6 ejercicios para que el bebé se encaje en el canal de parto

Si tu bebé aún no se encuentra cabeza hacia abajo puedes realizar estos ejercicios para ayudarlo a ubicarse. ¡A moverse!
6 ejercicios para que el bebé se encaje en el canal de parto
Maria Elisa Lisotti Luppi

Escrito y verificado por la fisioterapeuta Maria Elisa Lisotti Luppi el 28 septiembre, 2021.

Última actualización: 28 septiembre, 2021

¿Estás lista para convertirte en mamá? Si estás en la recta final del embarazo puede que tu niño ya esté ubicado cabeza abajo. En el caso de que aún no lo haya hecho, te proponemos 6 ejercicios para ayudar a tu bebé a que se encaje en el canal de parto.

A lo largo de la gestación los bebés cambian de posición con frecuencia, sobre todo en el segundo trimestre. Algunos pequeños se orientan hacia un lado y se mantienen ahí hasta el día del nacimiento, mientras que otros continúan con sus piruetas durante un tiempo más.

Naturalmente, cuando ya queda poco espacio, los pequeños se ubican cabeza abajo con el rostro de frente a la columna de la mamá. Si tu bebé aún no logró esta posición, es importante que lo ayudes a lograrla. ¡Te contamos cómo!

Ayuda a tu bebé a encajarse en el canal de parto

El movimiento es la clave para alinear al feto con la pelvis. Por eso, mantener una vida activa con plena conciencia de las necesidades de tu cuerpo es algo muy favorable para ambos.

A continuación, te detallaremos los 6 ejercicios más útiles para ayudar a tu bebé a lograr la posición adecuada para el parto.

1. Caminata

trecking escalada montana aire libre

Realizar caminatas a diario permiten que los huesos de la pelvis se muevan y se liberen las tensiones musculares en la zona abdominal y pélvica. Además, este hábito mejora la circulación sanguínea y linfática, las cuales se ven afectadas por la presión del bebé sobre los grandes vasos.

Procura mantener un ritmo moderado y realizar una respiración consciente, así como descansar las veces que sea necesario. Comienza con distancias cortas y auméntalas poco a poco.

Recuerda que el objetivo de la actividad es movilizar los músculos y los huesos de la pelvis, no realizar un entrenamiento de resistencia. Escuchar las necesidades se tu cuerpo para regular el ejercicio.

2. Baile

Si lo que buscas es aumentar la movilidad y liberar las tensiones, el baile reúne todas estas condiciones y le agrega diversión. Además, esta actividad te permite compartir un momento placentero con tu pareja o tus seres queridos, mientras ayudas a tu bebé a ubicarse en el canal de parto.

Al igual que con la caminata, haz las pausas necesarias para respirar y regula la intensidad cada vez que tu cuerpo te lo demande. Prioriza las oscilaciones pélvicas que favorecen el movimiento del bebé.

Además, aprovecha esta actividad y prepárate una lista con tu música preferida para escuchar cuando vayas a parir.

3. Sentadillas

Si incluyes las sentadillas en tus actividades cotidianas de verdad que sentirás los beneficios. No en vano es el ejercicio más recomendado durante la gestación.

El ejercicio consiste en realizar el mismo gesto que haces cuando te sientas en una silla, pero sin llegar a hacerlo. Con pocas repeticiones al día, varias veces a la semana, obtendrás los efectos deseados.

Debes estar atenta a la posición de tus rodillas, para que no pasen por encima de la punta de tus pies al flexionarse. Una forma de evitarlo es tomarte de las manos de tu pareja para ganar mayor estabilidad. Además, puedes poner una silla debajo de tus glúteos para sentirte más segura.

Este ejercicio facilita la movilidad de los estrechos de la pelvis, lo cual ayuda al bebé a encajarse mejor.

4. Sentarse sobre el balón medicinal

Si tienes un balón medicinal o de Pilates, puedes usarlo durante el día como reemplazo de una silla común. Así, mientras descansas también relajas tu zona pélvica.

