11 remedios caseros para la tos

De más está decir que, sea por la razón que fuere, a nadie le gusta padecer las molestias que genera la tos. Cuando este síntoma aparece en tu hijo, es conveniente conocer ciertas técnicas para calmarla.
11 remedios caseros para la tos
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 08 noviembre, 2022

Teniendo en cuenta que la tos es uno de los principales padecimientos que se asocian con las gripes, las cuales son bastante frecuentes en los niños, presentamos algunos remedios caseros para aliviar la tos.

Cualquiera de ellos puede servirte en tu desesperación por encontrar una solución efectiva para contrarrestar este difícil cuadro cada vez que se presenta. Aun así, recuerda que el criterio del especialista en insustituible, en especial cuando el pequeño no ha superado los dos años de vida.

Los 11 mejores remedios para la tos de los niños

Cuando se habla de remedios para la tos infantil encontramos docenas y docenas que nos recomienda la medicina popular. Hoy nos hemos enfocado en aquellos que cuentan con aval científico y que son seguros de utilizar en los pequeños.

1. Miel de abejas

Si a tu niño le gusta la miel de abejas, puedes darle una cucharada cuando le aparezca la tos. Ha demostrado ser un tratamiento eficaz y seguro para eliminar la tos en los niños. Además de usarla de forma individual, también puedes combinarla de la siguiente manera:

  • Miel con limón: mezcla la misma cantidad de miel de abejas con zumo de limón natural.
  • Infusión de orégano y miel de abejas: añade dos cucharadas de miel a media taza de infusión de orégano mientras esté tibia. Dásela a beber a tu hijo cuando le comience la tos.
  • Infusión de tomillo, miel y zumo de limón: dale el remedio mientras esté tibio. Sirve media taza de infusión y échale luego el zumo de medio limón y dos cucharadas de miel.
No todos los medicamentos son apropiados para los bebés.
  • Bebida de chocolate con miel: sirve una taza de agua, échale una cucharada de chocolate negro y espera a que hierva unos minutos. Baja la bebida del fuego, permite que se refresque y cuélala. A continuación, añádele dos cucharadas de miel de abejas y dásela a tu hijo mientras esté tibia.
  • Jarabe de miel, cebolla y limón: para preparar esta infusión, trocea una cebolla grande y machácala bien. Es imprescindible que quede totalmente triturada para que suelte bien sus jugos. Posteriormente, cuélala y añádele la misma cantidad que hayas obtenido de miel y de zumo de limón; dale una cucharada de este jarabe a tu niño cuando tenga tos.

Es un secreto a voces que la tos pediátrica puede empeorar durante la noche. Se sabe que una cucharada de miel antes de dormir puede ser útil para aliviar su intensidad. La miel no se debe usar en niños menores de 1 año por el riesgo de botulismo, y en caso de usarla de noche se debe fomentar el cepillado para evitar episodios de caries.

2. Paños tibios

Cuando a tu hijo le comience la tos, calienta algunos paños con la plancha y ve poniéndoselos en el pecho. A medida que se enfríen, reemplázalos por otros calientes. Este es uno de los remedios caseros para la tos más populares, uno cuya eficacia no es solo anecdótica.



Aunque por supuesto no se trata de una terapia que elimine por completo la tos, se sabe que este sencillo truco puede aliviar levemente los síntomas y promover el bienestar. Ten presente que los paños deben estar tibios, ya que si están muy calientes pueden causar quemaduras e incomodidad en los pequeños.

3. Vapores de mentol

Al igual que otros remedios caseros para la tos infantil, la eficacia del mentol no se basa solo en la sabiduría popular. Existe evidencia de que sus vapores pueden aumentar los umbrales del reflejo de la tos, mejorar los síntomas y favorecer el descanso nocturno. Se ha sugerido que inhalar su vapores es la mejor forma de aprovechar los compuestos de esta planta.

Pon al fuego un recipiente con agua. Cuando comience a hervir, añádele algunas porciones de mentol y retira el recipiente del fuego. Antes de que vaya a perder su aroma, acerca a tu hijo para que respire el vapor que desprende. Recuerda no usar mentol en niños menores de dos años.

Si vas a ponerle algún paño para que aproveche bien la vaporización, introduce tu cara junto a la de él. El vapor de agua puede quemarlo; solo de esta manera podrás comprobar cuán caliente está. Además, procura no excederte con esta terapia; ya que la concentración de los vapores puede irritar las vías respiratorias ante una exposición prolongada.

4. Gotas de solución salina

De seguro has utilizado gotas de solución salina para limpiar la nariz de tu bebé en el pasado. En general, los especialistas lo consideran un remedio para la tos en niños seguro; siempre y cuando no se use en menores de dos años y de forma recurrente. Su aplicación debe ser puntual, y la puedes alternar con otras terapias presentadas.



