Sialorrea en niños: ¿qué es y cuál es su tratamiento?

Todos sabemos que el babeo en los bebés es algo habitual. ¿Pero qué sucede cuando persiste durante la infancia? En este artículo te lo explicamos.
Sialorrea en niños: ¿qué es y cuál es su tratamiento?
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 23 agosto, 2021.

Última actualización: 23 agosto, 2021

La sialorrea es el babeo excesivo que ocurre con frecuencia en los bebés. Si bien esto representa un fenómeno normal y esperable en esta etapa, puede sugerir alguna patología pasado ese tiempo.

A simple vista impresiona ser un tema menor, pero no lo es para quienes padecen este síntoma. De hecho, impacta en la vida diaria y en la esfera social de los niños.

¿Quieres conocer más de qué se trata? En este artículo te lo contamos todo.

¿Por qué se produce la sialorrea en los niños?

La pérdida intencional de saliva a través de la boca puede suceder por dos mecanismos:

  • El aumento en su producción, como cuando comemos alimentos ácidos.
  • La dificultad en la deglución, como ocurre cuando la garganta se inflama.

Durante los primeros dos años de la vida, este síntoma es completamente normal. Alcanza su mayor expresión a los 6 meses y luego comienza a disminuir, conforme el niño adquiere la habilidad de cerrar la boca y deglutir correctamente la saliva.

Causas frecuentes de sialorrea

Dentro de las causas esperables (fisiológicas) de la hipersalivación, describimos las siguientes:

  • Erupción dentaria.
  • Ingesta de alimentos con muchas especias, picantes o ácidos.
  • Deseo de comer, ver u oler comida.
  • Náuseas.
Bebé babeando porque tiene dolor de dientes y encías.

Enfermedades asociadas a este síntoma

Además de las anteriores, la sialorrea puede ocurrir en el contexto de algunas patologías. Mencionamos las más relevantes a continuación:

  • Atragantamiento por algún objeto extraño: la salivación inicia de forma súbita y se acompaña de otros signos de asfixia.
  • Mala higiene dental.
  • Infecciones en la faringe, en las glándulas salivales o en las encías.
  • Tumores en boca o faringe.
  • Ingesta de ciertos medicamentos que alteran la coordinación de la deglución.
  • Intoxicaciones: mercurio, cáusticos, organofosforados o drogas de abuso.
  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico.
  • Traumatismos en boca o faringe.
  • Enfermedades mentales: síndrome de Rett, síndrome de Riley-Day, retardo mental.
  • Enfermedades neuromusculares: parálisis cerebral, miastenia gravis, polimiositis o parálisis del nervio facial.

¿Cómo se diagnostica?

Este síntoma es observable a simple vista, por lo cual no requiere de ningún estudio complementario. No obstante, según la causa que se sospeche, el médico puede solicitar distintas pruebas para identificarla.

Es importante conocer algunos datos al interrogatorio a fin de caracterizar la sialorrea. Por ejemplo, el momento de inicio y si se asocia a algún evento puntual, como la ingesta de algún medicamento, una infección o traumatismo reciente.

Además, es necesario indagar sobre algunos rasgos personales del niño:

  • Cómo es su forma habitual de respirar.
  • Si tiene habilidad suficiente para cerrar la boca completamente.
  • Dificultades para tragar los alimentos.
  • Cómo es y fue su desarrollo madurativo hasta el momento.
  • Si se enferma con frecuencia, sobre todo patologías de la vía aérea.
  • Otros síntomas asociados a la hiper salivación.
  • El impacto del babeo en su vida diaria: por ejemplo, si requiere cambiado de ropa frecuente o si este síntoma interfiere en la interacción con las demás personas.

Finalmente, el médico debe realizar un examen físico completo, focalizando sobre nariz, oídos, boca y garganta.

¿Qué complicaciones trae la sialorrea en los niños?

En general, las consecuencias de la hipersalivación afectan a la esfera socioemocional del paciente. Tanto en aquellos niños sanos, como en aquellos que padecen condiciones neurológicas severas y dependen del cuidado de otros.

No solo resulta un síntoma incómodo y desagradable para quién lo padece, sino que además lo predispone a sufrir infecciones de la piel que rodea a la boca y a perder gran cantidad de líquidos y electrolitos por la saliva. Además, la sialorrea provoca dificultades en la articulación de las palabras.

dermatitis atopica piel descamada infeccion labio mejilla nino joven piel seca

¿Qué tratamientos existen para la sialorrea en niños?

Cuando este síntoma afecta a la calidad de vida y el bienestar del niño, es necesario brindar algún tipo de tratamiento.

En primer lugar, es conveniente intentar corregir la causa que lo provoca, siempre que sea posible. Por ejemplo, si el desencadenante es un problema en la oclusión dentaria, es necesario consultar al odontopediatra.

En aquellos casos en los que esto no sea posible, se puede optar por tratamientos específicos. Existen varias alternativas, pero no todas cuentan con la suficiente experiencia o evidencia científica para su uso masivo en niños.

Tratamientos farmacológicos

Al momento, no existe un consenso universal sobre la eficacia y la seguridad de las intervenciones farmacológicas para el tratamiento de la sialorrea en niños. (Cochrane, 2012)

No obstante, describimos a continuación aquellas de uso frecuente:

  • Medicamentos anticolinérgicos (benzatropina y glicopirrolato): son medicamentos aprobados para el uso de algunas condiciones neurológicas infantiles, pero no específicamente para el tratamiento de la sialorrea. Si bien el mecanismo de acción puede limitar el síntoma, no hay pruebas suficientes para indicarlo como tratamiento de esta condición.
  • Toxina botulínica (BoNT-A y BoNT-B): este fármaco se utiliza desde hace varias décadas para el tratamiento de enfermedades neurológicas. También ha sido muy utilizado para la sialorrea de difícil manejo, pero no se dispone de pruebas suficientes para indicarlo de rutina en los niños.

Fisioterapia

Por medio del kinesiotaping, algunos terapeutas han descrito mejorías en el estado de salivación de los pacientes. No obstante, se necesita profundizar en las investigaciones para considerarlo como una opción efectiva en niños.

Cirugía

Esta estrategia queda reservada para los niños mayores de 5 años, con sialorrea severa o con sialorrea moderada, que no haya respondido a los tratamientos anteriores pasados los 6 meses.

Acerca de la sialorrea en niños

Luego de leer esta información, ya te habrás podido hacer una idea de lo que representa este síntoma para quienes lo padecen. Desafortunadamente, todavía es necesario profundizar las investigaciones para comprobar la eficacia y la seguridad sus tratamientos en la infancia.

Recuerda consultar con tu pediatra si tienes dudas acerca de este u otro problema de salud de tus hijos.

Te podría interesar...
Mi bebé se babea mucho, ¿qué hacer?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Mi bebé se babea mucho, ¿qué hacer?

El exceso de salivación en los pequeños ocurre por varios factores naturales, o puede indicar que algo no anda bien. ¿Qué hago si mi bebé babea muc...