La llegada de un nuevo hermano es el mejor regalo

Mervis Romero · 14 marzo, 2018
Desde el momento del embarazo, puedes preparar a tu hijo mayor para la llegada de un nuevo hermano. La forma como enfoques el nacimiento del bebé y su integración en la familia influirá en la disipación de temores y dudas del mayor.

La llegada de un nuevo hermano es un acontecimiento que debería traer alegría al primogénito. No obstante, es normal que los hijos mayores sientan resentimientos y celos por el nuevo integrante de la familia, pues durante esta etapa se dan grandes cambios. En muchos casos, a los niños les cuesta adaptarse a ellos.

¿Cómo lograr que tu hijo mayor se adapte de manera positiva?

Para que tu primogénito se sienta feliz por la llegada de un nuevo hermano, es necesario que lo ayudes. Estas sugerencias te serán muy útiles.

Conocer al bebé en el hospital

Esta es una buena opción, ya que podrá estar con su mamá nuevamente y ver por primera vez a su hermanito. Así, puedes permitirle que lo mire y lo acaricie con prudencia el tiempo necesario. De esta manera, comenzará a fortalecer ese vínculo fraternal.

Otra sugerencia practica es darle un regalo de parte del recién nacido para su hermano mayor. Debes hacerlo sentir que su amor por él no ha cambiado, que sigue siendo un miembro principal en la familia.

Mantener la rutina diaria

Con la llegada de un nuevo bebé surgen cambios en el hogar. En la medida de lo posible, debes mantener la misma rutina para tu hijo mayor, así no crearás confusiones en él.

De no poder evitarlo, explícale con mucho tacto el porqué de algunos cambios. Respetar  sus espacios y conservar sus pertenencias en sus lugares es otra sugerencia práctica.

Dedicarle tiempo

Aunque resulte difícil hallar tiempo para tu niño mayor, debes procurar encontrar un momento del día para estar solo con él. Ambos padres tienen que dedicar tiempo exclusivo para disfrutar de cada uno de sus hijos.

Una vez superados los celos, un nuevo hermano puede convertirse en el mejor amigo.

Incluir a tu hijo mayor en actividades relacionadas con el recién nacido

Permítele que participe en los cuidados del bebé. Por ejemplo, ayudar a sostener el pañal o el biberón, entre otras cosas que estén a su alcance y dependiendo de su edad. Esto lo hará sentirse útil e importante y facilitará la aprobación del nuevo integrante.

Otra alternativa es divertirte con el mayor estando el pequeño presente. Así, el niño sabrá que mamá puede seguir compartiendo con él cantando, jugando o leyendo cuentos. El objetivo es que vea a un nuevo hermano como un regalo familiar.

“Yo, que no tengo hermanos ni hermanas, miro con cierto grado de envidia a aquellos que pueden decir que han visto nacer a sus amigos”
—James Boswell—

Cuidar la comunicación con el niño

Debes explicarle a tu hijo de forma franca, pero de acuerdo a su edad y madurez lo que está pasando. A partir de los 2 años de edad ya es capaz de entender muchas cosas. Escucha atentamente sus inquietudes y responde con términos que él comprenda.

Puedes también hablarle de la época en que él fue bebé y de cómo lo cuidasteis con atención. Muéstrale fotos y ropa de ese tiempo; esto hará que se sienta identificado. Es primordial demostrarle afecto y cariño en todo momento, que sienta que sus padres lo siguen amando al igual que querrán al recién nacido.

Conservar el rol de otros miembros de la familia

Otros familiares allegados como abuelos y tíos pueden dedicarle tiempo de calidad al niño. Sirven actividades como llevarlo a jugar al parque, a merendar, al cine u otra actividad de costumbre.

Esto servirá para que no note el cambio tan drásticamente, esto es, el hecho de que ya mamá no le pueda dedicar tanto tiempo.

4 situaciones que los padres deben impedir

Puedes evitar situaciones incómodas y evitarle  malos entendidos a tu hijo sobre su nuevo hermano. Para ello, sigue estas recomendaciones:

  • No permitas que el niño mayor se exceda en sus intentos para mantener la atención de sus padres.
  • Como padres, no debéis sentiros mal por dedicar tiempo a atender al bebé.
  • No dejes que sea el niño quien domine la situación con rabietas ni llantos descontrolados.
  • Mostrad firmeza pero con paciencia y amor al corregirlo.
Los celos entre hermanos son la respuesta común de los niños ante la llegada de alguien que requiere más atenciones.

¿Por qué los celos del niño mayor al nacer su nuevo hermano?

Los celos en los pequeños son un sentimiento normal y positivo dentro de lo razonable, ya que indican que el niño ha desarrollado un fuerte vínculo afectivo con sus padres. Esto es primordial para amar y ser amado durante su vida.

Por lo general, el nuevo bebé acapara la atención de todos, en especial de sus padres. Es por ello que el hijo mayor verá amenazada la relación con sus progenitores y lo demostrará a través de comportamientos extremos.

Se puede ser equilibrado para atender a ambos niños en casa y demostrarles el amor y el cariño que se merecen. De este modo, la llegada de un nuevo hermano será comprendida como el mejor regalo.