Qué hacer si no te gusta la pareja de tu hijo adolescente

Negarte a conocer a la pareja de tu hijo adolescente se vincula más con los propios prejuicios que con la realidad de quien tenemos enfrente. Es importante que esto no se convierta en un obstáculo al momento de vincularnos.
Qué hacer si no te gusta la pareja de tu hijo adolescente
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 10 septiembre, 2022

Quizás una de las tareas más difíciles vinculadas con la crianza tenga que ver con preparar a los chicos para la vida. También, aceptar que tal vez no elijan esa vida para la cual los preparamos. En este sentido, una de las pruebas de fuego que se presentan tiene que ver con la pareja de tu hijo adolescente. Más de una vez, los padres se encuentran en una situación de sentir rechazo por esta persona que empieza a formar parte de la vida de su hijo. Veamos cómo afrontar esta situación sin que la relación con el joven se vea resentida.

Qué hacer si no te gusta la pareja de tu hijo adolescente

Algunas de las recomendaciones a tener en cuenta si no te agrada la pareja de tu hijo adolescente son las siguientes:

Pregúntate por qué no te agrada

Muchas veces, las personas no nos simpatizan porque tenemos nuestros propios prejuicios o imágenes distorsionadas respecto de ellas. En ocasiones, también sucede que las asociamos con algún recuerdo del pasado o con otra persona que conocemos y con la que no nos llevamos bien.

Por eso, antes de hacer un juicio sobre alguien, es bueno poder reflexionar y preguntarse qué hay de nuestro en dicha idea. Incluso es posible que coincida con una etapa de la vida en donde nos damos cuenta de que los hijos crecen y que esto despierte nuestros temores a quedarnos solos y a reencontrarnos con nosotros mismos.

Es importante reconocer por qué no nos agrada la pareja de nuestro hijo y si no se trata de nuestros propios prejuicios y temores.

Acepta que tu hijo toma sus propias decisiones

Resulta inevitable que, como seres humanos y más aún como adultos y progenitores, no depositemos ciertas expectativas sobre los jóvenes. Sin embargo, también es cierto que es importante aceptar y validar sus propias elecciones.

Demuestra respeto

Podemos no coincidir en cuanto a los gustos o las elecciones, pero nuestros consejos siempre deben hacerse desde el respeto y la empatía. Criticar o juzgar nos convierte automáticamente en detractores y establece una distancia emocional con los adolescentes. Siempre es conveniente incentivar el diálogo y el intercambio de ideas para entenderlos y acercarnos a ellos.

Aggiornate a los tiempos actuales

Quizás la pareja de tu hijo adolescente no te agrada porque tiene aros en la nariz, usa expresiones que te resultan extrañas o se muestra a favor de las relaciones abiertas. Es preciso poder pensar que los tiempos cambian y, con ellos, las ideas y el modo de ser y estar en el mundo. No importa la vestimenta ni la cantidad de tatuajes que tenga una persona, lo que debe primar es poder cuidarse y compartir valores, que son aquellos que se rigen en nuestras actuaciones.

Date la oportunidad de conocer a la pareja de tu hijo adolescente

Antes de levantar una barrera infranqueable, es necesario que te permitas organizar un plan en donde puedas conversar con la pareja de tu hijo. De este modo, podrás conocer sobre sus gustos e intereses o cómo se conocieron, entre otras cuestiones. Esa es una forma de hacer más real a una persona y darle menos lugar a nuestros fantasmas o prejuicios.

Entiende que los vínculos se cultivan y llevan tiempo

También es importante saber que todos tenemos un tiempo propio para sentirnos a gusto y en confianza con los otros. Entonces, no es necesario forzar una relación y pretender que está todo bien desde un comienzo. Quizás sí necesitamos conocernos y tener diferentes contactos hasta lograr la comodidad. Ahora bien, esto es muy diferente de mostrarse desagradable o negativo de entrada, lo cual resulta inaceptable y dificulta la construcción de una relación.

Aprende a ampliar tu mirada

¿Es posible que esa persona te caiga mal porque solo te enfocas en sus aspectos negativos o en aquellas ideas en las que no coinciden? Se trata de poder comprender que, quizás, la pareja de tu hijo no te convence al 100 %, pero eso no quiere decir que desconozcas sus cualidades positivas.



Si notas que tu hijo está en una relación abusiva, es importante evitar los enojos y tratar de dialogar para saber qué es lo que ocurre y poder ayudarlo.

Si crees que tu hijo se encuentra en una relación abusiva

Ahora bien, si evalúas que hay comportamientos abusivos o dañinos hacia tu hijo, lo primero es mantener la calma y evitar caer preso de tus emociones. Es importante saber que si te enojas o te peleas con tu hijo, la situación se tornará más compleja. En este caso corres el riesgo de volverte contra el joven, que en realidad es la víctima de esa situación. Por el contrario, lo fundamental es que puedas conversar con él y entender qué es lo que ocurre para poder ofrecer ayuda.



Hablar en positivo y educar en valores

Tal como lo señalamos, en la adolescencia, el grupo de pares y las primeras relaciones son de una importancia crucial para los jóvenes. En dichos vínculos, ellos se sienten contenidos e identificados. Por eso, intentar atentar o ir en contra de sus decisiones puede ser contraproducente. Lo único que lograrás de ese modo será alejarte de tu hijo.

En este sentido, resulta esencial evitar convertirse en un “policía del comportamiento” y reprobar todas y cada un de las cosas que hace la pareja de tu hijo adolescente. Por el contrario, se trata de que puedas enseñar sobre valores, que le señales cuáles son las conductas deseadas y que le pueden ayudar a sentirse mejor. El objetivo final es que tu hijo pueda aprender a diferenciar por sí mismo qué tipo de vínculo desea y cuáles son las relaciones saludables y las tóxicas.

Si todo el tiempo nos ponemos en una postura crítica, no solo entenderán que reprobamos a su pareja, sino que además se sentirán atacados ellos mismos en cuanto a sus decisiones.

Te podría interesar...
Los 7 grandes retos a los que se enfrentan los adolescentes
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los 7 grandes retos a los que se enfrentan los adolescentes

Los adolescentes se enfrentan a importantes desafíos que marcarán sus vidas. Los adultos debemos acompañarlos y guiarlos por el buen camino.



  • de la Villa Moral, María , & Sirvent, Carlos , & Cuetos, Glenda , & García, Andrea (2017). Violencia en el noviazgo, dependencia emocional y autoestima en adolescentes y jóvenes españoles. Revista Iberoamericana de Psicología y Salud, 8(2),96-107.[fecha de Consulta 6 de Septiembre de 2022]. ISSN: 2171-2069. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=245153986004
  • Hernando-Gómez, A., Maraver-López, P., & Pazos-Gómez, M. (2016). Experiencias positivas y negativas en relaciones de pareja de jóvenes y adolescentes. Revista de Psicología, 25(2), 1-19. http://dx.doi.org/10.5354/0719-0581.2016.44745