¿Qué tipo de padre eres? - Eres Mamá

¿Qué tipo de padre eres?

Nina agarrada de las manos de sus padres

¿Qué tipo de padre eres? Según la psicología actual existen cuatro tipos de paternidad que se diferencian por la relación padre-hijo. Estas cuatro categorías son: autoritativo, autoritario, permisivo y negligente.

Es importante destacar que todas las relaciones familiares son diferentes y que, por lo tanto, no hay una manera única de ser padre. Con este breve guía podrás identificar cuál es el estilo que predomina en ti a la hora de educar a tus hijos

No me cabe concebir ninguna necesidad tan importante durante la infancia de una persona que la necesidad de sentirse protegido por un padre

-Sigmund Freud-

4 estilos de paternidad: ¿Qué tipo de padre eres?

Padres autoritativos

Es el estilo de paternidad que cuenta con más aceptación y que se considera más efectivo. Es fácil reconocer a un padre autoritativo porque cree en las capacidades de su hijo y puede apoyarlo en cualquier situación.

Los padres autoritativos se encargan de crear un ambiente saludable y seguro para la familia y buscan fortalecer una relación enriquecedora entre ellos y sus hijos.

Cómo saber si eres un padre autoritativo

  • ¿Tus hijos tienen claras sus rutinas y las reglas de la casa?
  • ¿Hay alguna consecuencia por faltar a una de las normas establecidas dentro de la mecánica familiar?
  • ¿Tienen tus hijos claras las expectativas con respecto a su comportamiento? ¿Son realistas estas expectativas?
  • ¿Tienes comunicación constante y eficaz con tus los niños?¿Saben que pueden hablar contigo sobre cualquier cosa sin temor a ser juzgados?

Padre ayudando a estudiar a su hijo

Padres negligentes

Esta clase de padres son peligrosos. No existe una relación estable y real con los miembros de la casa. Los padres negligentes tienen comportamientos que atentan contra la sana convivencia y la comunicación asertiva en la familia.

Cómo saber si eres un padre negligente

  • ¿Te mantienes al tanto de las necesidades físicas y emocionales de tus hijos?
  • ¿Tienes idea sobre lo que está ocurriendo en la vida de tu familia?
  • ¿Es tu casa un lugar seguro para tus hijos, en el que pueden compartir sus experiencias y recibir tus opiniones acerca de ellas?
  • ¿Pasas mucho tiempo fuera de casa? ¿Tus hijos están solos por mucho tiempo?
  • ¿Con frecuencia inventas excusas para evadir las actividades con tus hijos?
  • ¿Conoces a los amigos y profesores de los niños o adolescentes?

Padres permisivos

También son conocidos como padres indulgentes. Al igual que en el caso anterior, este estilo de paternidad llega a ser contraproducente. Estos padres proveen, pero no exigen una respuesta por parte de sus hijos.

El principal rasgo de un padre permisivo es que evita la confrontación y establece pocas reglas en la convivencia del hogar. Esta falta de estructura en las rutinas ocasiona que los hijos crezcan con poca disciplina y auto control.

Cómo saber si eres un padre permisivo

  • ¿Existen límites y reglas para tus hijos?
  • ¿Con frecuencia adaptas las normas para que los niños siempre estén de buen humor?
  • ¿Crees que es más importante ser buen amigo de tu hijo que ser una figura de autoridad?
  • ¿Evitas contradecir la voluntad y los deseos de los niños?
  • ¿Motivas a tus hijos a hacer las cosas esperando una gran recompensa?

Padres autoritarios

No debe confundirse con autoritativo. Se caracteriza porque los padres exigen en demasía pero no estimulan las buenas conductas. Los padres autoritarios dan poca cabida al diálogo y la negociación entre ellos y los hijos.

Las normas familiares son inflexibles y las expectativas de los progenitores son demasiado altas y poco realistas. Suelen recurrir al castigo para llevar a sus hijos a la obediencia.

Cómo saber si eres un padre autoritario

  • ¿Hay reglas muy estrictas en casa que crees que deben ser respetadas sin importar las circunstancias o las situaciones?
  • ¿Si tus hijos te preguntan el porqué de una determinada regla respondes con algo como “porque yo lo digo”?
  • ¿Evitas dar elecciones a tus hijos cuando se trata de tomar decisiones sobre sus propias vidas?
  • ¿Con frecuencia usas el castigo como un medio de forzar a tus hijos a hacer lo que les pides?
  • ¿Son escasas tus manifestaciones de afecto y estímulos ante las buenas acciones?

Y tú, ¿qué tipo de padre eres?

Lo ideal es llegar a ser un padre autoritario y mezclar todas las conductas positivas que cada estilo de paternidad tiene. Aunque es fundamental conservar la autoridad, puedes llegar a una disciplina positiva a través de la comunicación adecuada.

Ser padre es una lección que dura toda la vida. Procura aprender siempre de tus errores y conservar tus aciertos. Así tu vida familiar será mucho más saludable y satisfactoria.