El sexto sentido en la mamá: esa voz es ahora más fuerte que nunca

Valeria · 6 abril, 2017

El sexto sentido es la voz de la intuición que nos guía en la vida, un susurro que se vuelve más fuerte y más lúcido durante la maternidad. Más allá de lo que muchos te hayan hecho creer, hablamos de una dimensión psicológica de gran valía y trascendencia que todos deberíamos atender en nuestro día a día.

Ya lo dijo Albert Einstein una vez, en esta vida lo más importante es la intuición. Estamos pues ante un concepto que está cada vez más en auge en muchas disciplinas, en muchas ciencias y en muchas áreas del comportamiento… y la maternidad no podría ser menos.

El sexto sentido tiene poco de sobrenatural. De hecho, los científicos localizan este “instinto” en un área muy concreta de nuestro cerebro: la corteza cingulada anterior.

Según un trabajo publicado por neurólogos de la “Washington University de St. Louis, es una región localizada casi de forma estratégica entre los dos hemisferios, y lo que es aún más interesante, estaría conectada con nuestra “mente inconsciente” para advertirnos de ciertos peligros, de ciertas informaciones subconscientes que debemos tener muy en cuenta.

Así pues, la próxima vez que sientas una corazonada o una sensación indefinible cuando tengas que tomar una decisión, escúchalo, atiende a tu sexto sentido.

Los 4 pilares del sexto sentido durante la maternidad

El cerebro se reestructura cuando somos madres

Tal y como te hemos explicado en alguna ocasión en “Eres Mamá” el cerebro de la mujer cambia cuando estamos criando a un bebé, y lo hace de un modo casi fascinante.

El cerebro experimenta un“encogimiento” con un fin muy concreto: concentrarse en las áreas más emocionales, en esas estructuras más internas donde por supuesto, se localiza la estructura vinculada al sexto sentido.

  • Se crean múltiples conexiones neuronales en áreas como el hipocampo (centro dedicado a la memoria emocional) y el sistema límbico.
  • Se agudizan nuestros sentidos, estamos más alerta y anticipamos riesgos con eficacia.
  • Se agudizan todos los sentidos, la audición, por ejemplo, nos permite reconocer el llanto del bebé del de otros pequeños. La capacidad visual también aumenta, el tacto se vuelve más intenso, captamos de forma más vívida los olores y, por supuesto, también nuestro sexto sentido eleva su potencial.

El sexto sentido es como tu brújula interna

Para entender cómo actúa el sexto sentido te pondremos un sencillo ejemplo. Te presentan a una persona y algo en ti te dice que no es de fiar, después de hablar unos minutos con él o ella, evitas darle tu teléfono porque no deseas mantener el contacto.

  • ¿Por qué lo hacemos? ¿Qué nos invita en ocasiones a tomar unos caminos y no otros? ¿A interesarnos por ciertos perfiles de personalidad y no otros?
  • Todo está en nuestro inconsciente y nuestra intuición. Es ahí donde se guarda toda nuestra experiencia, nuestros recuerdos, la esencia de nuestra personalidad y nuestros deseos. El sexto sentido es el que nos permite tomar decisiones rápidas en momentos concretos, y de hecho, es algo que hacemos muy a menudo.

No obstante, hay personas que aún escuchando a su sexto sentido prefieren no darle importancia. Silenciarlo y usar más la lógica o un análisis más profundo y detallado, desoyendo las corazonadas.

Lo que te dice el sexto sentido durante la crianza

El sexto sentido durante la crianza tiene mucho que ver con nuestro instinto natural. Si bien es cierto que hay quien es muy crítico con este aspecto, no debemos rechazarlo, ni descartarlo al segundo.

  • El instinto maternal, así como nuestro sexto sentido, están en nuestro cerebro por algo: para invitarnos a una primera reflexión, una primera valoración que asciende directamente de nuestro ser. Si lo deseamos, no cuesta nada pasar después esa corazonada por un filtro más objetivo, pero es necesario escuchar esa voz sabia.
  • El sexto sentido es quien te dice por ejemplo cuándo tu bebé o tu niño está en peligro, cuándo necesita algo…
  • El sexto sentido es esa voz sabia que en ocasiones, entra en conflicto con otras personas. Hay veces, y como sencillo ejemplo, en que el propio niño puede decirte que todo le va genial en el cole, pero tú, intuyes que algo ocurre. Es una sensación rápida que llega a ti porque conoces a tu hijo, y porque algo en ti anticipa un riesgo que debes atender.

Características de las personas que aceptan y escuchan a su sexto sentido

sexto sentido

  • Son personas que escuchan su voz interior, algo que por curioso que parezca, empiezan a desarrollar muchas mujeres en su etapa de embarazo.
  • Se conectan con su soledad de forma frecuente. Les agrada esos instantes a solas.
  • Son también personas muy creativas a la vez que observadoras.
  • A su vez, es común que sean perfiles acostumbrados a escuchar a sus cuerpos, sus sensaciones y a atender sus emociones. Algo que como decimos, se potencia mucho más en el embarazo.
  • No les agradan las reglas.
  • Son personas independientes.

Para concluir, estamos seguros de que en más de una ocasión te habrás dejado llevar por esa intuición que tanto caracteriza al género femenino. No hay por tanto que tenerle miedo, ni descartar ese sexto sentido que todos tenemos y que en más de una ocasión, nos servirá de gran ayuda.