Cómo preparar cabello de ángel

A este delicioso postre se le conoce como cabello de ángel, pero también como “dulce de calabaza” o como “calabaza confitera”. No importa el nombre que se le dé, lo cierto es que es uno de los clásicos de la comida de dulce. Se utiliza como relleno de muchísimos productos de repostería.

Lo que más destaca del cabello de ángel es su elevado contenido nutritivo. Además de que es una fuente muy importante de fibra, también tiene una alta cantidad de antioxidantes, como vitamina C y carotenos.

Los ingredientes del cabello de ángel

Lo único difícil de esta receta es encontrar una auténtica calabaza de cidra, que es el componente central del cabello de ángel. No es fácil conseguirla porque requiere seis meses de espera entre el momento en que se recoge y el momento en que puede utilizarse en la cocina. Superado ese obstáculo, lo demás es muy sencillo.

cabello de ángel

Los ingredientes para una preparación de cuatro porciones son los siguientes:

  • Una calabaza de cidra o calabaza confitera mediana
  • Azúcar al gusto
  • Una cucharada de ralladura de cáscara de limón
  • Una rama de canela mediana

La proporción correcta es utilizar una parte de azúcar por dos partes de pulpa. Así, si se emplean 1.000 gramos de pulpa, lo adecuado es utilizar 500 gramos de azúcar y así sucesivamente. De este modo el cabello de ángel no queda demasiado dulce.

La preparación de la calabaza

Lo primero que se debe hacer es tratar la calabaza, de modo que quede lista para sacar las hebras de cabello de ángel, que son el elemento esencial de esta preparación. Los pasos a seguir son estos:

  • Lavar muy bien la calabaza, bajo el agua del grifo, para retirar toda la tierra e impurezas que pueda contener.
  • Cortar la calabaza en trozos grandes. Se debe tener mucho cuidado, ya que la corteza es bastante dura. El cuchillo tiene que estar bien afilado para no tener accidentes.
  • Meter los trozos de calabaza en una olla con agua, hasta que estén cubiertas por completo de líquido. Luego, se prende el fuego y se ponen a hervir.
  • Cuando se llegue al punto de ebullición, se baja la intensidad del fuego y se deja a llama media-baja por unos 20 minutos aproximadamente. Lo mejor es comprobar que la pulpa ya esté blanda, antes de retirar la olla.
  • Se sacan los trozos y se ponen a enfriar. No meter al refrigerador, sino dejar que pierdan temperatura naturalmente.
  • Retirar todas las semillas. Si se dejan, podrían generar un gusto amargo.
  • Con la ayuda de un tenedor sacar las hebras de la pulpa, hasta que quede solo la corteza.
  • Poner las hebras cabello de ángel en un escurrido toda la noche. Se reserva el líquido que destile.

El proceso de confitado

La parte final de esta receta es el proceso de confitado. Para ello, lo primero es pesar la pulpa de cabello de ángel. Esto da la medida de la cantidad de azúcar a emplear. Una vez hecho este paso, se realiza el siguiente procedimiento:

  • En una olla grande, mezclar la pulpa y el azúcar, junto con la ralladura de limón y la rama de canela.
  • Se añade una pequeña parte del líquido destilado de la calabaza y se pone a cocer a fuego medio, alrededor de una hora y media. Se debe revolver constantemente.
  • Si la preparación se ve seca o comienza a pegarse, se añade más líquido del que se tiene reservado.
  • Poco a poco la preparación va cambiando de color. Cuando se vea dorada, es momento de retirarla del fuego. Generalmente el proceso tarda unos 90 minutos.
  • Se deja enfriar en un lugar fresco.

cabello de ángel 1

Una vez se haya enfriado completamente, lo que sigue es verter la preparación en frascos de vidrio. Estos se han debido limpiar y esterilizar previamente. Así mismo, deben estar bien secos.

Enseguida, se ponen a cocer los frascos a baño maría. Un método sencillo para hacerlo es tomar una olla a presión y ponerle un paño en el fondo. Luego introducir los frascos, dejando que el agua los cubra hasta la mitad. Cerrar la olla y poner al fuego durante unos 15 minutos aproximadamente.

Después de esto se sacan los frascos de la olla a presión y se dejan enfriar a temperatura ambiente. Una vez completado este paso, el cabello de ángel ya está listo para ser almacenado.

Este relleno se puede utilizar en infinidad de preparaciones como bizcochos, hojaldres, como Bayonesa o diversas clases de pasteles, en empanadillas y prácticamente en todos los productos de repostería.

Categories: Recetas Etiquetas:
Te puede gustar