5 tips para mejorar la comunicación en la familia - Eres Mamá

5 tips para mejorar la comunicación en la familia

hijos únicos

La familia debe ser un espacio donde los padres y los hijos puedan hablarse y comunicarse. Pero en muchas ocasiones debido a las prisas de la vida diaria u otras circunstancias, no mantenemos una comunicación fluida en la familia

Cada familia es diferente y tiene su forma especial de comunicarse. Es bueno establecer un momento al día para hablar como puede ser el desayuno o la cena. Si no existe ese espacio de comunicación la familia será complicado enterarse de los problemas de los niños y poderles ayudar.

Una buena idea es que os paréis a reflexionar sobre cómo os relacionáis en vuestra familia. ¿Habláis algún momento en el día? ¿Escucháis siempre a los niños cuando plantean algún problema? ¿Creéis que se puede mejorar vuestra forma de comunicaros?

Si después de haceros esas preguntas, descubrís que la comunicación en vuestra familia se puede mejorar, no lo dudéis e intentad cambiarlo. Os vamos a explicar 5 sencillos tips para mejorar la comunicación en la familia.

comunicación

Escucha a tus hijos

Nuestro primer consejo es que escuches siempre a tu hijo. A menudo los niños hablan sin control. Nos marean con historias diversas en las que a veces no sabemos si se tratan de fantasía o realidad. Escucha lo que están contado e intenta discernir qué les preocupa y si supone algún problema.

No los  mandes callar ni les digas que te lo cuenten más tarde sin una hora determinada. Seguro que ese luego no llegará y os quedaréis sin saber si era importante. Una buena idea es explicarles que estás muy ocupada y que te lo cuenten en 10 minutos. Es importante encontrar el momento idóneo para hablar con los niños.

No dejes tampoco que te intenten callar cuando estás hablando con otros adultos. Explícales que ya lo hablaréis cuando hayas terminado tu conversación con esa persona. Si no se lo dices te sentirás agobiada e incómoda. Los niños tienen que ir aprendiendo cuál es el mejor momento para hablar y en qué momentos tienen que callar.

comunicación

Comprende sus emociones

Nuestros hijos expresan en sus conversaciones sus emociones, sus dudas, sus alegrías y sus problemas. Antes de manifestar tu opinión deja que te cuenten todo lo que necesitan. Si reaccionas inmediatamente de forma negativa antes algún comentario o actitud que no te gusta pronto dejarás de contarte cosas por las que te vas a enfadar.

Aunque no compartas su actitud o punto de vista, escúchales antes de opinar y ponte en su lugar. Intenta ser accesible para tus hijos cuando lo necesiten. Cuenta además con el lenguaje que utilizan ahora mismo niños y adolescentes e intenta comprender antes de opinar.

Intenta razonar y establecer comunicación

Si cada vez que los niños te lanzan una pregunta respondemos del mismo modo, ellos pensarán que le estamos quitando importancia a sus problemas. También pueden pensar que les estamos soltando el mismo sermón siempre. Cambia de discurso y ponles ejemplos para explicarles tu respuesta. Intenta comunicarte con ellos de forma que entiendan tu respuesta y sea eficaz.

comunicación

Huye de culpabilidades

Uno de los grandes errores de los padres y de muchos adultos es buscar siempre ante cualquier problema el culpable. Intenta escuchar a tu hijo y también a la otra parte ya sea su hermano o un amigo. Lo importante es hablar del problema y ver cómo solucionarlo. El objetivo final es evitar conflictos que se pueden prolongar en el futuro.

comunicación

Establece límites

Tenemos que escuchar a nuestros hijos pero es importante establecer límites y reglas. Tienen que saber qué asuntos son negociables y cuáles no. Por ejemplo la hora de llegada a casa o el tiempo que puede dedicar a la tablet o al ordenador no pueden ser negociables. Si un día se pasan del límite, al siguiente lo intentarán de nuevo.

Los niños tienen que entender la razón por la que existen esos límites. Deja que se expresen si no están de acuerdo pero explícales que son los límites de convivencia de la familia. Intenta ser clara y no dar respuestas ambiguas en este tipo de conflictos.

Y no olvides siempre intentar que sientan tu afecto aunque no accedas a sus peticiones. La familia tiene unas reglas que no se pueden traspasar pero tienen que tener claro que eso no afecta a vuestro cariño y a la vida familiar.

Para fomentar la comunicación en la familia busca momentos y actividades para pasar el tiempo juntos. Podéis organizar excursiones en bicicleta una tarde a la semana o ver juntos una película la tarde de los viernes. Y lo más importante: busca ese momento diario en el que los niños te cuenten cómo ha ido el día y en el que cuentan con tu disponibilidad para escucharles.