5 actividades para enseñar a resolver problemas a niños pequeños

25 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
No te pierdas estas 5 actividades para que enseñes a tus hijos a resolver los problemas desde una edad bien temprana.

La resolución de problemas se puede enseñar de tal manera que expongas a tu hijo a oportunidades para resolver desafíos en un ambiente seguro. Así, los niños podrán desarrollar esta habilidad tan importante para la vida. Por eso, usar la mente para pensar y encontrar soluciones es como trabajar un músculo con el tiempo. Resolver problemas con actividades para niños pequeños es una gran idea para conseguirlo.

Además, cuanto más se usa la mente para resolver problemas, más se fortalecerá “el músculo”. Por lo que cada vez resultará más fácil usar la creatividad para la resolución de conflictos o problemas que pueden ir presentándose en la vida sin avisa. En este sentido, se puede aprender a resolver problemas de dos maneras: a través del juego libre o con las oportunidades guiadas.

Estrategias para resolver problemas

Primero, antes de empezar con las actividades para enseñar a resolver problemas a niños pequeños, es necesario que se tengan en cuenta los pasos que se necesitan para poder adquirir dichas habilidades:

  1. Identificar el problema.
  2. Definir el problema.
  3. Examinar las opciones.
  4. Actuar según el plan.
  5. Ver las consecuencias.
  6. Adaptar la acción.
    Padres pasando el rato en familia con sus hijos para enseñarles a resolver problemas.

Por lo tanto, las actividades a nivel preescolar no necesitan presentar problemas complicados de alto nivel. Una actividad simple, como identificar las diferencias en una imagen, puede funcionar en la primera habilidad necesaria (identificar un problema).

Además, jugar con juguetes de construcción puede desarrollar la capacidad de un niño para probar varias soluciones y examinar las opciones cuando, por ejemplo, intenta encontrar la mejor manera de construir algo.

Ver lo que ocurre será lo que ayude a predecir las consecuencias. Las actividades más básicas pueden funcionar en todas estas habilidades y hacer que los niños sean competentes para encontrar soluciones.

¿Cómo enseñar a resolver problemas con preguntas?

Seguidamente, el lenguaje que usas alrededor de tu hijo y tu técnica de preguntas también afectará, en gran medida, a su comprensión de un problema o desafío como, simplemente, algo que espera que se encuentre una solución.

Por eso, mientras tu hijo está jugando, o cuando se le ocurre un problema, hazle preguntas que le guíen para encontrar una respuesta potencial de forma independiente. Aquí hay algunos ejemplos que puedes utilizar:

  • ¿Qué crees que hizo caer la torre de bloques?
  • Si lo construimos nuevamente, ¿cómo podemos cambiar la estructura para que no se caiga la próxima vez?
  • ¿Hay una mejor manera de hacerlo? Si piensas de una forma diferente, ¿podemos probarlo y ver cuál funciona mejor?
  • ¿Eso ha funcionado? La torre volvió a caer, así que intentemos otra solución.

Resiste la tentación de solucionar todos los problemas de tu hijo, incluidos los conflictos con amigos o hermanos. Estas son oportunidades importantes para que los niños aprendan a resolver las cosas negociando, pensando y razonando.

Con el tiempo, tu hijo se acostumbrará a ver un problema, comprenderlo, sopesar las opciones, tomar medidas y evaluar las consecuencias. Los problemas serán vistos como desafíos a enfrentar lógicamente y no como “problemas”.

5 actividades para resolver de problemas

A continuación, vamos a comentar 5 juegos y actividades simples y fáciles que puedes hacer con tu hijo en casa. Muchos de ellos son el tipo de actividades a las que tu pequeño debería tener una exposición diaria para mejorar sus habilidades.

Hacer puzzles

En este caso, los puzzles son una de las mejores actividades de pensamiento que existen. Cada rompecabezas es, básicamente, un gran conjunto de piezas confusas que se resolverán y se volverán a montar. Los niños han de tener una exposición regular a los puzzles, pues son excelentes para desarrollar habilidades de pensamiento.

Abuela con su nieta haciendo puzzles para enseñarle a resolver problemas.

Juegos de memoria

Los juegos de memoria desarrollarán la memoria y la atención al detalle de tu hijo. Usa pares de imágenes que coincidan y ponlas todas boca abajo, barajadas, sobre una mesa. Después, turnaos para elegir dos cartas y ponerlas boca arriba sobre la mesa.

Si tienes un par que coincida, consérvalas, y, si el par no coincide, da la vuelta a las cartas hasta que sea tu turno para volver a intentarlo. Anima a tu hijo a concentrarse y a prestar atención a dónde están las imágenes e intenta encontrar un par que coincida en cada turno.

Preguntas a la hora del cuento

Acostúmbrate a hacer preguntas durante la hora del cuento diario que desarrollen habilidades de pensamiento de orden superior. En lugar de solo leer y que tu hijo esté escuchando pasivamente, haz preguntas en todo momento para que se concentre en resolver problemas.

Juegos de mesa

Los juegos de mesa son una excelente manera de desarrollar habilidades para resolver problemas. Podrás enseñar la habilidad de seguir reglas y moverse en una secuencia lógica. Después, introduce juegos que requieran un poco de planificación y pensamiento más profundo, como el Monopoly Junior.

El 3 en raya

Por último, dibuja una tabla simple en un papel o en una pizarra. Turnaos para añadir un círculo o una cruz a la mesa y ver quién puede hacer primero una fila de tres.

Tu hijo, probablemente, se dará cuenta en poco tiempo y comenzará a pensar cuidadosamente antes de colocar su símbolo. Este juego también se puede jugar con fichas de colores u objetos diferentes.

Esperamos que estas actividades para resolver problemas ayuden a tus hijos a mejorar sus habilidades. ¿A qué esperas para ponerlas en práctica mientras pasáis momentos divertidos y didácticos juntos?