Primeras vacaciones con el bebé: lo que debes saber

Tus primeras vacaciones con el bebé pueden ser tan divertidas y entretenidas como desees. Solo tienes que organizarte y llevar contigo todo lo que el pequeño va a necesitar. Aquí te indicamos lo que debes saber.
Primeras vacaciones con el bebé: lo que debes saber
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Escrito por Yesibeth Rincón

Última actualización: 22 agosto, 2022

Si hace poco tiempo te estrenaste como mamá y en este verano tendrás un viaje con tu pequeño, en este artículo te mostramos algunos consejos y recomendaciones para que disfrutes de tus primeras vacaciones con el bebé. Es una experiencia que puede ser maravillosa si te organizas y llevas todo lo que vas a necesitar.

Unas vacaciones con tu bebé menor de un año no tienen por qué inquietarte ni causarte estrés, sino todo lo contrario. Te divertirás mucho al jugar con él y disfrutar de su compañía. En este sentido, debes saber que no hay una edad específica para salir por primera vez con el niño, aunque un buen momento es entre los 3 y los 6 meses.

Tampoco hay alguna indicación en cuanto al destino a elegir. Cualquier lugar estará bien para él siempre y cuando tengas los cuidados necesarios. Sigue leyendo y conocerás todo lo que debes saber para irte con tu bebé de viaje en este verano.

Lo que debes saber sobre las primeras vacaciones con el bebé

En estas primeras vacaciones con el bebé deberás tener una serie de cuidados, como llevar la ropa adecuada, sus biberones o el coche. Aquí te mostramos una lista de cosas a considerar antes de salir de viaje con tu hijo de pocos meses.

1. Elige el destino

Cualquier destino es bueno para disfrutar de unas vacaciones con tu hijo. No obstante, se aconseja evitar ir a lugares exóticos donde haya riesgo de contraer enfermedades. Decídete por sitios seguros y que cuenten con servicios médicos en caso de requerirlos. Ir a la playa, al campo o la montaña será una buena opción.

2. Decide el medio de transporte

Escoge el medio en el que se trasladarán al sitio, de manera que puedas tomar todas las previsiones respecto al niño. Ten en cuenta los siguientes aspectos de acuerdo al transporte que hayas elegido:

  • En auto: trata de que sean viajes cortos, con paradas cada dos horas, para que tanto el pequeño como los adultos descansen y tomen aire fresco. Es muy importante llevar siempre al bebé en la silla de seguridad.
  • En tren: lo mejor es que lleves una mochila portabebés para que puedas cargar al niño y no te canses.
  • En barco: tienes que ponerte en contacto con la empresa que organiza el crucero, porque algunas no permiten viajar con niños menores de seis meses. Toma en cuenta que un viaje de esta característica puede causar náuseas y mareos al pequeño.
  • En avión: tu bebé puede viajar sin ninguna restricción. Solo deberás llevar la documentación del niño y su partida de nacimiento. Si el viaje es internacional y va solo un progenitor, se debe contar con la respectiva autorización del otro padre.
De acuerdo con el medio de transporte en el que viajes, deberás tomar ciertas precauciones. Si vas en avión, no olvides la documentación del pequeño y la autorización del padre en caso de ser necesaria.

3. Escoge alojamientos para niños

Elegir el alojamiento indicado dependerá mucho de tus necesidades. Hay variedad de lugares donde puedes hospedarte, como un hotel, un apartamento, una casa, un bungalow o una cabaña. Si el lugar tiene cocina, mucho mejor, porque podrás preparar las papillas del bebé sin problemas. Si además cuenta con una cuna, ¡será genial! Existen alojamientos pensados para los hijos pequeños y eso es un punto a tu favor.

4. Prepara el equipaje

Lo mejor en esta temporada calurosa es que vistas al niño con ropa fresca y ligera, preferiblemente de algodón. Lleva en su bolsa camisetas de manga corta, pantalones cortos, vestidos holgados y bañadores con manga larga para proteger al bebé del sol. Y si vas a la playa, no te olvides de los sombreros. Si eliges hacer una visita al campo, lleva camisetas y pantalones largos por si hay presencia de insectos.

Dentro de la maleta debes llevar sus biberones, el chupón (si lo usa), pañales, toallas, cremas, medicinas, sábanas, mantas, pijama y sus juguetes. Debes contar con suficientes prendas de ropa para los días que dure el viaje, por si en el hotel donde te hospedas no hay lavandería.

Para disfrutar de los paseos, nada mejor que contar con el coche del pequeño. Allí podrás llevarlo de un lado a otro sin cansarte y dormirá en él mientras caminan por los lugares. Incluye también la mochila portabebés, que te será muy útil si deseas hacer excursiones por la montaña.

5. Cuida su alimentación

Cuando estás de vacaciones, tal y como en casa, debes cuidar la alimentación del pequeño. Lleva contigo su leche de fórmula y sus frutas y vegetales para las papillas. Hay alojamientos con cocina donde podrás prepararlas.

