Por qué debes permitir que tu hijo elija su ropa

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz Martín
4 junio, 2019
Dejar que los niños decidan su ropa conlleva grandes beneficios para su desarrollo. Como padres, nuestra tarea es guiar y no imponer nuestros propios gustos.

Como padres, queremos que nuestros hijos crezcan y se conviertan en adultos sanos independientes y decididos. Sin embargo, en ocasiones, olvidamos que la personalidad se construye desde la infancia, y es nuestra tarea guiarlos hacia la autonomía. Permitir que tu hijo elija su ropa es un sencillo gesto que tiene grandes repercusiones.

Nuestros hijos no son nuestros

La clave para una crianza respetuosa es comprender que los niños son seres humanos individuales. Y como tal, tienen el derecho y la libertad de ser ellos mismos. Los padres debemos guiarlos, acompañarlos y aconsejarlos, pero nunca adueñarnos de sus vidas.

La imagen personal que cada uno proyectamos está, en gran medida, determinada por la ropa que vestimos. Es esta la que nos permite desarrollar un estilo e identidad propios y transmitirla al mundo. Para los niños esto supone un gran aprendizaje y un aspecto crucial en el desarrollo de su autoestima.

Las peleas entre padres e hijos respecto a la vestimenta de estos últimos son comunes en muchos hogares. Comienza una lucha de poderes en la que ambas partes terminan decepcionadas. Es importante mantener el foco en que, como padres, nuestra misión es criar personas sanas y felices, no personas que vistan bien.Por qué debes permitir que tu hijo elija su ropa.

No pasa nada si un niño elije ropa estridente con colores que no combinan o que, simplemente, no te gustan. Lo relevante es que sea ropa cómoda y apropiada. El resto es parte de la creatividad y la libertad que debería suponer la infancia.

Por tanto, no trates de imponer tus gustos o tus opiniones a tus hijos. Ellos no son muñecos de nuestra pertenencia. No están ahí para que nosotros nos expresemos a través de ellos. Respetemos su individualidad, ya que de esta manera estaremos forjando las bases de un apego saludable.

Beneficios de permitir que tu hijo elija su ropa

  • Favorece la autoexpresión. Permitir que tu hijo elija su indumentaria le da la posibilidad de autoexpresarse y definir su estilo propio. Podrá experimentar hasta encontrar la imagen que le defina y con la que se sienta verdaderamente él.
  • Les ayuda a hacerse responsables de su cuerpo y de su cuidado. Elegir su ropa es una forma de tomar un compromiso consigo mismo, con su cuerpo y con su persona, en general. Fomenta el autocuidado.
  • Se sentirán seguros, respetados y valorados. Aunque no te lo parezca, tus hijos apreciarán mucho el gesto de que les permitas decidir su imagen. Al ver que respetas sus decisiones, aumentará su confianza hacia sí mismos y hacia ti, y no sentirán la necesidad de rebelarse, pues saben que ya son tenidos en cuenta.
  • Afianza su personalidad y su carácter. Son estos pequeños pasos los que ayudan a educar niños autónomos e independientes. Crecer tomando decisiones lo convertirá en una persona decidida y capaz de expresar sus deseos sin miedo a ser rechazado.
  • Los hace más responsables de su ropa. Al ser prendas que le gustan, que ellos mismos han elegido, sentirán más implicación respecto a su cuidado. De esta forma, accederán de un modo más natural a rutinas como guardar las prendas o llevarlas a lavar. No desearán que sus prendas se estropeen.Por qué debes permitir que tu hijo elija su ropa.

Guiar sin imponer

Dentro de unos límites lógicos, los niños deberían poder experimentar y decidir sobre su propia imagen. El papel de los adultos ha de ser de guía y orientación.

Es posible que, al poder elegir, los pequeños decidan vestirse de forma poco conveniente. Como padres, debemos explicarles la necesidad de que su ropa se adecue al clima y la situación social, y supervisar sus decisiones.

Por otro lado, y dependiendo de la edad y el temperamento del niño, es posible que nos encontremos con el inconveniente de que tarde mucho en decidir o cambie de opinión en numerosas ocasiones. Para solventar esta situación, podemos optar por ofrecerle dos o tres opciones entre las que elegir.

Lo importante es que sienta que tiene la libertad de probar, fallar y decidir. Que encuentre un entorno seguro en el que poder expresarse y sentirse aceptado y acompañado. Y, sobre todo que sepa que en sus padres encontrará siempre un consejo desde el respeto y el amor incondicional.

Por ello, antes de presionar a tu hijo para elegir la chaqueta que, a tu parecer, combina mejor, piensa si no es más importante vestirle de autoconfianza.