5 tipos de alimentos que afectan al estado de ánimo de tu hijo

Eva Maria Rodriguez · 14 julio, 2016

Los padres debemos saber que hay ciertos alimentos que pueden afectar al comportamiento y al estado de ánimo de nuestros hijos. Por ejemplo, es bastante conocido que los alimentos ricos en azúcar puede causar episodios de hiperactividad.

Pero los cambios de humor que pueden sufrir los niños no se limitan a los causados por los dulces. Hay otros tipos de alimentos que pueden influir en el estado de ánimo de los niños y en su comportamiento. Los vemos a continuación.

Azúcar

 El azúcar puede causar que un niño sea hiperactivo. De hecho, la hiperactividad es a menudo un indicador inmediato que el azúcar es el culpable. Sin embargo, el azúcar se encuentra en casi todo lo que el niño come en promedio, a menos que esté siguiendo una dieta basada en alimentos integrales.

Se ha demostrado que el azúcar causa daños en  la salud a largo plazo. Además, se sabe que una dieta alta en alimentos procesados está directamente relacionada con problemas de sueño, depresión y retraso cognitivo.

niño con chuches

Lácteos

Estamos tan acostumbrados a escuchar las supuestas bondades de la leche que pensamos que los lácteos son los mejores alimentos para los niños. Pero no tiene por qué ser así. Si un niño presenta intolerancia a la lactosa o es alérgico a las proteínas de la leche y los productos lácteos, su consumo puede provocar cambios en su estado de ánimo y el comportamiento.

Muchos niños se vuelven irritables o agresivo cuando consumen lácteos. Además, los niños con alergias o intolerancia a los lácteos también tienden a sufrir de resfriados frecuentes e infecciones de oído.  Los bebés también pueden presentar síntomas de cólico.

Colorante artificiales

¿Sabías que muchos países han prohibido los colorantes artificiales debido a los efectos perjudiciales de estos productos químicos tienen sobre los niños? Los colorantes artificiales influyen en los síntomas del TDAH y, además, pueden causar ansiedad, hiperactividad y dolores de cabeza en los niños.

Pero esto no acaba aquí. Los colorantes artificiales también pueden causar cambios de comportamiento significativos. El problema es que, como los colorantes artificiales se encuentra en muchos alimentos azucarados, los padres suelen culpar al azúcar de los cambios de comportamiento. Sin embargo, los colorantes artificiales también se ocultan en los alimentos como el pan y el yogur.

bebe con yogur

Conservantes

 Hay varios conservantes que pueden causar problemas de comportamiento en los niños. Algunos de estos conservantes son los nitratos, los nitritos y el benzoato de sodio. Los nitratos y nitritos son muy usados en la conservación de carnes y pescados. El benzoato de sodio se encuentra comúnmente en los zumos dirigidos a los niños.

También se incluye en este grupo el glutamato monosódico (GMS), un potenciador del sabor que también hace que el estado de ánimo y conducta cambie, provocando dolores de cabeza e hiperactividad. Los snacks salados, las salsas y los alimentos precocinados son algunos de los productos que suelen contener glutamato monosódico.

Alérgenos alimentarios

 Los alérgenos alimentarios más corrientes son, además de los productos lácteos, los frutos secos, los huevos, la soja y el maíz. Cuando un niño tiene una intolerancia o una alergia a un alimento en particular puede tener problemas significativos de salud y comportamiento.

Sin embargo, puede ser difícil determinar cuál es el  alérgeno que está provocando estos cambios. De hecho, el diagnóstico puede ser confuso, ya que se han dado casos de niños diagnosticados de TDAH cuyo problema real era una intolerancia o alergia alimentaria.

Cómo actuar con los alimentos

Si notas cambios de conducta o cambios de humor en tu hijo es aconsejable que lleves un diario de alimentos lo más estricto posible. Hacer un seguimiento de lo que come tu hijo y cuándo y observar su comportamiento te ayudar a saber qué es lo que influye en su estado de ánimo, y también en su salud en general. Para comprobar que realmente influye un alimento en su comportamiento y salud y aproximarte a cuál es trata de eliminar los alimentos sospechosos, de uno en uno,  para ver si el comportamiento cambia.

Aunque la comida no es la causa de todos los problemas y de comportamiento es importante asegurarse de que tu hijo no está sufriendo de algo que puede ser fácilmente remediado simplemente modificando la alimentación.