Sobre el balón realiza movimientos hacia adelante y atrás con tu pelvis y luego, algunos movimientos circulares. También puedes menearte encima de la pelota, como si acunarás a tu bebé dentro de la panza.

Además de resultar un ejercicio muy relajante para tus músculos lumbares y pélvicos, este ejercicio le permite a tu bebé ubicarse en el estrecho superior de tu pelvis.

5. Colocarse de rodillas

Desde la posición arrodillada puedes utilizar distintos apoyos, según cual te resulte más cómodo. Puedes descansar los brazos sobre el regazo de tu pareja, un balón medicinal, una silla o el suelo.

Solo con estar de rodillas ayudas a tu cuerpo a descansar del peso del bebé, ya que lo ubicas en una “cama” formada por tus abdominales. Además, con esta posición se libera el sacro y la tensión muscular de tu zona lumbar.

Puedes balancear la pelvis en todos los sentidos y mover asimétricamente una y otra pierna, a fin de darle mayor amplitud de movimiento a la cadera. Esto ayudará a tu bebé a posicionarse en el lugar indicado.

6. Hidroterapia prenatal

La hidroterapia aporta múltiple beneficios durante el embarazo.

El mero hecho de entrar a una piscina y descansar en el agua libera las tensiones de todo el cuerpo. El agua reduce notablemente el peso corporal y es por eso que la hidroterapia prenatal descomprime las articulaciones de la pelvis que sostienen el peso del bebé.

Dentro del agua puedes realizar cualquiera de las actividades mencionadas previamente para potenciar su efecto. 

¿Qué sucede si el bebé no se encaja en el canal de parto?

Las causas posibles de que un bebé no se encaje en el canal de parto son múltiples.

Si está de nalgas (sentado) o en posición transversal, ¡no te asustes! Aunque la mayoría de los niños se ubican en posición cefálica (de cabeza) entre la semana 33 y 38 de gestación, algunos lo logran unos días antes de nacer.

Si esto no ocurre naturalmente, los obstetras pueden practicar una maniobra especial en algunos casos puntuales. Pero en general, la opción más indicada es la cesárea, ya que minimiza los riesgos asociados al parto de nalgas.

Recuerda que lo más importante del nacimiento de tu hijo es lo que viene después, así que opta por la alternativa que preserve mejor tu salud y la de tu bebé.

Te podría interesar...
Ejercicios de preparación al parto
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Ejercicios de preparación al parto

Si te interesa tener un parto más tranquilo y con menor riesgo de complicaciones, estos ejercicios de preparación al parto son para ti.



  • Calais-Germain, Blandine, and Núria Vives. La movilidad de la pelvis en el expulsivo. Matronas Prof 11.1 (2010): 18-25.
  • Andreu, Cristina Salar, and Cristina Orts Ruiz. Beneficios del ejercicio terapéutico en agua en mujeres embarazadas. Revisión sistemática. Revista de Investigación en Actividades Acuáticas4.7 (2020): 3-9.
  • Mira Galvañ, R. FISIOTERAPIA ACUÁTICA Y EMBARAZO: USO, BENEFICIO Y ACTIVIDADES A REALIZAR. REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA, NPunto Volumen IV. Número 37. Abril 2021. Disponible en: https://www.npunto.es/revista/37/fisioterapia-acuatica-y-embarazo-uso-beneficio-y-actividades-a-realizar-revision-bibliografica
  • Sánchez-García, Juan Carlos, et al. Influencia del ejercicio físico en la evolución del peso gestacional y posparto. Ensayo clínico aleatorizado. Nutrición Hospitalaria 36.4 (2019): 931-938.
  • Cáceres, D et al. (2019). Manejo del trabajo de parto de bajo riesgo. Guía de práctica clínica, División urgencias, Hospital materno infantil Ramón Sardá. Enero 2019. Disponible en: https://www.sarda.org.ar/images/Guia_de_trabajo_de_parto_de_bajo_riesgo.pdf