Tartas de frutas para niños

Francisco María García · 24 enero, 2018
Divertidas, ricas y saludables si se hacen de forma casera. Las tartas de frutas para niños son un buen método para conseguir que los niños tomen manzanas, peras, melocotón y otras opciones.

Los datos acerca del sobrepeso deben preocuparnos: la obesidad infantil ha llegado a una incidencia tal que se está volviendo endémica en muchos países. Una manera de que los niños consuman las porciones diarias de fruta recomendadas es hacer que formen parte de las tartas de frutas que tanto les gustan.

Tartas de frutas para niños: un postre saludable

Las coberturas y rellenos que suelen llevar las tartas que compramos tienen mucho aporte de grasas y están muy azucaradas. Asimismo, gran parte de la bollería industrial utiliza en su fabricación las nocivas grasas trans y el aceite de palma.

En cambio, si las hacemos en casa podremos controlar la cantidad de lípidos y azúcares que integren. Para ello, a continuación, veremos varias recetas de tartas de frutas caseras para niños.

Tarta de queso (cheese cake) con frutos rojos

 Ingredientes:

  • 300 g de galletas de vainilla (que se puedan triturar)
  • 150 g de manteca derretida
  • 750 g de queso en crema
  • 4 huevos
  • 220 g de azúcar
  • 40 g de harina
  • 150 cc de nata montada
  • Vainilla
  • Fruto rojos: moras, fresas, cerezas, etc
Las tartas de frutas para niños son una excelente opción para hacer que tengan una dieta equilibrada.

 Preparación:

  • Triturar las galletas, derretir la mantequilla y unir todo con las manos. Cubrir el fondo de un molde desmontable con esta mezcla, que será la base de la tarta.
  • Colocar en un bol el queso en crema, los huevos, el azúcar y 2 cucharaditas de vainilla. Mezclar e ir espolvoreando la harina mediante un colador para que se tamice. Incorporar la nata juntándola suavemente con lo anterior y reservar un rato.
  • Para la salsa, calentar 200 g de azúcar con ½ taza de agua y al hervir agregar los frutos. Revolver y cocinar hasta que se forme un almíbar.
  • Al sacar la tarta del horno, dejar enfriar, disponer la capa de queso uniformemente y refrigerar un par de horas.
  • Glasear por encima de la tarta la salsa de frutos rojos y servir.

Tarta rellena de manzana

Ingredientes:

Masa:

  • 3 tazas de harina de trigo
  • 125 g de mantequilla sin sal
  • 2 huevos
  • Sal

Relleno:

  • 1/2 kg de manzanas
  • 100 g de azúcar moreno
  • Zumo de 1/2 limón
  • Canela en polvo
  • Vainilla
  • Anís
  • Sal

Preparación:

  • Mezclar todos los ingredientes de la masa. Amasarlos bien y, una vez obtenida una masa homogénea, envolverla en plástico y reservarla menos de una hora en el refrigerador.
  • Pasado ese tiempo, estirar aproximadamente la mitad de la masa en una fuente de hornear. Colocarle encima algunos granos de legumbres grandes para evitar que se infle; hornear a 200 º C o hasta que dore un poco.
  • Para el relleno, pelar las manzanas, extraer las semillas y el hueso y cortar en trozos. Ponerlas a macerar dos horas tapadas en un recipiente con el limón, la vainilla, anís, canela y el azúcar.
  • Colocar las manzanas maceradas sobre la masa horneada, pero sin el líquido. Estirar con rodillo la mitad restante de la masa y cortar tiras para colocarlas cruzadas sobre la capa de manzanas.
  • Meter al horno a 200º C durante 40 minutos o hasta que dore.
Las tartas de manzana caseras pueden ser una excelente opción para la merienda de tus hijos.

Brazo gitano de kiwi y fresas

Ingredientes:

  • 6 huevos
  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de harina de trigo
  • Ralladura de 1 limón
  • Kiwis y fresas en rodajas
  • Crema chantilly
  • Azúcar pulverizada

Preparación:

  • Batir las claras a punto de nieve. Sin dejar de batir, agregar las yemas y el azúcar lentamente y en forma de lluvia.
  • Echar la harina en un colador e irla incorporando a la mezcla mientras se tamiza, revolviendo con una cuchara de madera en forma envolvente. Esto con el fin de que no se baje la espuma obtenida. Finalmente agregar la ralladura de limón.
  • En una fuente de hornear rectangular a la que se le ha colocado papel encerado, verter la mezcla. Meter al horno a 170º C durante 40 minutos o hasta que al introducir un palillo, este salga seco.
  • Cuando enfríe, untar la crema chantilly por toda la superficie del bizcocho. A continuación, colocar una capa de kiwis y otra de fresas. Enrollar sobre sí ayudándose con el papel encerado y apretando bien el “brazo” resultante.
  • Refrigerar un rato, espolvorearle azúcar pulverizada por encima y cortar en rodajas gruesas.

En cualquiera de estas tres recetas de tartas de frutas para niños se pueden sustituir las frutas indicadas por otras. El límite solo está en la creatividad y en la imaginación de cada uno. Lo importante es lo nutritivo y llamativo que puede ser un postre casero.