¿Por qué es tan adictivo el azúcar para los niños?

María José · 9 mayo, 2017

El azúcar está en la vida de los niños de muchas formas diferentes, pero también en la vida de los adultos. El azúcar se encuentra camuflado en muchos alimentos que se consumen diariamente en los hogares de millones de familias. Los profesionales médicos cada vez intentan crear más conciencia sobre cómo el azúcar es una sustancia adictiva y que se puede convertir en un gran problema de salud infantil.

El impacto del azúcar en los niños

La medición del rendimiento y pre concentración y posterior consumo de azúcar es importante tenerlo presente para saber cómo afecta esta sustancia en los niños. Una escuela infantil, primaria y secundaria en la Ciudad del Cabo, publicó una serie de pruebas para evaluar el impacto del azúcar en los niños.

Los resultados de los alumnos eran mejor antes de consumir cualquier tipo de azúcar. Su comportamiento se volvió impredecible poco después de comer dulces y sus niveles de concentración disminuyeron.

Los padres tienen la responsabilidad de cómo y qué comen sus hijos

Los estudios han demostrado que el azúcar no produce directamente hiperactividad, sin embargo, los cambios en los niveles de azúcar en la sangre afectan en la liberación de adrenalina, lo cual afecta el comportamiento y el rendimiento de los menores. Este dato es muy importante que lo tengan en cuenta los padres para poder escoger una mejor alimentación para sus hijos.

Los padres tienen la total responsabilidad de cómo y lo que comen sus hijos. Es necesario que los padres tomen conciencia de esto y puedan introducir comidas saludables en el hogar, limitando comidas con azúcar, chucherías innecesarias o bebidas con gas o azucaradas. Esto mejorará el desempeño de los niños en cualquier área y también tendrá una vida física y emocional mucho más saludable.

Cómo el azúcar afecta al comportamiento

El azúcar causa una fluctuación de hormonas clave en la sangre de quienes consumen esta sustancia. Aproximadamente cuando pasan cuatro horas después de ingerir el azúcar, los niveles de azúcar en la sangre bajan y la adrenalina entra en acción, lo que impulsa la necesidad de comer de nuevo azúcar. Los niños son muy susceptibles a los cambios en el comportamiento vinculados a esta hormona, incluyendo la impulsividad y la reducción de la concentración.

Cómo el azúcar se convierte en adictivo en adultos y en niños

Existen estudios neuroquímicos que han demostrado que el azúcar tiene el mismo efecto en el cerebro que una de las drogas más adictivas como es la cocaína. El azúcar impacta en los sistemas de recompensa del cerebro. El consumo de demasiada azúcar refinada puede entumecer los receptores de los neurotransmisores de dopamina, que son claves para la satisfacción.

Cuando se reduce la sensibilidad se produce tolerancia al azúcar y se necesita más para poder alcanzar el mismo nivel de azúcar para encontrar la satisfacción. Cuando los antojos de azúcar no se cumplen, se puede sentir incluso ansiedad por no tener azúcar disponible. Esto es una señal de que el azúcar se ha convertido en un adictivo y es importante controlarlo.

Cómo reducir el azúcar en la dieta familia

Es importante que tanto padres y madres del todo el mundo sepan que tomar demasiada azúcar procesada es negativo para la salud de los niños, pero también para personas de cualquier edad. Es por esto, que es imprescindible conocer algunos consejos para que el consumo del azúcar se vea reducido y de este modo, se pueda mejorar la salud en la dieta de toda la familia:

  • Evita demasiadas horas sin comer. Los niños pueden picar alimentos con alto contenido en azúcar cuando sus cuerpos pasan hambre. Si su comida no llega a tiempo podrán querer alimentos poco saludables. Comer de forma saludable cada dos o tres horas es lo ideal.
  • Comidas saludables. En el desayuno, el almuerzo, la comida, la merienda o la cena es necesario tener alimentos a mano que sean saludables. Hay muchos alimentos que no tienen azúcar procesada y que son saludables y aportan energía. Las frutas, los frutos secos o las verduras son un buen ejemplo.
  • Sé un buen ejemplo a seguir. Tus hijos necesitan tomar alimentos saludables para aprender a comer bien y para hacerlo, deberás ser un buen ejemplo de comidas saludables para que aprendan qué es lo mejor que pueden comer en cada momento.