En lugares sin provisiones de agua potable, lo mejor es que le des agua embotellada. Pero si tu bebé tiene menos de seis meses no es necesario, ya que con la leche materna o de fórmula será suficiente para hidratarlo en esos días de calor. Si ya ha comenzado con una alimentación semisólida, dale agua de vez en cuando.

6. Protege su piel de los rayos del sol

Proteger al bebé de las exposiciones al sol es de suma importancia durante las vacaciones, ya que su piel se hace muy vulnerable a los rayos solares. En caso de que el paseo sea en la playa, lleva una sombrilla.

Si lo vas a bañar en piscinas, procura que solo sea por unos minutos. Además, debes proteger sus ojos, sus oídos y cubrir su cabeza con un gorrito. En cuanto a las cremas, no se aconseja colocarle al bebé protector solar antes de los seis meses. También, para una mayor seguridad en la playa o en la piscina, no te olvides de los flotadores.

Es muy importante proteger al pequeño de los efectos del sol, ya que su piel es muy sensible. Llévale un gorro, la ropa adecuada y, si tiene más de seis meses, colócale protector solar.

7. Mantén sus hábitos de sueño

Aunque estés de vacaciones, trata de mantenerle al niño sus hábitos y sus rutinas diarias. Las siestas y el horario de acostarse por las noches son muy importantes para su desarrollo. En este sentido, procura que el espacio donde dormirá esté ventilado o con aire acondicionado.

8. Organiza los paseos

Los niños se cansan de estar todo el día al aire libre. Si la elección es ir a la playa, puedes ir temprano en la mañana y, luego, volver a media mañana, o por la tarde, para que tu hijo descanse y haga su siesta.

En el campo, puedes optar por llevar al pequeño en el coche o en su mochila portabebés. Eso sí, recuerda no salir a pasear con el niño en las horas centrales del día, cuando más calor hace.

Recomendaciones para salir de viaje con el bebé

Te damos algunas recomendaciones a tomar en cuenta para vivir tus primeras vacaciones con el bebé:

  • Visita al pediatra antes del viaje: el profesional debe hacer los chequeos necesarios al bebé para aseverar que está sano.
  • Chequea que el bebé tenga todas sus vacunas al día: si le falta alguna, colócasela. Igualmente, infórmate si los adultos necesitan alguna vacuna específica para el destino al que viajan.
  • Lleva un botiquín: incluye medicamentos para la fiebre, antialérgico y antidiarreico, así como un termómetro.
  • Compra un repelente para insectos: según el lugar a donde vayas podrías necesitarlo. Asegúrate de que el bebé no sea alérgico al producto.
  • Infórmate si el destino cuenta con centros de salud: debes saber a donde acudir en caso de emergencia.
  • Evita exponer al bebé al sol en las horas centrales: es preferible tenerlo siempre bajo la sombra y bien hidratado. Si estás amamantando, ofrécele el pecho varias veces al día.

Disfruta de tus primeras vacaciones con el bebé

Sigue estos consejos y te podrás organizar bien para ese viaje que tanto deseas hacer con tu bebé y con la familia. Ya es hora de que le des su primer baño en el mar, que dé sus primeros pasos en la arena o que disfrute del verdor del campo. Será una experiencia encantadora tanto para los padres como para el niño.

Te podría interesar...
La piel del bebé en verano: cuidados y recomendaciones
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La piel del bebé en verano: cuidados y recomendaciones

En el verano se deben extremar las medidas de cuidado para la piel del bebé. Para los menores de 6 meses, lo mejor es estar a la sombra.



  • Planeta Mamá: El libro del bebé. 1° edic. Argentina. Editorial Albatros; 2007. Disponible en: https://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=9lQbGav9bH8C&oi=fnd&pg=PA5&dq=vacaciones+con+el+beb%C3%A9&ots=cmWUWXiaMy&sig=4vAu52lS6n5JYyeFU-LyfcHZZjs#v=onepage&q=vacaciones%20con%20el%20beb%C3%A9&f=false
  • Eisenberg A, Murkoff H, Hathaway S. El primer año del bebé. 2° edic. Colombia. Editorial Norma; 1991. Disponible en: https://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=lS-lSKYHg98C&oi=fnd&pg=PR18&dq=primeras+salidas+con+el+beb%C3%A9&ots=YSX3DlDxB6&sig=pOxrY3CZp4_LDCUre3T7vrOgIiA#v=onepage&q=primeras%20salidas%20con%20el%20beb%C3%A9&f=false
  • Sumbland C. 50 actividades para estimular a tu bebé. 1° edic. Argentina. Grupo Imaginador de Ediciones; 2005. Disponible en: https://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=81iE5IjM3roC&oi=fnd&pg=PA3&dq=primeras+salidas+con+el+beb%C3%A9&ots=XPIoO9h4r9&sig=yJJ1Z-tzTIrYzi5JPUav4Z3TNFk#v=onepage&q&f=false