Riesgos de comer ensaladas durante el embarazo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 5 abril, 2019
Astrid Moreira · 5 abril, 2019
Alimentarse exclusivamente de ensaladas o bien, no tener una buena higiene al preparar los alimentos puede perjudicar gravemente la salud tanto de la madre como del bebé.

No es recomendable alimentarse solamente de un solo grupo de alimentos, tanto si se está embarazada como si no. Todo ser humano necesita una dieta variada y equilibrada para poder estar sano. Por ende, comer ensaladas durante el embarazo de forma exclusiva puede tener consecuencias graves para la salud.

Una ensalada puede constituir un buen complemento en una comida o bien, una comida liviana a lo largo del día. Sin embargo, no puede conformar la única fuente de alimento de una mujer, mucho menos si está embarazada; ya que no estará proporcionando a su cuarpo ni al bebé todos los nutrientes que necesita para desarrollarse sanamente.

Riesgos de comer ensaladas durante el embarazo

Durante el embarazo se le suele prestar más atención a la alimentación. Aún así, hay madres que dejan de consumir ciertos alimentos o bien se centran en un solo grupo, sin ninguna razón médica. En realidad, se enfocan en el hecho de no subir de peso o de mantener su figura -tanto como puedan- para no lucir muy distintas a cuando no estaban embarazadas.

Si bien es válido, hasta cierto punto, cuidarse para lucir una figura atractiva, no es correcto guiarse solo por esto a la hora de mantenerse saludable y dentro de un índice de masa corporal adecuado. Mucho menos en un embarazo, cuando no solo hay un organismo que necesita nutrientes, sino dos.

El déficit nutricional es una de las principales causas de malformaciones y otros problemas en el feto. Por ello, es fundamental mantener una dieta equilibrada durante el embarazo, según las indicaciones del médico.

Además del déficit nutricional, comer ensaladas durante el embarazo sin lavar correctamente los vegetales (y las frutas, si fuese el caso) constituye un factor de riesgo a la hora de contraer enfermedades por bacterias, entre otros agentes. También la falta de cocción de ciertos alimentos, en ciertas preparaciones puede causar problemas para la salud.

A continuación te comentaremos algunas de las principales enfermedades que ocasiona la falta de higiene de alimentos.

Salmonella

Esta es una intoxicación que se pensaba que podía adquirirse únicamente al consumir huevos, lácteos o carne; sin embargo, se descubrió que también las personas se puede contagiar a través de las frutas y las verduras. Por ello, recomiendan lavarlas antes de consumirlas. Esta enfermedad presenta síntomas como fiebre y gastroenteritis.

Escherichia coli

Esta bacteria puede ser muy perjudicial durante el embarazo. Comienza alojándose en la mucosa del intestino, para luego causar desde diarreas hasta cistitis, entre otras infecciones. Una persona puede contagiarse si no lava correctamente las verduras.

La alimentación es clave al examinar cómo afecta el bajo peso en el embarazo.

Toxoplasmosis

Esta enfermedad puede contagiarse tanto por huevos crudos como por carne cruda o poco cocida. También existe el riesgo de tener toxoplasmosis si durante el embarazo la mujer consume vegetales que no se hayan lavado correctamente. Sus principales síntomas son dolor de cabeza, fiebre y dolores musculares.

Anisakiasis

Esta afección parasitaria se puede contagiar a través del consumo de alimentos poco cocinados o mal lavados. Los primeros síntomas que se presentan al contagiarse de esta enfermedad son náuseas, vómitos y dolor abdominal, pero varía dependiendo de la localización del parásito. Se puede tratar, pero debe consultarse con el médico de cabecera.

«Es mejor evitar preparar ensaladas con pescado ahumado, debido a que la elaboración de este tipo de alimento puede traer el parásito Anisakis».

Medidas de prevención

Como hemos mencionado anteriormente, una de las principales formas de evitar cualquier enfermedad al consumir ensaladas, es lavar correctamente los vegetales que se vayan a utilizar. No importa si los empaques indican que fueron lavados previamente, lo más recomendable es hacerlo de igual forma.

Estas son algunas otras medidas que deben tomarse en cuenta en caso de comer ensaladas durante el embarazo:

  • Al momento de integrar cualquier tipo de salsa a la ensalada, es importante utilizar las que son de tipo industrial. Luego de esto, inmediatamente debe ser refrigerada para que no se dañe.
  • Como punto importante a destacar, es fundamental evitar comer ensaladas que no sean caseras en la gestación; en un local o restaurante, no se puede garantizar que las frutas y verduras sean lavadas correctamente.
  • Es vital utilizar alimentos que no hagan daño durante el embarazo. Aquí se destacan los embutidos, la carne cruda, el pescado crudo y los ahumados.
  • Nuevamente, es importante recordar que los alimentos que se vayan a utilizar para componer la ensalada deben estar perfectamente lavados, tanto para la salud de la madre como para la del bebé. En los supermercados se puede encontrar una lejía especial para alimentos.
Consumir ensaladas durante el embarazo es positivo, siempre que se realice un lavado apropiado de los ingredientes previamente.

Frutas que se deben evitar en el embarazo

Además de las ensaladas de verduras, también durante el embarazo se suelen preparar ensaladas de frutas para mantener una dieta saludable. Generalmente esto es algo bueno, pero no del todo; algunas frutas pueden ser perjudiciales durante el proceso de gestación. Estas son algunas:

  • Frutas no orgánicas: aunque no se tiene demasiada información respecto de los daños que causan las frutas no orgánicas, se conoce que las frutas con mayor cantidad de pesticidas son los melocotones, las fresas, las manzanas, los arándanos, las nectarinas, las cerezas, las uvas y las peras.
  • Jugos sin pasteurizar: las bebidas de frutas que no son pasteurizadas pueden traer consigo enfermedades como la salmonela, cryptosporidium y E. coli.
  • Fruta ácida: aunque este tipo de frutas no representan peligro grave para la mujer embarazada, pueden aumentar los síntomas de acidez estomacal o reflujo. Por eso, recomiendan evitarlas si se sufre de estos males.

Las ensaladas durante el embarazo son alimentos que pueden ser muy beneficiosos para el cuerpo, siempre y cuando se consuman dentro de una dieta equilibrada. Lo importante es tomar en cuenta la salubridad y evitar consumir alimentos que no estén óptimos o no hayan sido lavados correctamente. Recuerda que esto no solo afecta a la salud de la madre, sino también la del bebé.

  • Rodríguez Domínguez Pedro Lorenzo, Martín Ojeda Venelio. Implicaciones obstétricas de la desnutrición materna. Rev. Med. Electrón.  [Internet]. 2011  Ago [citado  2019  Abr  05] ;  33( 4 ): 448-455. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242011000400007&lng=es.
  • Darnton-Hill, I. Asesoramiento sobre nutrición durante el embarazo. Fundamento biológico, conductual y contextual. 2013. Organización Mundial de la Salud. [En línea] Disponible en: https://www.who.int/elena/bbc/nutrition_counselling_pregnancy/es/