Bursitis en niños: lo que debes saber

Las sobre exigencias físicas de los niños los predisponen a sufrir lesiones traumatológicas, como la bursitis. Conoce todo sobre esta afección en el siguiente artículo.
Bursitis en niños: lo que debes saber
Maria Elisa Lisotti Luppi

Escrito y verificado por la fisioterapeuta Maria Elisa Lisotti Luppi.

Última actualización: 08 diciembre, 2021

La actividad deportiva es uno de los hábitos saludables más recomendables en todas las edades. Si tu hijo practica algún deporte, es importante que aprenda sobre los cuidados de su propio cuerpo. Así como también, recordarle siempre que el objetivo de esta práctica es la recreación. Pues, la sobre exigencia deportiva en los niños puede llevarlos a sufrir lesiones, como la bursitis.

Esta enfermedad es un tipo de inflamación articular progresiva que ocurre por el sobreuso de dicha estructura. Algunas veces, resuelve espontáneamente pero otras, es necesario recurrir a un tratamiento médico, a la fisioterapia o a ambos.

En caso de no tratarse, la bursitis puede aparecer, desaparecer y volver a aparecer una y otra vez. Entérate cómo prevenirla. ¡No dejes de leer!

¿Qué es la bursitis?

Es una condición de salud caracterizada por la inflamación de la bursa, que es una pequeña bolsa de líquido sinovial que protege a las articulaciones. Se presenta con mayor frecuencia en las juntas más móviles del cuerpo, como los hombros, los codos, las muñecas y las rodillas.

Generalmente se trata de un cuadro leve, aunque muchas veces limita las actividades de la vida cotidiana. Esta patología suele afectar a las articulaciones más exigidas del cuerpo, ya sea por un tipo de movimiento repetitivo o por una sobrecarga sostenida en el tiempo.

El pediatra suele diagnosticar la bursitis a través de la entrevista y del examen físico del pequeño. Algunas veces, también es necesario solicitar algún estudio complementario de imágenes a fin de descartar otras enfermedades. Y en casos excepcionales, es necesario recurrir a la extracción y el análisis del líquido sinovial contenido en ella.

medico con guantes examina nino con dolor de codo epitrocleitis bursitis luxacion

Causas de bursitis en niños

La inflamación de la bursa suele darse con mayor frecuencia en las personas adultas, pero puede manifestarse en los niños ante un gesto repetitivo y mantenido en el tiempo. Según la actividad que se practique, será el riesgo de padecer estas lesiones.

A continuación, detallaremos las causas más frecuentes:

  • Deportes: esta patología es común en el tenis y suele afectar al codo y a las muñecas, mientras que en el futbol suelen afectarse las rodillas. Por su parte, el ballet exige posturas no fisiológicas de los pies y favorece a la inflamación de sus articulaciones. Es así que cada deporte predispone más a un tipo de lesión que a otra, según el gesto que predomine.
  • Práctica de instrumentos musicales: por ejemplo, con el piano se exigen específicamente las muñecas y las manos.
  • Infecciones o procesos inflamatorios articulares (como la artritis reumatoidea).
  • Traumatismos directos.

Sea cual sea la actividad, se debe proteger el cuerpo del niño y respetar las posturas correctas para cada actividad. Así mismo, procurar que no se realicen actividades demasiado intensas para su grado de desarrollo.

Síntomas y signos de bursitis

Un niño con bursitis presentará diferentes signos y síntomas, según se trate de un cuadro agudo o crónico. En los casos de bursitis aguda, los síntomas aparecen de forma repentina e incluyen los siguientes:

  • Fuerte dolor articular.
  • Aumento de temperatura en la articulación afectada.
  • Enrojecimiento local.
  • Inflamación.
  • Sensibilidad a la palpación.
  • Fiebre (menos frecuente).

Cuando se trata de una bursitis crónica, que es aquella que se prolonga en el tiempo, se pueden agregar algunas de las manifestaciones que se detallan a continuación:

  • Debilidad muscular.
  • Limitación articular.
  • Impotencia funcional (incapacidad para ejecutar su función principal).

¿Cómo se trata la bursitis?

El tratamiento de la bursitis en los niños depende de la gravedad de la enfermedad.

En los casos mas leves, suele ser suficiente el reposo y la aplicación de frío local (crioterapia). Además, se puede optar por el uso de antiinflamatorios orales, los cuales deben ser indicados por el médico pediatra.

Son menos los niños que necesitan infiltraciones (inyección de medicamentos dentro de la articulación) y un tratamiento con antibióticos. La cirugía para descomprimir la zona y reparar el daño es necesaria en muy pocos casos.

La fisioterapia peditátrica ofrece un tratamiento conservador, no invasivo y muy eficaz para los casos agudos leves a moderados y también, para los procesos crónicos. A través de movilizaciones y técnicas manuales es posible mejorar el rango de movimiento articular y fortalecer los músculos afectados. Además, esta disciplina utiliza agentes físicos como crioterapia, ultrasonido y magnetoterapia para disminuir la inflamación local y aliviar los síntomas.

Niño en el fisioterapeuta.

Mejor prevenir que curar…

En temas de salud infantil la prevención es primordial para evitar complicaciones a futuro. Por eso, procura que tu hijo realice siempre un adecuado precalentamiento antes de cada actividad. Así mismo, que tome los recaudos necesarios para prevenir lesiones, como el vendaje de las muñecas o los tobillos y evitar los movimientos repetitivos y las sobre exigencias articulares.

Finalmente, no te olvides del rol fundamental que tienen la alimentación saludable y la hidratación adecuada en la prevención de los accidentes deportivos.

Te podría interesar...
Lesiones deportivas en niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Lesiones deportivas en niños

Las lesiones deportivas en niños suelen ser más frecuentes si los pequeños no han aprendido la técnica necesaria en una escuela de deportes.



  • Biblioteca Nacional de Medicina (EE. UU.). Bursitis. MedlinePlus en español [Internet]. Actualizado julio 2021. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/bursitis.html
  • Sánchez Ruiz-Cabello, Francisco Javier, et al. Promoción de la actividad física en la infancia y la adolescencia (parte 1). Pediatría Atención Primaria 21.83 (2019): 279-291.
  • Iragorri, Diana Sofía Hernández. INVESTIGACIÓN EN LA PRÁCTICA. Revista Virtual Universitaria: 59.
  • Botayaa, Enrique Guillén, et al. Osteocondromatosis sinovial de rodilla: una causa infrecuente de gonalgia en edad pediátrica.
  • Zuníno, Carlos, et al. Etiología y evolución de las infecciones osteo-articulares 2009-2015: Hospital Pediátrico del Centro Hospitalario Pereira Rossell, Uruguay. Revista chilena de infectología 34.3 (2017): 235-242.
  • Hodgson, Felipe, and Angélica Ibáñez. DOLOR DE CADERA EN ADOLESCENTES: ESTUDIO Y TRATAMIENTO. Revista Médica Clínica Las Condes 32.3 (2021): 277-285.