Cómo conseguir una llegada pacífica de un nuevo hermano

María José 3 febrero, 2016

Cuando se tiene pensado ampliar la familia y ya hay un hijo, es posible que la transición pueda parecer algo complicada pero no tiene que ser así en absoluto si se tienen en cuenta las necesidades y los sentimientos del pequeño. La llegada de un nuevo hermano puede ser un acontecimiento pacífico donde todos y cada uno de los miembros del hogar puedan disfrutar al máximo.

Si sois padres y en breve llegará un nuevo hermano es necesario que penséis las formas de conseguir que la transición sea algo en el que vuestro hijo se sienta partícipe y también importante.

Es absolutamente necesario que no sienta en ningún momento que el nuevo hermano le quitará protagonismo o que le querréis menos que a él. Es necesario que entienda que el amor de unos padres nunca se divide, siempre se multiplica por sus hijos.

Antes de que el bebé llegue a casa

Antes de que el bebé llegue a casa, es decir, cuando la madre aún está embarazada, es necesario que hagáis partícipe a vuestro hijo en todo lo que pueda formar parte. Por ejemplo, si vais a decorar el dormitorio del bebé, dependiendo de la edad de vuestro hijo podéis pedirle opinión acerca de los colores para las paredes, que escoja sábanas o que elija algunos detalles decorativos.

Cuando vayáis a comprar ropita para el bebé, haced que se sienta protagonista escogiendo la ropa que le guste para su nuevo hermano para que sienta que sus decisiones son importantes y que se tienen en cuenta.

shutterstock_290152598

Cuando queráis anunciar que volveréis a ser padres, podéis hacer también que el pequeño se sienta protagonista. Por ejemplo, podéis ponerle una camiseta que ponga algo como: “En marzo seré hermano mayor” o algo así. Durante los 9 meses del embarazo, hablad sobre su hermano, sobre lo bueno que es tener hermanos, que ser el hermano mayor es importante (pero no le responsabilices de más, recuerda que es un niño), etc.

Cuando aún estás en el hospital

Cuando aún estás en el hospital y tu hijo va a verte es necesario que no haya muchas personas en la sala para que puedas prestar toda tu atención a tu hijo y no se sienta desplazado en ningún momento.

Tu hijo necesitará sentirte cerca porque te habrá echado de menos mientras estabas en el hospital dando a luz a tu segundo hijo y tendrá la necesidad de conectar contigo. Lo ideal es que cuando vaya al hospital a verte solo estéis en la sala tú, tu pareja, tu hijo y el bebé.

Cuando sea el momento de salir del hospital para ir a casa, intentad que coincida cuando él pueda estar presente, así podrá formar parte de ese momento tan especial y podrá sentir como los 4 volvéis a casa como una familia que era de 3 y ahora es de 4.

Cuando llega el momento de llevar el bebé a casa

Primero deberéis haceros a la idea como padres que los primeros 6 u 8 meses serán momentos de cambios para todos y que quizá tu hijo mayor tendrá momentos de retrocesos o de que se comporte de formas diferentes, es su forma de adaptarse y mientras no sea nada muy fuera de lo normal no deberéis darle la mayor importancia.

Es necesario que se normalicen los momentos difíciles y que pongáis nombre a lo que ocurre en cada momento, así tu hijo se podrá sentir más tranquilo y entender qué le sucede y qué es lo que está pasando dentro de su mundo de emociones.

shutterstock_245711020

Puedes pensar en la idea de que el hijo mayor le dé un regalo de bienvenida al bebé y vosotros se lo deis a él porque se ha convertido en el hermano mayor. Es una forma de establecer un vínculo emocional y entender la importancia familiar entre hermanos.

Una vez en casa, intenta que tu hijo mayor participe en las rutinas en las que quiera hacerlo como en la hora del baño, si tiene pesadillas o comportamientos regresivos recuerda que es algo normal y que se le pasará con el tiempo… ambos hijos necesitarán tu atención y tu cariño por igual. Aunque la vida ha cambiado para todos, vuestro amor puede estar intensificado.

Te puede gustar