Ventajas e inconvenientes de los cereales integrales para los niños

Gracias a los cereales integrales se puede obtener una buena cantidad de fibra insoluble, necesaria para aumentar el volumen del bolo fecal y reducir el estreñimiento.
Ventajas e inconvenientes de los cereales integrales para los niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 23 Abril, 2021.

Última actualización: 23 Abril, 2021

Según muchas guías de nutrición, como esta publicada por la Fundación Española de Nutrición, los cereales son alimentos indispensables para una buena dieta. En el contexto de alimentación infantil, se vuelve primordial el aporte de carbohidratos, por lo que pueden ayudar. Eso sí, es importante elegir siempre variedades de cereales integrales.

Hay que comenzar comentando que no todos los cereales gozan de la misma calidad. Observar el etiquetado puede despejar muchas dudas, ya que al leer los ingredientes se puede detectar la presencia de azúcares añadidos, que han de evitarse, en la medida de lo posible.

¿Qué son los cereales integrales?

Lo primero que hay que dejar claro es el concepto cereales integrales. Bajo este nombre nos referimos a un conjunto de alimentos de origen vegetal que han sufrido un cierto procesamiento industrial, pero manteniendo siempre la cáscara. Se usa el grano entero para obtener este producto.

Alimentos integrales.

De este modo, se controla la absorción posterior de los carbohidratos y se genera un aporte eficiente de fibra, lo que puede dar lugar a varios beneficios a nivel de salud.

Ventajas de dar cereales integrales a los niños

Vamos a comentar las principales ventajas del consumo de cereales integrales en la dieta infantil, así como la posición de la ciencia al respecto.

Mejoran el tránsito intestinal

Los cereales integrales destacan por su contenido en fibra, que ha demostrado ser capaz de mejorar el tránsito intestinal, reduciendo, así, el riesgo de estreñimiento. La fibra actúa aumentando el volumen del bolo fecal. A partir de aquí la estimulación de los receptores mecánicos del tubo digestivo se vuelve más intensa, del mismo modo que las contracciones peristálticas. Así lo evidencia un estudio publicado en Alimentary Pharmacology & Therapeutics.

Aportan energía

Hemos de destacar que los cereales integrales son alimentos que concentran gran cantidad de carbohidratos, que funcionan como sustrato energético para la realización de muchas de las actividades diarias. Si la ingesta de ellos no es adecuada, el niño puede experimentar fatiga.

Reducción del riesgo de cáncer de colon

A pesar de que los procesos tumorales no son frecuentes en niños, hay que tener en cuenta que durante la etapa de crecimiento se sientan las bases para una buena salud futura. En este sentido, garantizar la ingesta de cereales integrales y, por tanto, de fibra, genera una protección frente al cáncer de colon, según una investigación publicada en International Journal of Food Sciences and Nutrition.

Inconvenientes de los cereales integrales para los niños

Pero no es oro todo lo que reluce. El consumo de cereales integrales cuenta también con ciertos inconvenientes.

No los pueden tomar los menores de 2 años

El sistema digestivo del niño se encuentra en desarrollo. Por norma general, no se recomienda que los menores de 2 años consuman estos alimentos. Además de que se pueden producir atragantamientos, resultan demasiado agresivos para una microbiota todavía en formación.

En ocasiones dificultan la digestión

Aunque se asocia la fibra con una buena capacidad digestiva y una mejora de los procesos, en ocasiones puede resultar contraproducente. Si por cualquier motivo existe en el tubo una cepa bacteriana nociva o una situación de disbiosis, un consumo elevado de fibra puede generar malestar. No sucede en todos los casos, pero el riesgo existe.

No siempre sientan bien

Niño comiendo un bocadillo con pan integral.

Hay que destacar también que los cereales integrales pueden incrementar la producción de gas a nivel intestinal. En los niños que suelen sufrir dolores abdominales, esto puede estar desaconsejado. En estos casos es mejor aportar alimentos de digestión sencilla y poco meteorizantes.

¿Por qué hay que tomarlos de manera moderada?

A pesar de categorizarse como buenos para la salud, los cereales integrales hay que consumirlos de forma moderada. Estos contienen carbohidratos, pero no las proteínas y las grasas necesarias para que el niño crezca de forma adecuada. Hay que garantizar la presencia en la dieta de alimentos que posean estos dos últimos nutrientes.

Por otra parte, y a pesar de que la fibra es positiva en muchos casos, tampoco conviene abusar de ella. Lo óptimo es consumirla en una cantidad justa y adecuada para maximizar sus beneficios.

Incluye cereales integrales en la dieta

Como has podido comprobar, incluir cereales integrales en la dieta del niño suele resultar positivo para la salud. Salvo una serie de casos concretos, estos alimentos generan beneficios si se ingieren de forma regular. Ahora bien, hay que comprobar el etiquetado de los productos para asegurarse de que están libres de azúcares añadidos.

Te podría interesar...
Batidos post-entreno en niños deportistas
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Batidos post-entreno en niños deportistas

La ingesta tras el ejercicio es clave para la recuperación de las pérdidas de nutrientes mediante el uso de batidos post-entreno caseros.



  • Erdogan A, Rao SS, Thiruvaiyaru D, Lee YY, Coss Adame E, Valestin J, O'Banion M. Randomised clinical trial: mixed soluble/insoluble fibre vs. psyllium for chronic constipation. Aliment Pharmacol Ther. 2016 Jul;44(1):35-44. doi: 10.1111/apt.13647. Epub 2016 Apr 29. PMID: 27125883; PMCID: PMC4891216.
  • Gianfredi V, Salvatori T, Villarini M, Moretti M, Nucci D, Realdon S. Is dietary fibre truly protective against colon cancer? A systematic review and meta-analysis. Int J Food Sci Nutr. 2018 Dec;69(8):904-915. doi: 10.1080/09637486.2018.1446917. Epub 2018 Mar 8. PMID: 29516760.