5 recomendaciones para madres sobreprotectoras

Las madres sobreprotectoras lo son de forma instintiva. No sienten que perjudican a sus hijos y son recelosas de su seguridad. Entérate cómo cambiar esta realidad antes de que genere daños.
5 recomendaciones para madres sobreprotectoras
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 22 mayo, 2022

C0mo padres, nos preocupamos por los peligros que puedan encontrarse nuestros hijos a lo largo de sus vidas. Pero del deseo de mantenerlos a alejados de cualquier tipo de riesgo surge la sobreprotección. Esto, más allá de las buenas intenciones de fondo, es bastante negativo para el desarrollo de la autonomía. Así que, si te consideras como una de esas madres sobreprotectoras, vamos a acercarte algunas recomendaciones.

La sobreprotección puede acabar en una obsesión y por limitar el contacto del pequeño con el mundo exterior. Al final, el niño se cría en una burbuja que no le permite ser del todo consciente de la realidad que lo rodea. Esto favorece al sentimiento de incapacidad para hacerle frente a los desafíos y a un daño considerable de la autoestima.

Si quieres saber algunas recomendaciones para evitar ser una madre sobreprotectora, no te pierdas este interesante artículo.

Un niño que crece bajo la sobreprotección crecerá con miedo e inseguridades, lo que afectará negativamente a su presente y a su futuro.

¿Qué características tienen las madres sobreprotectoras?

La característica principal de las madres sobreprotectoras es que se preocupan de una forma desmesurada por la seguridad de sus hijos. Hay que tener claro que no lo hacen de forma malintencionada, sino al revés. Su afán por proteger a sus hijos les hace tener ese comportamiento y su principal objetivo es evitar que sufran o pasen por alguna situación que los perjudique.

Lo que pasa es que esto acaba por convertirse en un problema y en lugar de ayudar al pequeño, lo perjudica aún más. Las acciones de cuidado exageradas crean barreras o límites para impedir que sus hijos corran riesgos, aunque no haya un peligro concreto fuera de estas. Así, se limita el desarrollo de la autonomía del niño y se alimenta la autopercepción de incapacidad para afrontar la adversidad.

nino envuelto en burbujas para no golpearse madre padre sobreproteccion sobreprotectores
La sobreprotección surge de una excesiva preocupación por la seguridad de los hijos y una falta de confianza en sus capacidades para enfrentar la adversidad.

¿Cómo se comportan las madres sobreprotectoras?

A continuación, vamos a ver algunas conductas que caracterizan al accionar de las madres sobreprotectoras:

  • Impiden a sus hijos ser independientes y hacen las cosas por ellos.
  • Justifican cualquier error que tengan.
  • No permiten que sus hijos adquieran responsabilidades.
  • Consienten excesivamente a sus hijos.
  • Se niegan a dejar a los niños participar de actividades o juegos en sitios naturales.
  • Les generan miedo, incertidumbre y confusión a los infantes con sus mensajes y les remarcan que hay cosas que no son capaces de hacer ellos solos.
  • Solucionan siempre los problemas que les acontecen a sus hijos, sin permitirles que sean ellos mismos quienes los resuelvan.

Recomendaciones para ayudar a las madres sobreprotectoras

Ahora que ya conoces los rasgos negativos de la sobreprotección, entérate cómo superar tus miedos e inseguridades para no provocarle un daño a tus pequeños.

1. Entiende que esa conducta de sobreprotección no es buena para ti ni para tu hijo

Al tomar conciencia de lo negativo de cierto comportamiento, es más fácil reconocer que no lo estamos haciendo bien y ponerle una solución al problema.

2. Desarrolla tu autoconfianza

Ese afán por sobreproteger a los hijos surge de la desconfianza, del miedo y de las inseguridades que las madres podemos sentir a medida que los niños descubren el mundo.

Es muy común que los padres que sobreprotegen hayan sido criados bajo el mismo estilo, por eso es muy importante trabajar la propia autoconfianza para no trasladarle las inseguridades a los niños.

3. Permítele a tus hijos hacer las cosas por si mismos

Los padres no debemos hacer nada que los niños ya estén capacitados para hacer. Por ejemplo, cuando ya son capaces de vestirse, hay que dejarlos que lo hagan solos, aunque se pongan la camiseta del revés. Una vez finalizado el trabajo se la pondremos bien.

Es fundamental dejarlos que ganen autonomía y que hagan lo que ya están preparados para hacer. Lógicamente, aquellas cosas apropiadas para su edad y con las que no se puedan hacer daño a sí mismos.

4. Confía en sus capacidades

Según la edad cronológica, los niños son capaces de hacer determinadas cosas. Tenemos que confiar en ellos, en sus capacidades y dejarlos intentar. Puede salir mal, pero hay que permitirle que se equivoque.

Evita las frases como “eso no puedes hacerlo tú”, “déjame que yo lo haré”, “tardas mucho, mejor lo hago yo”.

Limita tus intervenciones a supervisar las actividades o las tareas cuando tu hijo las lleve acabo y motívale para seguir intentando hasta que logre su cometido.

nina nena anda bicicleta pedalea caida senda parque madre histerica miedo grita terror sobreprotectora
La protección es buena, la sobreprotección no. Intenta trabajar tus propias emociones para no condicionar el desarrollo de tus hijos y déjalos aprender de sus propios errores.

5. Ayuda solo cuando sea necesario

Los padres debemos ser las guías de los hijos, quienes les acompañamos y apoyamos. Por eso, es importante permitirles que cometan sus propios errores, para que aprendan de ellos y logren ser independientes y autónomos. Este aprendizaje es clave para su bienestar. Así que, brinda ayuda solo cuando sea necesario, pero no antes de que te lo pida.



Si eres una madre sobreprotectora, proponte un cambio

Quizás tú no te encuentres entre las madres sobreprotectoras, pero sí conozcas a alguien que lo sea. De cualquier modo, es fundamental intentar cambiar este hábito cuanto antes, por el bien del niño y de su entorno cercano.

Puede que seas una madre sobreprotectora y no hayas caído en la cuenta de que, sin querer, perjudicas a tu hijo. Por eso, esperamos que estas sugerencias puedan ayudarte a mejorar estos comportamientos.

Todo puede cambiarse, con esfuerzo, motivación y ganas.

Te podría interesar...
Hiperniños, hijos de la angustia y la sobreprotección
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Hiperniños, hijos de la angustia y la sobreprotección

Los llamados hiperniños son aquellos que han tenido un exceso de protección en su vida. ¿Qué características tienen estos pequeños?