¿Qué son los talleres de lectura para niños?

Fernando Clementin 21 febrero, 2018
La lectura es una actividad fabulosa tanto para los adultos como para los niños. Reunirse con compañeros y amigos que también disfrutan de leer podría ser una de las actividades favoritas de tus hijos.

Durante la infancia, solemos relacionar los pasatiempos de nuestros hijos con deportes o juegos al aire libre. Sin embargo, más allá de los beneficios de estas actividades y de lo necesarias que son, también podemos apelar a esparcimientos que apunten a lo cognitivo. Los talleres de lectura para niños son una gran opción para ello.

Si estás buscando acercar a tu pequeño a la lectura o si, en cambio, buscas iniciarlo en alguna actividad extracurricular, los talleres de lectura para niños son una alternativa que deberías considerar.

Primero, porque son un gran complemento para la escuela y las actividades deportivas. Cada una de ellas contribuirá a la formación integral del pequeño.

Pero además constituyen un espacio donde divertirse, potenciar su imaginación y forjar amistades con niños de la misma edad. A continuación, te detallamos las bondades que la lectura genera en los niños y la conveniencia de estos talleres.

Beneficios de la lectura para niños

La lectura es una actividad extremadamente positiva para el desarrollo cognitivo, especialmente si se la practica desde una edad temprana. Estos son los motivos:

  • Desarrolla sus habilidades lingüísticas: el niño que lee tiene menos errores ortográficos, utiliza más palabras y de mejor manera y, además, es capaz de elaborar oraciones gramaticalmente complejas con mayor facilidad que los demás de su edad.
  • Pone a trabajar el cerebro: al igual que la escritura, leer un cuento, un libro, una novela o un cómic requiere atención, concentración y memoria. Además, muchas historias apelan a la capacidad de reflexión, lo que estimula la abstracción de los pequeños y les inculca valores.
  • Mejora su capacidad de comunicarse: al aprender nuevos términos, el niño mejora considerablemente su capacidad de expresión oral y escrita.
  • Repercute positivamente en su rendimiento escolar: leyendo, el niño incorporará técnicas de retención de datos, trabajará su memoria y aprenderá a organizar el conocimiento incorporado. Esto, posteriormente, puede ser trasladado a los textos académicos.

Por último, no debemos olvidar que muchos niños sienten verdadero placer al leer. Por supuesto, este es un aspecto fundamental en cualquiera de sus actividades: deben divertirse al hacerlas.

La lectura, a solas o colectivamente, contribuye enormemente al desarrollo de los niños.

¿En qué consisten los talleres de lectura para niños?

Los talleres de lectura para niños buscan la creación de un espacio donde compartir cuentos, poesías o cualquier otro tipo de historias escritas. Pueden darse como parte del currículo escolar o fuera de él y están dirigidos por un docente, que es el encargado de leer los cuentos y comandar las actividades que se realizan en torno a este.

Por lo general, se buscan espacios académicos como aulas de clase, pero también pueden llevarse a cabo en bibliotecas. Esto es muy beneficioso, debido a que los niños conocen este espacio y lo asimilan como un baúl inacabable al que recurrir cuando necesiten un libro.

“Al igual que la escritura, leer un cuento, un libro, una novela o un cómic requiere de atención, concentración y memoria”

Asimismo, los talleres de lectura para niños persiguen los siguientes objetivos:

  • Reflexionar sobre los materiales literarios en la lengua materna.
  • Analizar las historias, sus personajes, su temática y sus enseñanzas.
  • Poner atención sobre las herramientas que se utilizan para narrar los acontecimientos.
  • Explorar los diferentes estilos literarios para acercar a cada pequeño a aquel que más le interese.
Los cuentos infantiles aportan muchos beneficios a los más pequeños.

¿Cómo iniciar a mi hijo en la lectura?

Sin dudas, esta no es una tarea demasiado fácil. Hoy en día, los niños cuentan con demasiadas distracciones a su alcance: móviles, ordenadores, videojuegos y televisión. Todos ellos tienen la ventaja de que no requieren esfuerzo y estimulan muchos sentidos a la vez, lo que genera gran entretenimiento en los niños.

No obstante, queda claro que los beneficios de una buena lectura son mucho mayores. Por eso, los talleres de lectura para niños son una excelente alternativa, debido a que propician un lugar de encuentro con sus pares en el que no hay distracciones. Aquí verdaderamente pueden enfocarse en el regocijo de leer un buen cuento.

Asimismo, también hay un par de hábitos que puedes formar desde casa. El primero es el ejemplo: si el chico ve que lees, seguramente se sentirá atraído y querrá imitarte.

En segundo lugar, debes acercarlo a la lectura desde muy pequeño. ¿Cómo? Leyéndole cuentos todas las noches, comprándole historietas, revistas o cualquier otro material que le agrade y, por supuesto, mostrándole lo entretenida que puede ser esta actividad.

“Es importante que los niños tengan libros o revistas en casa para que puedan leer cuando ellos lo deseen. De lo contrario, se corre el riesgo de que el hábito quede en el olvido”

Un libro permite a un niño escaparse a un mundo donde su imaginación y los personajes lo conducen a maravillosas experiencias y aprendizajes. Además, a largo plazo se convertirá en un compañero de ruta que siempre estará a disposición en momentos de alegría o desazón. No dejes de abrirle la puerta de este extraordinario universo a tu pequeño.

Te puede gustar