12 juegos para niños de 4 años

12 juegos para niños de 4 años están destinados principalmente al desarrollo cognitivo, emocional y motriz de los pequeños. Además, son una gran herramienta para mantenerlos entretenidos y canalizar su energía a lo largo del día.

A continuación se expondrá la importancia del desarrollo emocional y cognitivo de un niño y las diferencias que presenta según las fases del desarrollo de Piaget. Además, descubriremos cuáles juegos son los que propician o estimulan su desarrollo, de forma simple, amena y divertida.

Juegos para niños de 4 años

El desarrollo emocional es el proceso por el que una persona descubre su propio ser, define su “yo” interno. Dentro del desarrollo emocional se incluye su identidad, su autoestima, su seguridad y confianza en sus capacidades.

En el desarrollo emocional también se incluyen la capacidad para reconocer sentimientos propios y del resto de persona que nos rodea. También, la capacidad de empatizar con los demás y de entender su situación.

La manera de gestionar los problemas, dependiendo de las actuaciones que las diferentes situaciones requieran, lo irán aprendiendo a medida que se dé su desarrollo emocional.

La mascota es uno de los compañeros ideales para los juegos infantiles.

El desarrollo emocional permite al niño tomar conciencia de su ser y por lo tanto de su ubicación en el mundo.

Las características que presentan los niños de 4 años en relación a su desarrollo emocional son las siguientes:

  • La competición en juegos suele ser más objetiva. A partir de ahora se molestarán si pierden en una actividad o se alegrarán con más entusiasmo que años atrás lo hacía.
  • Imita las actividades de los adultos. Intentarán ponerse en nuestra situación y veremos cómo nos imitan ya sea en expresiones, repeticiones de lo que decimos o simplemente disfrazándose con nuestra ropa.
  • Es la famosa edad de preguntar ¿Por qué? Para tratar de entenderlo todo, hasta ahora muchas preguntas podían ser resueltas con un simple “Porque sí o porque no” pero ahora nuestros hijos querrán una justificación más eficaz.

Juegos para el desarrollo emocional

Estos juegos y actividades ayudarán al desarrollo emocional de nuestros hijos. Son actividades muy sencillas que podremos realizar con ellos sin necesidad de comprar juguetes nuevos o utilizar muchos materiales:

  • Realizar caretas con cartulina con diferentes emoticonos.
  • Enseñarle a su niño fotos de cuando era bebé y explicarle la emoción que sentía él en ese momento.
  • Mientras juega con sus muñecos, hacer que el niño se fije y recree emociones en ellos: “Mira que contento está el conejito”.
  • Jugar delante del espejo a hacer muecas de las diferentes emociones.
  • Jugar a adivinar las emociones que una persona está imitando.

Juegos para el desarrollo cognitivo

El desarrollo cognitivo corresponde al esfuerzo que hace nuestro hijo para tratar de entender y actuar en este mundo. En cada etapa de su vida, su mente descubre una nueva forma de actuar. Este se divide en diferentes fases dependiendo de la edad del niño.

De acuerdo a Piaget, las fases del desarrollo son las siguientes:

  1. De 0 a 24 meses: Sensorio-motriz. La conducta del niño es primordialmente motora; no piensa mediante conceptos.
  2. De 2 a 7 años: Preoperacional. Esta es la etapa más importante en el desarrollo cognitivo de nuestros hijos. Como vemos es también la más larga. Durante esta etapa, el niño desarrollará su capacidad de pensamiento y de utilización del lenguaje.
    Los juegos para niños de 4 años no deben incluir piezas pequeñas porque se las pueden tragar.
  3. De 7 a 11 años: Operaciones concretas. Pueden responder ante problemas sencillos pero reales. Esta será la etapa más social de su vida. Comprenderá y ordenará los términos de tiempo, espacio, casualidad y velocidad.
  4. A partir de 11 años: Operaciones formales. El niño tiene razonamiento lógico inductivo y deductivo, se definirá su personalidad, comenzarán a existir un desarrollo moral y ético.

Otros juegos y actividades

Estos juegos y actividades ayudarán al desarrollo cognitivo de nuestros hijos, y pueden llevarse a cabo tanto de forma individual, como en familia o amigos.

  • Recordar objetos que hayan visto en una ilustración.
  • Establecer semejanzas entre objetos en lo que se refiere a color y forma.
  • Ejercicios con ilustraciones en las que haya que diferenciar entre:
    • Arriba- abajo.
    • Afuera-dentro.
    • Cerca- lejos.
  • Rompecabezas de 24 piezas o más.
  • Completar un laberinto simple.
  • Juegos de imitar personajes animados.
  • Pequeñas obra de teatro; esta edad es perfecta para apuntar a nuestro hijo a actividades extraescolares que tengan que ver con su capacidad interpretativa.

Estas actividades son muy sencillas y podremos realizarlas con los niños de 4 años (o incluso un poco más) sin tener que salir especialmente a comprar juguetes nuevos o utilizar materiales que no tengamos en casa. Todo se trata de utilizar los recursos que tenemos y dejar la compra de lado, para que no se sienta como una obligación.

Recuerda, en realidad, lo que queremos es estimular su desarrollo y disfrutar a su lado. Y sí, se pueden comprar juguetes y materiales para hacer manualidades, pero esto no debe convertirse en una regla sin la cual no sepamos cómo propiciar la diversión.

Categories: Educación Etiquetas:
Te puede gustar