10 remedios caseros contra el acné durante el embarazo

Durante el embarazo el cuerpo experimenta muchos cambios debido a las alteraciones hormonales. El acné es uno de ellos y te explicamos cómo controlarlo.
10 remedios caseros contra el acné durante el embarazo
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 02 octubre, 2021.

Última actualización: 02 octubre, 2021

El acné es una de las afecciones cutáneas más comunes en el mundo y afecta alrededor del 85 % de los adultos jóvenes. El embarazo no es la excepción y para tratarlo, los remedios caseros son una buena opción. No obstante, muchos de ellos no tienen respaldo científico, por lo que es importante tener ciertas precauciones. Te compartimos 10 alternativas útiles, ¡toma nota!

El acné en las mujeres embarazadas

Muchas mujeres manifiestan acné durante el embarazo, principalmente durante el primer y el segundo trimestre, debido a que el aumento de las hormonas fomenta el crecimiento de las glándulas sebáceas.

En consecuencia, las glándulas de la piel estimuladas producen mayor cantidad de sebo que puede obstruir los poros y generar la inflamación, el sobrecrecimiento de bacterias y los brotes de acné.

Todos estos cambios suelen ser temporales y desaparecen luego del posparto, cuando las hormonas vuelven a la normalidad.

Adolescente con acné en la espalda, una de las dermatosis del adolescente más comunes.

Remedios caseros para el acné

El acné durante el embarazo es uno de los motivos que más conduce a las mujeres a buscar remedios caseros para manejarlo o prevenirlo.

Según un estudio realizado en Arabia Saudita, el 77% de las personas que sufren acné buscan tratamientos alternativos en algún momento de sus vidas. Por este motivo, te compartimos algunas opciones interesantes.

1. Mascarillas faciales

Las mascarillas faciales tienen la propiedad de combatir a las bacterias de la piel o disminuir la inflamación, que son dos de los factores mas importantes que desencadenan los brotes de acné.

Su uso se recomienda de manera periódica, cada 15 días, como un complemento importante de la rutina de cuidado de la piel.

2. Suplementos de zinc

El zinc es uno de los nutrientes esenciales para la producción de las hormonas, para el crecimiento celular, para el funcionamiento del sistema inmune y para el metabolismo.

Algunos estudios publicados en Cutaneous and ocular toxicology indican que las personas con acné suelen presentar valores séricos bajos de este elemento e sangre.

3. Aceite de árbol de té

El aceite de árbol es un aceite esencial que proviene de las hojas de Melaleuca alternifoliauna especie diminuta procedente de Australia.

Este producto tiene la capacidad de reducir la inflamación de la piel y combatir a las bacterias. Dado que su presentación es un concentrado muy potente, se recomienda diluirlo antes de aplicarlo sobre la superficie cutánea.

4. Té verde

El té verde tiene gran cantidad de antioxidantes y su consumo es muy beneficioso para la salud. Una de sus ventajas de su consumo es que contribuye a disminuir los brotes de acné.

De acuerdo a algunas publicaciones de la revista Antioxidants, los polifenoles contenidos en el té verde favorecen a la reducción de la inflamación y la eliminación de las bacterias de la piel.

5. Hammamelis

El hammamelis proviene de un arbusto nortemericano (Hamamellis virginiana) y presenta importantes propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, por su alto contenido en taninos.

No solo se lo recomienda en el tratamiento del acné, sino también en diferentes afecciones de la piel como la caspa, el eccema, las quemaduras, los hematomas y las picaduras de insectos.

6. Aloe vera

El gel del aloe vera es un componente muy utilizado en la fabricación de cremas, lociones, jabones o ungüentos. Por lo tanto, su uso es muy frecuente para tratar erupciones, abrasiones, quemaduras u otras afecciones comunes de la piel.

Este producto natural contiene azufre y ácido salicílico, sustancias que se usan con bastante frecuencia en el tratamiento de las lesiones del acné.

7. Exfoliaciones regulares

La exfoliación es el procedimiento por el cual se elimina la capa más superficial de la piel y para conseguirlo, se pueden utilizar productos químicos o aparatología (como la punta de diamante).

Durante el embarazo, se recomienda una exfoliación suave con cremas con micro gránulos o mecánica, para eliminar las células que obstruyen los poros. Esto favorece al control de los brotes de acné.

8. Dieta equilibrada con alimentos de baja carga glucémica

Si bien existe gran controversia respecto a la alimentación y el desarrollo de acné, esta patología se asocia con ciertos factores dietéticos, como el índice glucémico y la insulina.

Los alimentos con un índice glucémico elevado aumentan los valores de insulina en la sangre, lo que estimula la producción de sebo que da lugar al acné.

9. Menor consumo de lácteos

El consumo de productos lácteos se relaciona en gran medida con el desarrollo de acné. Los alimentos lácteos, incluida la leche, contienen IGF-1, una hormona capaz de fomentar estos brotes.

Según una revisión sistemática publicada en la revista Nutrients, existe un estrecho vinculo entre el acné y el consumo de productos lácteos.

10. Manejo del estrés

Las hormonas que se liberan en el organismo durante los momentos de estrés pueden aumentar la inflamación y la producción de sebo en las glándulas sebáceas. Incluso, también se pueden alterar las bacterias de la flora normal.

Por lo tanto, algunas de las recomendaciones incluyen dormir más, practicar actividad física, yoga o meditación.

Mujeres embarazadas practicando yoga como parte de una buena preparación física al parto.

Hábitos que ayudan a controlar el acné

Además de los remedios caseros para tratar el acné durante el embarazo, es fundamental implementar hábitos saludables para contribuir al control de los brotes de acné.

Practicar ejercicio, beber suficiente cantidad de agua, evitar el uso excesivo de maquillaje y realizar una rutina de cuidado de la piel todos los días, son pautas importantes que se deben respetar.



  • Ozuguz P, Dogruk Kacar S, Ekiz O, Takci Z, Balta I, Kalkan G. Evaluation of serum vitamins A and E and zinc levels according to the severity of acne vulgaris. Cutan Ocul Toxicol. 2014 Jun;33(2):99-102. doi: 10.3109/15569527.2013.808656. Epub 2013 Jul 5. PMID: 23826827.
  • Hammer KA. Treatment of acne with tea tree oil (melaleuca) products: a review of efficacy, tolerability and potential modes of action. Int J Antimicrob Agents. 2015 Feb;45(2):106-10. doi: 10.1016/j.ijantimicag.2014.10.011. Epub 2014 Nov 13. PMID: 25465857.
  • Saric, S., Notay, M., & Sivamani, R. K. (2016). Green Tea and Other Tea Polyphenols: Effects on Sebum Production and Acne Vulgaris. Antioxidants (Basel, Switzerland), 6(1), 2. https://doi.org/10.3390/antiox6010002
  • Juhl CR, Bergholdt HKM, Miller IM, Jemec GBE, Kanters JK, Ellervik C. Dairy Intake and Acne Vulgaris: A Systematic Review and Meta-Analysis of 78,529 Children, Adolescents, and Young Adults. Nutrients. 2018 Aug 9;10(8):1049. doi: 10.3390/nu10081049. PMID: 30096883; PMCID: PMC6115795.