Recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses

Óscar Dorado · 30 marzo, 2018
Cuando un bebé tiene entre 12 y 24 meses, su dieta sigue siendo importante. El bebé está creciendo, así que es el momento de descubrir nuevos sabores.

Las recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses son ideales para completar y diversificar los menús diarios de los pequeños, además de que aportan los nutrientes esenciales para el crecimiento.

Debes tener en cuenta que, a partir de los 6 meses, ya puedes dar alimentos sólidos a tu bebé. Esto significa que se abre un abanico de posibilidades extenso y que es el momento de incluir nuevos alimentos en su dieta.

En este sentido, es una gran oportunidad para que pongas manos a la obra e introduzcas alimentos salados en la dieta del bebé. El objetivo de esto es que los acepte lo antes posible.

De todos modos, no te preocupes: no tienes que ser un maestro en la cocina para hacer que tu bebé se entusiasme al probar nuevos alimentos y combinaciones. Buenos ingredientes, un poco de paciencia y mucho amor; esto será suficiente para realizar unas recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses deliciosas.

Recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses

Te presentamos algunas recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses que son muy equilibradas y que despertarán las papilas gustativas del bebé.

Gratinado de calabacín

Esta primera receta es un plato sencillo y muy equilibrado para tu pequeño. Disponible todo el año, el calabacín es uno de los primeros vegetales que el bebé podrá disfrutar.

Ingredientes:

  • Zucchini
  • Huevo
  • 2 cucharadas de crema fresca
  • Queso rallado
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  • Para empezar, precalentar el horno a 180° C. Seguidamente, lavar el calabacín y cortarlo en rodajas.
  • En un tazón, batir el huevo y agrega la crema con sal y pimienta. Alinear el calabacín en un molde para verter la mezcla por encima y agregar el queso.
  • Para finalizar, poner el molde en el horno durante 20 minutos. 

Ten en cuenta que debes adaptar la textura de este plato según el bebé. Por ejemplo, para los pequeños que no estén acostumbrados a masticar, te aconsejamos cortar o rallar el calabacín.

El calabacín es otro de los ingredientes para las recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses que tu bebé no puede dejar de probar.

Soles con aguacate

El sabor del aguacate es suave, su textura es cremosa y es rico en grasas. Estas cualidades hacen que sea un alimento interesante para ofrecer al bebé. Esta segunda receta es rica en proteínas y ideal para alimentar al bebé.

Ingredientes:

  • 2 filetes de lenguado
  • Aguacate
  • 100 gr de queso blanco
  • Jugo de limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  • En primer lugar, cocinar los filetes de lenguado con un poco de tomillo al vapor.
  • Seguidamente, tomar la carne de aguacate y mezclarla con queso cottage, jugo de limón y un poco de lenguado.
  • Para rematar, verter el aceite de oliva y servir la mousse de aguacate condimentada con sal y pimienta.

“El amor es tan importante como la comida. Pero no alimenta”
—Gabriel García Márquez—

Puré de patata, judías verdes y receta de pollo

La tercera receta incluye el pollo, una de las primeras carnes que tu bebé puede comer tras su primer año, ya que se trata de una carne blanca muy digerible, perfecta para el estómago del pequeño y rica en proteínas y vitaminas.

Ingredientes:

  • Patata
  • Judías verdes
  • Pollo
  • Aceite
  • Leche

Preparación:

  • Primero de todo, lavar y pelar la patata para, posteriormente, cortarla en trozos pequeños.
  • Cortar en pedazos las judías verdes y cocinarlas durante 20 minutos. Se pueden mezclar las verduras con un poco de leche o triturarlas con un tenedor para facilitar la ingesta del pequeño.
  • Lo siguiente que debes hacer es trocear el pollo en pedazos pequeños para cocinarlos en la sartén con un poco de aceite.
  • Por último, servir el puré de verduras con los dados de pollo frito.
Las patatas en puré son ideales para crear recetas saladas para bebés de 12 a 24 meses.

Huevos revueltos con tomate

Esta última receta la puedes incluir tan pronto como el bebé esté listo para comer alimentos sólidos, alrededor de los 6 meses. Como no puede ser de otra manera, siempre te recomendamos que ofrezcas alimentos ricos en hierro y, en este caso, los huevos son una opción ideal.

Aquí tienes todo lo que necesitas saber para llevar a cabo una receta rica en vitaminas para tu pequeño.

Ingredientes:

  • Huevo
  • Leche
  • Tomate
  • Cebolla
  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

  • Para empezar, lavar la cebolla, limpiar el tomate y pelarlo. 
  • Seguidamente, cortar los tomates y las cebollas en trozos pequeños.
  • Introducir la cebolla en una sartén con el aceite de oliva y agregar los dados de tomate en un tazón.
  • Por otro lado, batir el huevo con la leche. Recuerda que debes añadir una pizca de pimienta y sal a la cebolla.
  • Para acabar, derretir la mantequilla en la sartén y agregar el huevo batido y las verduras.

La degustación de nuevos sabores y texturas es algo que les agrada a todas las personas. Tu bebé apenas está comenzando este proceso, por lo que todo alimento sólido que puedas ofrecerle será bienvenido. Por supuesto, si haces el hábito de comer sanamente desde pequeño, lograrás que acepte los vegetales más fácil cuando crezca.