Hacer cupcakes, un remedio contra el aburrimiento de los niños

Carmen 14 noviembre, 2016

Una de las actividades más divertidas para hacer con niños para las tardes aburridas de otoño e invierno, puede ser elaborar con ellos los famosos cupcakes. Un cupcake es una tarta pequeña para solo una persona cocinada en un molde similar al de las magdalenas tradicionales o muffins.

Los cupcakes que ahora están tan de moda, provienen de una receta del siglo XIX de origen estadounidense. Antes de que surgieran los moldes para hacer muffins, solían hacerse en tazones o cazuelas de barro. Ahora tenemos todo tipo de moldes, sabores y decoraciones que hacen de los cupcakes uno de los dulces que más gustan a los niños. Son además ideales para fiestas y celebraciones como los cumpleaños o como postre en Navidad

La receta base de un cupcake es muy sencilla y fácil de hacer, ya que es similar a la de cualquier otra tarta ya que contiene  mantequilla, azúcar, huevos y harina. Puede valernos para hacer cupcakes cualquier receta para tartas. Tendremos también que adquirir moldes metálicos o de silicona para que nos queden perfectos y también se pueden colocar una vez hechos en moldes decorativos de papel.

cupcake

Cupcakes fáciles

Los ingredientes básicos para hacer cupcakes serían:

  •  500 gramos de mantequilla
  • 1 taza de azúcar
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de esencia de vainilla o azúcar avainillado
  • 2 cucharadas de polvo para hornear
  •  2 tazas de harina
  •  ralladura de limón o naranja.

Un consejo es que para que se pueda trabajar bien la mantequilla y la leche deben estar a temperatura ambiente .Es importante poner el horno a precalentar para que al meter los cupcakes dentro no haya que esperar a que se alcance la temperatura necesaria para hornearlos. Lo normal es precalentarlo a 180ºC, que es la temperatura adecuada para hacer esta receta.

Una vez que tenemos el horno precalentado y los ingredientes encima de la mesa y pesados, vamos a comenzar a preparar la base. Lo primero es colocar en un bol grande la mantequilla e ir añadiendo poco a poco el azúcar. Podemos hacerlo con una batidora de varillas a velocidad lenta o a mano. Hay que intentar que los dos ingredientes estén bien mezclados.

En otro bol echamos los huevos, los batimos un poco y los echamos en el bol grande .Una vez que el paso anterior haya concluido, vertemos los huevos en el recipiente y lo amasamos unos minutos. Después vamos añadiendo la harina, la levadura y la esencia de vainilla y lo mezclamos unos minutos a velocidad lenta. Al final vertemos la leche sin dejar de amasarlo todo. La masa tiene que quedar manejable.

cupcakes

El siguiente paso es ir rellenando los moldes con la masa pero dejando en cada molde un tercio libre  para que suba con el horneado. Los metemos en el horno a 180ºC unos 20 minutos. Cuando pase este tiempo lo pincharemos con una varilla para comprobar que está hecho por dentro.

Luego los tenemos que dejar reposar y enfriar a temperatura ambiente unos 5 minutos y procedemos a desmoldarlos.

cupcakes

Una decoración divertida

Para adornarlos podemos hacer una buttercream básica y luego echarla a los cupcakes una vez que estén fríos con cuidado con virutas colores o diferentes toppings. Seguro que os divertiréis muchísimo decorándolos con los niños, ya que podrán desarrollar en este paso de la receta toda su imaginación.

Para una buttercream clásica necesitaremos como ingredientes:

  •  225 gramos de mantequilla sin sal
  • 225 gramos de azúcar glass
  • 50 ml de leche
  • 5 gramos de extracto de vainilla. Para la buttercream tenemos que echar azúcar glass y añadirle mantequilla, la leche y la esencia de vainilla. Lo batiremos hasta que forme una pasta homogénea.

La buttercream puede hacerse también añadiendo diversos sabores como chocolate, fresa, vainilla o queso. Podemos echarla por encima del cupcake para decorarlo con una manga pastelera intentando que quede lo más estético y apetecible posible.

Lo más divertido es que podemos hacer multitud de cupcakes dulces de chocolate, vainilla, café, nata, frambuesa, manzana, chocolate banco, turrón, zanahoria,  limón, nutella, fresa, naranja, plátano… Incluso los podemos hacer salados con jamón serrano, queso parmesano, salami u otros sabores.

También los podemos decorar como si fuesen caritas de muñecos, animales como renos u otros objetos para Navidad o fiestas de cumpleaños. Seguro que no olvidaréis en mucho tiempo la tarde que estuvisteis haciendo cupcakes en familia y pronto querréis repetir la aventura.

Te puede gustar