5. Cebolla

Existe evidencia de que la cebolla provee efectos relajantes en el músculo liso traqueal, lo que genera actividades broncodilatadoras útiles en las enfermedades respiratorias obstructivas. Se sabe que cuenta con propiedades antinflamatorias, de manera que puede aliviar secuelas de la tos como lo es la inflamación de la garganta.

Corta una cebolla en porciones, échalas en una media de tu niño y haz un nudo en la punta para que no se salga. A la hora de dormir, cuelga la media en la cabecera de su cuna o cama para que él respire ese olor y le merme la tos. 

Recomendamos una media pequeña para que, si por alguna casualidad él llega a alcanzarla, no le sea tan fácil sacar las porciones de cebolla. Otra forma de aprovecharla es haciendo un jarabe con miel y cebolla para la tos en los niños.

Existen ciertos medicamentos que es mejor no dar a los niños.

6. Vapores de eucalipto

Los expertos avalan las propiedades del eucalipto para el tratamiento de la tos, el resfriado y la bronquitis. Aunque su efecto es moderado, es mejor que la ausencia de terapia. Su uso es seguro siempre y cuando no se utilice en niños menores de dos años.

Pon a hervir ramas de eucalipto. Cuando alcance el hervor, saca el recipiente del fuego y acerca a tu hijo al vapor que se desprende para que lo huela. Procura tener cuidado con el agua caliente.

7. Dale a beber agua

Elevar la ingesta de líquidos es uno de los remedios caseros para la tos pediátrica y adulta más conocidos. Puede ayudar a paliar la pérdida de líquidos por la fiebre y la evaporación del tracto respiratorio.

Sin embargo, y como advierten los expertos, no se debe aplicar a niños menores de seis meses, ya que podría ocasionar hiponatremia. Ofrécele agua a tu pequeño; si al niño no le molesta, añádele también algunas gotitas de zumo de limón.

8. Evita los antihistamínicos si se trata de una tos por gripe

Si tu hijo tiene una tos seca, como se conoce comúnmente, provocada por una alergia, puedes medicarlo con el antihistamínico que acostumbras y sabes que le sienta bien.

Sin embargo, si la tos es consecuencia de una gripe, evita darle este tipo de medicamentos y opta mejor por los remedios caseros. Los antihistamínicos pueden hacer que las flemas del catarro se vuelvan más espesas; esto, a la larga, puede extenderle los padecimientos asociados a su resfriado o al contagio por el virus de la gripe.

9. Jengibre

El jengibre es una raíz que se ha utilizado desde hace muchos años en la medicina natural. La misma cuenta con propiedades antivirales, antiinflamatorias, antioxidantes y antifibróticas. De hecho, estudios han sugerido que estas propiedades del jengibre pueden relajar el músculo liso de las vías respiratorias; algo que favorecería a la expulsión de la tos.

Para aprovechar este efecto tan solo será necesario hacer un té con la raíz. Deberás tomar 20 o 40 gramos de jengibre picado en rodajas y añadirlos a una taza de agua caliente. Luego, debes esperar a que enfríe y dársela a tu hijo, puedes añadir una cucharadita de miel para endulzar y potenciar el efecto.

10. Raíz de malvavisco

La raíz de malvavisco o altea es una planta ampliamente empleada en jarabes para la tos. Múltiples investigaciones demuestran la eficacia de esta planta en el tratamiento de la tos seca en monoterapia. Los mecanismos que explican su efectividad son muy diversos, aunque se cree que contiene mucílagos que recubren la garganta, aliviando la comezón y el malestar.

El té de esta planta te permitirá aprovechar sus propiedades como uno de los remedios caseros para la tos infantil más efectivos. Tan solo deberás conseguir la hierba seca o las bolsas de té preparadas, añadirlos a una taza de agua caliente y dárselo a tu hijo. Es posible ingerir la bebida caliente o fría, así como con una cucharada de miel.

Malvavisco Raíz Infusion - Hierba Cañamera 100g
Malvavisco Raíz Infusion - Hierba Cañamera 100g
  • Suave sabor que recuerda a las raíces. Esta infusión, cargada de sustancias beneficiosas y propiedades relajantes, se puede tomar a...
  • Quienes aprecien la infusión de hojas de malvavisco sin duda disfrutarán también con este producto.
  • Ideal para un momento de calma a cualquier hora.
  • Se utilizaba en la Antigua Grecia por sus propiedades beneficiosas para la salud.
  • Estamos convencidos de que, cuanto mayor es la calidad de un producto, más saludable resulta, pues el contenido de sustancias beneficiosas...

