4 alimentos fáciles de digerir durante el embarazo

Es importante plantear una dieta durante el embarazo que satisfaga los requerimientos nutricionales, pero, al tiempo, es fundamental que sea fácil de digerir.
4 alimentos fáciles de digerir durante el embarazo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 14 Mayo, 2021.

Última actualización: 14 Mayo, 2021

Durante el embarazo puede ser determinante el consumo de alimentos fáciles de digerir. En este estado, el tracto intestinal se encuentra más sensible, por lo que la inclusión en la dieta de comestibles con elevado contenido en grasas puede dificultar los procesos.

Ahora bien, existen una serie de alimentos que resultan un valor seguro a la hora de aportar nutrientes de calidad y de conseguir una digestión sencilla. Con ellos no tendrás apenas problemas, por lo que puedes ingerirlos en la cena para asegurar un sueño reparador y sin alteraciones.

Alimentos fáciles de digerir durante el embarazo

A continuación, te presentamos una serie de alimentos fáciles de digerir para consumir durante el embarazo y asegurar una correcta nutrición.

Manzana

Mujer embarazada comiendo manzana durante el embarazo, uno de los alimentos fáciles de digerir.

Las manzanas se caracterizan por su contenido en agua y en fibra soluble. Dentro de este último grupo destacan las pectinas, que son capaces de fermentar a nivel intestinal, sirviendo de sustrato energético para las bacterias que conforman la microbiota. Así lo evidencia un estudio publicado en Experimental & Molecular Medicine.

Es aconsejable comer manzanas entre horas, ya que, además, ayudan a controlar el apetito. También se pueden incluir en el postre, o cortar en trozos pequeños y añadirlas a un yogur o al kéfir. Cuentan con una elevada versatilidad, por lo que es fácil introducirlas en la dieta diaria.

Pollo

La carne de pollo cuenta con proteínas de alto valor biológico y bajos niveles de grasa. Por ello, su vaciado gástrico es rápido y su digestión sencilla. Consigue, al mismo tiempo, aportar todos los aminoácidos que la mujer embarazada necesita para mantener la masa muscular funcional y para permitir el desarrollo del feto en su interior.

Este alimento también cuenta con gran versatilidad a nivel culinario, aunque la mejor opción puede ser prepararlo a la plancha para facilitar su digestión. Asimismo, supone un valor seguro cuando se cocina cocido con agua, aunque en este caso resulta más insípido desde el punto de vista organoléptico.

Yogur natural

El yogur natural es una fuente de bacterias probióticas, capaces de colonizar selectivamente el tubo digestivo, originando un beneficio para la salud del huésped. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Frontiers in Cellular and Infection Microbiology

Por este motivo, el yogur natural no solo supone un alimento fácil de digerir, sino que contribuye a que el resto de los alimentos se descompongan de forma óptima en el intestino. De este modo, se repercute positivamente sobre el metabolismo de la madre, lo que puede dar lugar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes gestacional.

Ahora bien, es fundamental evitar elegir aquellos yogures que cuentan con azúcares añadidos o con edulcorantes artificiales. Los primeros impactan de manera negativa sobre la salud metabólica. Los segundos son capaces de reducir la diversidad bacteriana en el tubo digestivo, generando el efecto contrario al buscado.

Arroz cocido

A la hora de elegir un alimento con contenido en carbohidratos que genere una digestión sencilla, el arroz puede ser la mejor opción. Este grano provoca muchos menos gases que las legumbres o que los cereales integrales. Asimismo, aporta hidratos de carbono de elevada calidad, elementos clave para asegurar la energía durante la actividad física.

No obstante, hay que tener en cuenta que el efecto intestinal beneficioso del arroz cocido es mucho mayor si se consume en crudo. En este caso, el almidón que lo compone se vuelve resistente, actuando como un compuesto prebiótico a nivel intestinal y estimulando el crecimiento de las bacterias de la microbiota.

Arroces de diferentes tipos.

Incluye en la dieta en el embarazo alimentos fáciles de digerir

Con los alimentos fáciles de digerir que te hemos comentado, te asegurarás de aportar nutrientes esenciales en el embarazo, al tiempo que se facilitará el paso del bolo fecal a través del tubo. Se reducirán las posibles molestias, así como la producción de gas intestinal que ocasiona molestias.

Ahora bien, no olvides que no solo es importante incluir estos productos en la dieta, sino también evitar aquellos comestibles que pueden resultar pesados. Los ultraprocesados industriales, con alto contenido en grasas trans, impactan negativamente sobre la microbiota y sobre el tubo digestivo.

También los líquidos distintos al agua pueden generar un efecto poco deseado a nivel intestinal. Por ello, es bueno evitar los refrescos azucarados y los zumos.

Te podría interesar...
Recetas de cuchara para bebés de 9 a 12 meses
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Recetas de cuchara para bebés de 9 a 12 meses

Sin interrumpir la lactancia, fundamental en este etapa, puedes incorporar algunas recetas de cuchara para bebés de 9 a 12 meses.



  • Beukema M, Faas MM, de Vos P. The effects of different dietary fiber pectin structures on the gastrointestinal immune barrier: impact via gut microbiota and direct effects on immune cells. Exp Mol Med. 2020 Sep;52(9):1364-1376. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32908213/
  • Wieërs G, Belkhir L, Enaud R, Leclercq S, Philippart de Foy JM, Dequenne I, de Timary P, Cani PD. How Probiotics Affect the Microbiota. Front Cell Infect Microbiol. 2020 Jan 15;9:454. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32010640/