La artrosis infantil

Astrid Moreira· 3 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 30 enero, 2019
La artrosis infantil puede desarrollarse con el tiempo si no se toman las medidas adecuadas para prevenirla, especialmente en niños que practican deportes.

La artrosis es una patología que se asocia directamente con el envejecimiento y, en el caso de los niños, suele ser ‘excepcional’ que se presente. Esto es debido a que sí se podría considerar la existencia de artrosis infantil, pero esta se puede desarrollar con el tiempo.

Las articulaciones son los componentes del esqueleto que permiten la conexión entre dos huesos, como es el caso del codo, la rodilla, la cadera, entre otros, lo que nos permite realizar movimientos. El cartílago, por su parte, es el encargado de recubrir los extremos de estos huesos y es fundamental para la articulación, puesto que actúa como un amortiguador.

¿Es posible una artrosis infantil?

Aunque son pocos los casos, sí es posible que se comience a desarrollar la artrosis infantil  y puedan padecerla en su adultez, por lo que, según expertos, lo más recomendable es ejercer una serie de cuidados para prevenirla.

El presidente de la Sociedad Española de Ortopedia Pediátrica, el doctor Rosendo Ullot, destaca a la agencia de noticias Europa Press, que es importante prevenir las lesiones articulares para que el niño no desarrolle esta patología, asegurando que se debe a causas diferentes que los adultos. «Los niños no padecen artrosis como la enfermedad que es en el adulto; la etiología es distinta y viene provocada por distintas causas», aseguró.Niño con el brazo escayolado debido a una lesión deportiva y con signos posibles de tener artrosis infantil.

El experto, además, recalca que, generalmente, los niños deportistas son más propensos a padecer esta enfermedad. «Los niños que practican fútbol tienen mayor riesgo de desarrollar una artrosis en miembros inferiores, mientras otros deportes, como el balonmano y el baloncesto, pueden afectar los miembros superiores”.

¿Qué puede provocar la artrosis infantil?

Además de la práctica de deportes y no ejercer los cuidados necesarios para prevenirla, existen diversos factores que pueden ser determinantes para el desarrollo de esta enfermedad a futuro, como es el caso de:

  • Padecer una enfermedad inflamatoria articular, como es la artritis idiopática juvenil. Según el traumatólogo, Jordi Ardévol, esta enfermedad puede causar lesiones articulares graves que obliguen a colocar una prótesis total de rodilla o cadera. Según aseguró a la agencia de noticias, Europa Press.
  • Jordi Ardévol agrega que las lesiones del cartílago articular pueden ocasionar una artrosis precoz.
  • Lesiones en ligamentos, en los meniscos y sobrecargas crónicas.
  • Por displasia del desarrollo de cadera no solucionada.
  • Otras enfermedades en las articulaciones.

¿Cómo prevenirla?

Algunos niños son más propensos a desarrollar la enfermedad. Así pues, existe una serie de factores que los padres deben tomar en cuenta para prevenir la aparición de la artrosis infantil a futuro:

  • Evitar los factores de riesgo, como la obesidad, sedentarismo, malformaciones de los ejes de las extremidades, entre otros.
  • Como los niños deportistas son más propensos a desarrollar la enfermedad, es importante llevar un control de su estado físico.
  • Practicar deporte con el material adecuado para cada niño.
  • Incrementar la actividad poco a poco y de forma segura.
  • El niño no debe jugar cuando esté muy cansado, sienta dolor o tenga alguna lesión sin curar completamente.
  • Cuando el niño se lesione, es importante que se recupere totalmente antes de regresar a la actividad.
  • El pequeño debe tener una correcta alimentación para evitar el sobrepeso.

Es fundamental que los padres tengan conocimiento de las lesiones que pueden padecer los niños en determinados deportes para saber cómo prevenirlas y tratarlas, en caso de que ocurran.Niño en la cama con la pierna escayolada.

Deportes con más riesgo

Algunos deportes pueden implicar más riesgo que otros. Según el experto Rosendo Ullot, uno de los deportes que implican más riesgo de desarrollar esta enfermedad a futuro es el fútbol, debido a que quienes lo practican suelen lesionarse el ligamento colateral medial, los meniscos y el ligamento cruzado anterior.

En el caso del baloncesto, las lesiones, generalmente, ocurren en el tobillo o la rodilla, por torsión o por aplicación de una fuerza lateral. Y, para finalizar, menciona la gimnasia rítmica y deportiva, donde los microtraumatismos, la osteocondrosis (lesión del cartílago articular) y la apofisitis calcánea (sobrecarga del cartílago de crecimiento del talón) en los miembros inferiores suelen ser las lesiones más frecuentes.

La artrosis infantil puede desarrollarse a futuro si no se toman medidas de prevención. Los padres deben tener especial atención en las lesiones que sufren los niños en la práctica de cualquier deporte y tener un control para que no pueda afectarles a futuro.