Saltarse el desayuno en la adolescencia: ¿supone algún riesgo?

03 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza
¿Cómo repercute en la salud saltarse el desayuno en la adolescencia? A continuación, te contamos todo lo que debes saber.

¿Sabes que saltarse el desayuno en la adolescencia es más común de lo que crees? En toro a un 16-30 % de los adolescentes no desayuna. A pesar de que digan que es la comida más importante del día, la falta de tiempo les obliga a olvidarlo o coger lo que primero que encuentran. Como padres, lo más seguro es que te preocupe y, por eso, queremos explicarte si desayunar mejora la salud y rendimiento cognitivo de tus hijos.

Aunque haya evidencia a favor del desayuno, se cayó en el error de no valorar la influencia sobre qué alimentos formaban parte del desayuno. Además, se ha visto que los adolescentes que acostumbran a saltarse el desayuno suelen pasar delante las pantallas más de horas diarias, tener sobrepeso u obesidad y realizar poco ejercicio.

Otro de los mitos arraigados sobre el desayuno es que ha de estar compuesto por un grupo de alimentos concretos. Sin embargo, cada país incluye platos típicos de su gastronomía variando desde unas rebanadas de pan con huevos o fiambre a algún lácteo o algo de fruta. Incluso hay sitios en los que está aceptado un plato de alubias o una salchichas. Y, en la mayoría de veces, es poco saludable, ya que incluye bollería y zumos.

Saltarse el desayuno en la adolescencia es algo normal por falte de tiempo o apetito.

Desayuno y rendimiento académico

En cuanto a la concentración en el instituto, un desayuno saludable garantiza el proceso de aprendizaje mejorando la atención y la memoria.

Incluso, disponemos de un estudio español acerca de cómo influye el desayuno en el estado de ánimo. En él concluyeron que no se trata de saltarse esta comida o no, si no de escoger alimentos ricos en nutrientes como omega-3, vitaminas y minerales antioxidantes. Además, ayudan a reducir el riesgo de depresión.

Entonces, lo ideal sería incluir algún lácteo entero con trozos de fruta fresca con unos frutos secos, o un bocadillo o rebanadas de pan con pescado en conserva o paté de legumbres acompañados de pimientos asados, etc.

¿Saltarse el desayuno en la adolescencia incrementa el riesgo de obesidad?

El mensaje de hacer 5 comidas diarias ha calado tanto que el hecho de saltarse cualquier comida genera malestar en quienes quieren adelgazar, ya que creen erróneamente que luego su apetito será mayor. Aunque nos encontramos también el bando contrario, que considera que por no desayunar va a perder esos kilos que le sobran.

El estudio más reciente demuestra que la tasa de obesidad es mayor en los adolescentes que no desayunan porque suelen compensarlo con la ingesta posterior de alimentos calóricos, ricos en grasas y azúcares añadidos. En cambio, sí resultaría beneficioso en caso de que escogieran alimentos sanos, independientemente de que desayunasen o no.

¿Cómo afecta al riesgo cardiovascular?

Otro de los parámetros más estudiados han sido los cardiometabólicos. Aunque el hecho de saltarse el desayuno se asocie con obesidad abdominal, glucosa e insulina elevadas, igual que con los niveles de colesterol, como indica el estudio ERICA. También, presentan la presión arterial alta.

A pesar de que esta revisión sistemática muestre los  mismos resultados, considera que no puede establecerse ninguna relación causal por la baja calidad del desayuno y otros factores de confusión como la economía, el sexo y el tiempo transcurrido sin comer.

Adolescente desayunando cereales con cacao soluble.

¿Saltarse el desayuno en la adolescencia o no? 

En resumen, el desayuno no es más que la primera comida que se hace tras varias horas sin comer, por lo que no importa la hora. Por eso, si tu hijo adolescente se levanta sin hambre, no le obligues a comer, pero sí puedes prepararle algo para que se lo lleve y lo coma cuando le apetezca.

Además, si lo que va a desayunar es un vaso de leche con cacao soluble y unas galletas, es mejor que no desayune, ya que eso sí que repercutirá en su salud y concentración. En ese caso, te aconsejamos que sustituya las galletas por unas tostadas con queso o atún en conserva o bien un bol de copos de avena con unos frutos rojos.

Y si lo que ocurre es que apenas tiene tiempo de preparárselo, lo mejor es que se levante más temprano o lo deje listo la noche anterior. Incluso, puede buscar opciones rápidas, como un yogur con unos copos de avena o una pieza de fruta acompañada de un puñado de frutos secos sin sal.

  • Smith, K J; Breslin, M C; McNaughton, S A; Gall, S L; Blizzard,L; Venn, A J (2017) Skipping breakfast among Australian children and adolescents; findings from the 2011-12 National Nutrition and Physical Activity Survey. Aust N Z  J Public Helath, 41(6): 572-78.
  • Wadolowska, L; Hamulka, J; Kowalkowska, J; Ulewicz, N; Gornicka, M; Jeruszka-Bielak, M et al (2019) Skipping Breakfast and a Meal at School: Its Correlates in Adiposity Context. Report from the ABC of Healthy Eating Study of Polish Teenagers. Nutrients, 11(7): 1563.
  • Yao, J; Liu, Y; Zhou, S (2019) Effect of Eating Breakfast on Cognitive Development of Elementary and Middle School Students: An Empirical Study Using Large-Scale Provincial Survey Data. Med Sci Monit, 25: 8843-53.
  • Edefonti, V; Rosato, V; Parpinel, M; Nebbia, G; Fiorica, L; Fossali, E et al (2014) The effect of breakfast composition and energy contribution on cognitive and academic performance: a systematic review. Am J Clin Nutr, 100(2): 626-56.
  • Adolphus, K; Lawton, C L; Champ, C L; Dye, L (2016) The Effects of Breakfast and Breakfast Composition on Cognition in Children and Adolescents: A Systematic Review. Adv Nutr, 7(3): 590-612.
  • Rodrigues de Souza, M; Egle Alves Neves, M;  de Moura Souza, A; Muraro, A P; Alves Pereira, R; Gonçalves Ferreira, M et al (2020) Skipping breakfast is associated with the presence of cardiometabolic risk factors in adolescents: Study of Cardiovascular Risks in Adolescents - ERICA. Br J Nutr, 1-23.
  • Monzani, A; Ricotti, R; Caputo, M; Solito, A; Archero, F; Bellonew, S et al (2019) A Systematic Review of the Association of Skipping Breakfast with Weight and Cardiometabolic Risk Factors in Children and Adolescents. What Should We Better Investigate in the Future? Nutrients, 11(2): 387.
  • Ferrer-Cascales, R; Sánchez-SanSegundo, M; Ruiz-Robledillo, N; Albaladejo-Blázquez, N; Laguna-Pérez, A; Zaragoza-Martí, A (2018) Eat or Skip Breakfast? The Important Role of Breakfast Quality for Health-Related Quality of Life, Stress and Depression in Spanish Adolescents. Int J Environ Res Public Health, 15(8): 1781.