7 señales que indican problemas en el habla del bebé

Amanda · 25 noviembre, 2015

Los problemas en el habla de los niños no son fáciles de detectar en los primeros meses de vida, pues como los bebés no hablan, no enfocamos la atención en este particular. Sin embargo, cuando sucede que un bebé a corta edad parece haber dicho algo, nos atrae mucho la idea de pensar que ha comenzado a hablar.

El lenguaje del bebé se desarrolla por etapas y de la misma manera el habla; en el caso del lenguaje, desde los primeros meses se pueden observar las maneras que tiene para comunicarnos algo. Son el llanto y el movimiento de los ojos, los primeros elementos del lenguaje en los bebés.

Luego, hasta los tres años, comienzan a madurar en su cerebro todos los demás componentes del idioma y el habla y este se llena de habilidades para representar los sonidos que darán forma a una expresión más clara, definida y con sentido.

Pero, para que esto suceda de manera efectiva, el bebé debe aprobar cada etapa de la manera correcta, pues cada una de estas es propia para que su cerebro absorba la mayor parte de la información.

Etapas del desarrollo del lenguaje

baby-84552_640

Conocer las etapas a través de las cuales se va desarrollando el lenguaje en los niños, es útil tanto para estimularlo como para identificar futuros problemas. Un bebé sano comienza a utilizar el llanto como medio para comunicarse una vez que logra comprender que obtiene algo con esto; le dan consuelo, alimento o alguna atención cada vez que llora, por eso este se vuelve muy frecuente.

Pero el bebé debe evolucionar para que sepamos que todo está bien; no solo basta con llorar, también hace falta conocer la voz de las personas que lo rodean y algunos sonidos que le sean familiares. Su evolución le permite llegar a distinguir las estructuras fónicas que componen el habla que está percibiendo, por eso a los seis meses el bebé es capaz de al menos diferenciar cuáles son.

En tal sentido, cuando el niño comienza a imitar los sonidos, es porque los ha escuchado y comprendido hasta cierto punto. No obstante, el avance en este aspecto, se produce de diferente manera según las características del niño y en algunos casos, ni siquiera llega a producirse.

Por medio del reconocimiento de las etapas del desarrollo del lenguaje, tanto padres como especialistas, pueden identificar que el bebé está evolucionando de manera normal. El retraso o imposibilidad de desarrollar adecuadamente el lenguaje, puede ser consecuencia de trastornos en el habla, el lenguaje o en la audición.

Los problemas del lenguaje están enfocados en la discapacidad de percepción del mensaje y/o de su expresión; estos problemas se clasifican de manera específica y tienden a condicionar la aparición del habla. Por su parte, los trastornos del habla, se describen por la dificultad que presenta el niño para ejecutar correctamente los sonidos, implican el tartamudeo o inconvenientes para unir las formas.

7 señales que alertan sobre problemas en el habla

Para identificar si de hecho existe algún problema en el desarrollo correcto del habla en los niños, es preciso estar atentos a las señales que así lo demuestran. De acuerdo a la edad del niño, pueda hablarse de un desarrollo tardío o de problemas mayores.

De manera que, para atender eficientemente a nuestros pequeños en esta importante etapa, es preciso estar atentos a estas siete principales señales de alerta:

  • El niño no posee al menos cincuenta palabras comprensibles en su vocabulario cuando ha llegado a los veinticuatro meses de nacido.
  • Puede imitar la pronunciación de frases, pero no es capaz de generar alguna expresión de manera espontanea.
  • Es capaz de producir sonidos aislados, pero no es hábil formando palabras.
  • No emplea enunciados de dos palabras, aun cuando logra formar palabras con los sonidos que identifica.
  • Evita el empleo de nexos en las oraciones, porque se comunica por medio de la simplificación; es decir, prefiere usar palabras que por sí solas expresen todo lo que trata de comunicar.
  • Es un niño que no presenta evidencia de trastorno; es inteligente, de motricidad buena y comprende con normalidad.
  • Tiene dificultades para hablar con fluidez, como el tartamudeo y la articulación inadecuada de los sonidos, observable en el volumen o calidad de voz.

Estas señales, son de consideración cuando se presentan de manera permanente hasta los tres años de edad; sin embargo, podemos hablar de casos más graves, por ejemplo que a los cuatro años apenas comienza a decir sus primeras palabras.

2861916583_00490bb1ac_z

Por otro lado, es común que lleguemos a sospechar que nuestro hijo tiene algún problema del habla cuando notamos que en comparación con otros niños de su edad, no se expresa de la misma manera. En este sentido, aunque no todos los niños son iguales, cuando este factor se une con alguna de las señales antes mencionadas, es preciso consultar a un especialista.

Es normal que algunos niños presenten un desarrollo tardío, esto implica que sus primeras palabras lleguen en un tiempo mayor que el indicado; sin embargo, pueden evolucionar de manera favorable y lograr hacer un uso del lenguaje normalmente el resto de sus vidas.