5 ejercicios para manejar el estrés infantil - Eres Mamá

5 ejercicios para manejar el estrés infantil

el estrés

El estrés infantil tiene estrecha relación con los requerimientos de la rutina diaria y la habilidad para enfrentarlos. Por lo general, estos requerimientos provienen de fuentes externas como la familia o la escuela.

Al igual que ocurre con los adultos, un estilo de vida estresante afecta todas las dimensiones de desarrollo. El rendimiento escolar disminuye, las relaciones sociales se ven deterioradas y los niños empiezan a perder la motivación paulatinamente.

Para evitar que tus hijos empiecen a sufrir de estrés infantil, es importante brindarles un estilo de vida tranquilo y enseñarles a enfrentar asertivamente los retos del día a día.

Si me preguntan cuál es la clave más importante para la longevidad, yo tendría que decir que es evitar la preocupación, el estrés y la tensión. Y si no me lo preguntan, aun así tendría que decirlo.

-George Burns-

Prácticas efectivas para manejar el estrés infantil

Estrés infantil

1. Hacer ejercicio. La actividad física frecuente es una de las mejores estrategias para manejar el estrés. Esta medida funciona tanto para niños como para adultos. Una actividad física, además de contribuir al desarrollo corporal del niño, es eficaz para manejar condiciones como el estrés y la ansiedad.

2. Enséñales ejercicios de respiración. Cuando tus hijos muestren algún signo de estrés o de ansiedad, lo primero que debes hacer es tomar una pausa para ayudarles a calmarse. Pídeles que respiren profundamente y piensen en algo que les gusta hacer o que disfrutan.

3. Sal de casa. Un episodio de estrés o una rutina estresante, puede combatirse con un poco de contacto con el medio ambiente. Ir al parque o jugar fuera de casa por unos minutos, hará que sus reacciones sean más calmadas. El movimiento físico combinado con un espacio amigable, es ideal para para relajarse un poco.

4. Motívalos a escribir, a dibujar o a hacer una manualidad. A medida que tus hijos crecen y se hacen más conscientes de sus emociones, pueden expresarlas más fácilmente.

Pueden escribirlas, dibujarlas, pintarlas o simplemente canalizar su energía con algo de creatividad. Algo muy sencillo que puedes hacer, es tomar revistas, pegamento y tijeras y hacer un collage libre con las imágenes y colores que prefieran.

Estrés infantil

5. Invítalos a hacer actividades relajantes. Para los pequeños que disfrutan al tener rutinas más calmadas, la práctica del yoga y la meditación es una buena opción.

Por medio de estos dos ejercicios, se promueve la búsqueda de la paz mental y la estabilidad emocional. Se han encontrado beneficios en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños que practican este tipo de actividades.

Tips que te ayudarán a orientar adecuadamente el estrés infantil

  1. Motiva a tus hijos a enfrentar sus temores, no a huir de ellos. La evasión genera problemas de ansiedad mientras que la confrontación la reduce con el paso del tiempo.
  2. Mantente en calma para que ellos aprendan a reaccionar calmadamente en situaciones difíciles. Los niños y adolescentes interpretan la respuesta de los adultos y tienden a imitarla.
  3. Refuerza las conductas positivas y ofrece estímulos afectivos. Los comportamientos valientes merecen reconocimiento y motivación.
  4. Incentiva la libre expresión para que la ansiedad y el estrés no se conviertan en bombas de tiempo. Cuando notes algún cambio en el comportamiento de tus hijos hazles preguntas y demuéstrales que estás ahí para escucharlos y darles una palabra de aliento.
  5. Dale nombre a cada sensación, así tendrán las palabras precisas para describir lo que sienten y lo que piensan. Una parte del desarrollo comunicativo de los niños implica la conciencia de las emociones y la capacidad para nombrarla.
  6. Vigoriza en tus hijos la habilidad de resolver los problemas. El proceso adecuado debe ser escuchar lo que tienen para decirte, mostrarles empatía y luego ayudarles a encontrar soluciones a sus conflictos.
  7. Limita el estrés cada vez que sea posible. Si sabes que cierta situación es detonante de estrés, procura encontrar un modo alternativo de llevarla a cabo.

Estrés infantil

Aunque no puedas evitar que tu hijo esté expuesto a condiciones que le generen estrés, sí puedes ayudarle a manejarlo de la forma más saludable posible.

La capacidad que desarrollen para enfrentarse a la vida, determina el tipo de adulto que tu hijo será. Si quieres una persona sana y estable física y mentalmente, debes empezar a reforzar las conductas positivas desde los primeros años de vida.