario y dar a luz.

¿Será cierto que exista algún alimento capaz de inducir el parto? Pues muchas mujeres experimentadas en el tema piensan que sí y otras no tan expertas desean que sea cierto y además están dispuestas a probarlo. Si decides intentarlo, a continuación de damos algunas “recetas” para buscar ese estímulo que requieres.

1. Especias y plantas aromáticas

Es común creer que plantas como la albahaca, el orégano, el tomillo, el perejil o la salvia e incluso el anís o la pimienta cayena, pueden provocar contracciones en el útero. No obstante no existen estudios en humanos que garanticen su potencial abortivo o su acción en los músculos del útero.

2. Aceite de ricino para inducir el parto

Es comprensible que tengas miedo a probar estos alimentos, pero el mito sobre el aceite de ricino es arcaico. Este producto es obtenido de una semilla que en realidad es tóxica, pero cuyo aceite es comestible.

El aceite de ricino puede inducir el parto, tal y como afirma un estudio publicado en la revista “Women Birth”. Esto se debe a que es capaz de provocar que se contraigan los músculos del intestino, causando que se originen calambres en el útero.

7f6749524f0d406feb11ef4b054c3d1d

3. Alimentos picantes

La comida picante en algunos casos es contraindicada durante el embarazo por causas relacionadas con la acidez estomacal u otras complicaciones gástricas. Sin embargo, aunque se incluyen en la lista de los alimentos que podrían iniciar el proceso de parto, no existe evidencia real de que esto podría funcionar.

4. La piña

Esta fruta tiene muchas propiedades y según algunas madres también se le puede sumar la de ayudar con la pronta venida del bebé. Se cree que una enzima conocida como bromelina, presente en la piña fresca, es capaz de causar que el cuello uterino se ablande. Estudios científicos aseguran que la ingesta de grandes cantidades de piña puede aumentar la motilidad uterina.

No obstante, pese a que esto podría ser de algún modo cierto, es sabido que la cantidad de bromelina que contienen las piñas puede ser en realidad muy baja. Es decir, hará falta ingerir grandes cantidades de fruta para conseguir, al menos, que se relaje el intestino.

5. Hojas de frambuesa

El uso de las hojas de frambuesas está relacionado a la preparación de infusiones con propiedades relajantes. Esto implica que quizá este efecto de relajación permita que un embarazo a término consiga su desenlace al bajar los niveles de estrés. 

Sin embargo un estudio en animales observó efectos secundarios no deseados que desaconsejarían su uso en el embarazo. Por este motivo, y aunque es un remedio de uso muy habitual, se recomienda consultar antes con el ginecólogo.

6. Raíz de regaliz

Al contrario que lo indicado con las hojas de frambuesa, la raíz de regaliz es una de las plantas que parece estar contraindicada durante el embarazo de forma clara.

Según el Centro Nacional de Medicina Complementaria e Integrativa de Estados Unidos un consumo excesivo se ha asociado con partos prematuros y problemas de salud en los bebés.

7. El ajo

En el mismo orden de las plantas aromáticas podría conseguir una estimulación y el desplazamiento del feto a su posición final y previa al alumbramiento. Comer ajo en cantidades suficientes, es una de las recetas que desde antaño se indica para inducir el parto, sea un procedimiento comprobado o no.

8. Una planta llamada Cohosh

No es una hierba muy común en el mundo, se trata más bien de un producto de origen norteamericano que se usa en forma de té. Al parecer el té de cohosh, puede provocar contracciones de moderadas a fuertes.

Pese a que no existen pruebas científicas que respalden este hecho, es preferible ser precavidos y estar en contacto permanente con nuestro médico.

9. Dátiles, otro alimento con posibilidad de inducir el parto

Los dátiles son un alimento dulce, saludable y muy energético. Por este motivo tienen muchas propiedades, entre las cuales podría caber la capacidad de inducir al parto o, por lo menos, reducir la necesidad de inducirlo de forma médica.

Por el momento los estudios son pocos y solo se puede determinar la existencia de una relación (pero no detectar causa y efecto). Los autores de esta investigación concluyen que “el uso de dátiles en la recta final del embarazo redujo la necesidad de estimular el parto con oxitocina, pero no aceleró el inicio de este”.

Otros métodos para inducir el parto

A parte de todos los alimentos que puedes incluir en la cesta de la compra, existen otras recomendaciones que se pueden aplicar en los últimos días de embarazo y ayudar en la llegada del nacimiento.

Pero en este caso también se trata de métodos anecdóticos cuya eficacia no se ha comprobado. Por este motivo otra vez es necesario reiterar la advertencia de consultar siempre con el proveedor de salud adecuado.

Entre los más citados y utilizados por las mujeres embarazadas se encuentran los siguientes:

  • Ejercicio físico, por ejemplo en forma de caminata larga. Por lo menos sí que será útil para manejar el estrés y relajarnos.
  • Practicar sexo, pues el orgasmo puede favorecer la liberación de oxitocina.
  • La estimulación de los pezones tendría la capacidad de contraer el útero.
  • Algunas técnicas manuales como la acupuntura o la acupresión.

¡Para tener en cuenta si quieres inducir el parto!

Como ya hemos dicho, la mayor parte de los alimentos y suplementos cuyas propiedades para inducir al parto se han divulgado, no han sido comprobados científicamente. Además, se puede decir que ninguna de ellas cuenta con el soporte regulatorio sobre su administración segura en estos casos.

c36c629af5c669962ecb5ed6cc6048c2

limitar las cantidades y evitar su utilización en caso de contraindicación directaen contacto con los especialistas y no correr riesgos innecesarios.

La decisión de usar estos alimentos para inducir el parto es personal, sin embargo, recomendamos que nos inclinemos por aquellos alimentos que sabemos que pueden resultar inofensivos. Por ejemplo en el caso de la piña, no hay manera de que las cantidades se sobrepasen, otros productos como el chocolate pueden ser admitidos también en pequeña escala.

Lo importante es no poner en riesgo nuestra salud o la de nuestro bebé, y el nacimiento ya llegará. Es preferible relajarnos y esperar el momento del parto en total armonía y bienestar.

Te podría interesar...
Masaje e higiene para la obstrucción lagrimal
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Masaje e higiene para la obstrucción lagrimal

La obstrucción del lagrimal es un problema común en bebés y adultos. Aquí te contamos algunos datos sobre ella y cómo tratarla.



  • Faezeh M., Ganesan AP., Lang CL., Abrar Al Mahmood S., Baharudin BS., et al., Role of the serotonergic pathway in uterotonic activity of ananas comosus (L.) Merr. an in vitro and in vivo study. Phytomedicine, 2018. 48: 32-42.
  • Johnson J. E, Makaji E, et al. Effect of maternal raspberry leaf consumption in rats on pregnancy outcome and the fertility of the female offspring. Reproductive Sciences. Diciembre 2009. 16. 605-609.
  • National Center for Complementary and Integrative Health. Licorice root. U.S. Department of Health and Human Services. Agosto 2020.
  • Razali N, Mohd Nahwari S. H, et al. Date fruit consumption at term: effect on length of gestation, labour and delivery. Journal of Obstetrics and Gyneacology. Julio 2017. 37 (5): 595-600.
  • Ronit G., Hagit H., Bella S., Shay P., et al., Castor oil for induction of labor in post date pregnancies: a randomized controlled trial. Women Birth, 2018. 31 (1): 26-31.