11. Tomillo

Una de las especias más utilizadas en la cocina y en el tratamiento de múltiples afecciones es el tomillo. Una revisión sistemática realizada a múltiples repertorios digitales demostró la eficacia del tomillo para disminuir la intensidad y la frecuencia de la tos. La gran cantidad de antioxidantes en la hierba puede explicar el efecto.

Lo ideal es que busques un jarabe para la tos que contenga tomillo para aprovechar sus propiedades. También, puedes preparar un té con 2 cucharadas de tomillo y una taza de agua caliente. Tan solo recuerda colar el té antes de dárselo a tu hijo.

A la par de estos remedios caseros para aliviar la tos en niños puedes usar un humificador en casa y elevar su cabeza mientras duerme. Estos sencillos trucos tendrán un efecto positivo en su bienestar, y favorecerán una pronta recuperación.

Medidas para prevenir la tos

No solamente debemos enfocarnos en curar al niño cuando tenga tos. Como siempre, la prevención también es un punto clave aquí, incluso cuando el pequeño ya está enfermo.

Por lo tanto, sea cual sea el motivo de la tos, abriga a tu hijo, sobre todo si ha llovido o hace frío. No le permitas jugar con agua; en todo caso, llévalo al baño y dale una ducha con agua tibia mientras se distrae, para que se le mejore la tos. Asimismo, evita los caramelos e invítalo a jugar juegos pasivos para que no se altere y comience a toser.

Consideraciones para el manejo de la tos

Como habrás notado, las alternativas para paliar este molesto síntoma son varias; lo mejor es que las hay para todos los gustos, ya que sabemos que no todos los niños son iguales, ni tampoco sus organismos. Aun así, estos remedios para la tos pediátrica no sustituyen los consejos del especialista.

Ya hemos advertido que estos remedios no se deben usar en niños menores de dos años. Es muy importante que sigas este criterio, ya que las desventajas superan con creces los beneficios. Si la tos empeora no dudes en consultar con un especialista, y hazlo siempre que tu bebé no haya superado los 24 meses de vida.

Te podría interesar...
9 alimentos para aumentar las defensas de los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
9 alimentos para aumentar las defensas de los niños

Frutas, vegetales y legumbres son los alimentos idóneos para aumentar las defensas de los niños y conseguir que se mantengan sanos y fuertes.

⚠️ Esta página participa en el programa de afiliados de Amazon y puede obtener ingresos por compras adscritas.



  • Ashkin E, Mounsey A. PURLs: a spoonful of honey helps a coughing child sleep. J Fam Pract. 2013 Mar;62(3):145-7.
  • Beigoli S, Behrouz S, Memar Zia A, Ghasemi SZ, Boskabady M, Marefati N, Kianian F, Khazdair MR, El-Seedi H, Boskabady MH. Effects of Allium cepa and Its Constituents on Respiratory and Allergic Disorders: A Comprehensive Review of Experimental and Clinical Evidence. Evid Based Complement Alternat Med. 2021 Sep 11;2021:5554259.
  • Dorsch W, Ring J. Anti-inflammatory substances from onions could be an option for treatment of COVID-19-a hypothesis. Allergo J Int. 2020;29(8):284-285.
  • Guppy MP, Mickan SM, Del Mar CB. "Drink plenty of fluids": a systematic review of evidence for this recommendation in acute respiratory infections. BMJ. 2004 Feb 28;328(7438):499-500.
  • Horváth G, Ács K. Essential oils in the treatment of respiratory tract diseases highlighting their role in bacterial infections and their anti-inflammatory action: a review. Flavour Fragr J. 2015 Sep;30(5):331-341.
  • Lam SHF, Homme J, Avarello J, Heins A, Pauze D, Mace S, Dietrich A, Stoner M, Chumpitazi CE, Saidinejad M. Use of antitussive medications in acute cough in young children. J Am Coll Emerg Physicians Open. 2021 Jun 18;2(3):e12467.
  • Paul IM, Beiler JS, King TS, Clapp ER, Vallati J, Berlin CM Jr. Vapor rub, petrolatum, and no treatment for children with nocturnal cough and cold symptoms. Pediatrics. 2010 Dec;126(6):1092-9.
  • Townsend EA, Siviski ME, Zhang Y, Xu C, Hoonjan B, Emala CW. Effects of ginger and its constituents on airway smooth muscle relaxation and calcium regulation. Am J Respir Cell Mol Biol. 2013 Feb;48(2):157-63.
  • Wise PM, Breslin PA, Dalton P. Sweet taste and menthol increase cough reflex thresholds. Pulm Pharmacol Ther. 2012 Jun;25(3):236-41.
  • Worrall G. Acute cough in children. Can Fam Physician. 2011 Mar;57(3):315–8.