Piernas cansadas en el embarazo: causas y qué hacer

Las piernas cansadas durante el embarazo suele ser una afección bastante habitual. Si bien no revisten gravedad, puede generarte molestias. ¡Aprende como aliviar este síntoma indeseado!
Piernas cansadas en el embarazo: causas y qué hacer
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 30 mayo, 2022

Las piernas cansadas en el embarazo son una sensación bastante frecuente y molesta para la mujer. Si bien no suponen un peligro severo de salud, la calidad de vida de la gestante se ve alterada por la incomodidad que le producen.

En este artículo te detallamos todo lo que debes saber al respecto y cómo prevenirlo. ¡No dejes de leer!

Piernas cansadas en el embarazo

La sensación de piernas cansadas en el embarazo se caracteriza por la “pesadez” que se percibe en las extremidades inferiores al intentar caminar, moverlas o simplemente mantenerse de pie. Si bien es un síntoma que no reviste gravedad, reducen la calidad de vida de la embarazada.

En general, esta molestia se acompaña de calambres, dolor, hormigueos y picazón en las piernas y en los pies. Incluso, en algunos casos, también es posible observar edema alrededor de las pantorrilas y de los tobillos. Esta situación aumenta el volumen y el diámetro de la parte más baja del cuerpo.

A continuación, te contaremos cuáles son las causas de esta condición.

Insuficiencia venosa

Una de las principales causas de las piernas cansadas es la insuficiencia venosa, que dificulta el retorno de la sangre desde los pies hasta el corazón. De esta manera, parte del líquido contenido en estos vasos sanguíneos permanece en las piernas y distiende los tejidos. Al quedar los nervios comprimidos, se genera la sensación de pesadez, dolor y hormigueo. Y también, aparecen las varices.

Hormonas gestacionales

Durante los 9 meses de gestación, el cuerpo se encuentra en un proceso de cambios y las hormonas tienen mucho que ver con estas modificaciones.

Por motivos fisiológicos, el organismo materno debe aumentar la cantidad de líquido que circula por sus vasos sanguíneos, pues debe abastecer a la placenta y al bebé en formación.

A su vez, para favorecer la llegada de sangre al feto es necesario dilatar las venas y volverlas más permeables, efecto que se produce tanto a nivel de la placenta como en las piernas.

Por lo tanto, el embarazo en sí mismo predispone a la retención de líquidos, que se traduce en la hinchazón y la sensación de piernas cansadas. No obstante, hay algunas formas de reducir este malestar.

venas varicosas en miembros inferiores
El edema de los miembros inferiores que se produce durante el embarazo puede predisponer a la aparición o al empeoramiento de las várices en las piernas.



Consejos para aliviar las piernas cansadas durante el embarazo

Como hemos dicho antes el síndrome de piernas cansadas se produce por una insuficiencia en el retorno venoso, provocada por cambios gestacionales normales. Sin embargo, el aumento de peso, la inactividad física y las dietas ricas en sodio pueden empeorar esta condición. Por eso, vamos a darte algunas recomendaciones para mejorar la apariencia de tus piernas.

1. Mantén un estado de hidratación adecuado

La hidratación suficiente es indispensable y debe asegurarse todos los días.

Aunque suene contradictorio, una ingesta adecuada de agua favorece a la correcta circulación de la sangre y previene que el líquido se acumule en los tejidos “más bajos” del cuerpo. De esta forma, no solo evitarás el edema, sino que también mejorarás la sensación de piernas cansadas.

Eso sí, además de beber agua, debes evitar las infusiones (por sus efectos estimulantes de la micción) e hidratar la piel de tus piernas con cremas, a fin de mejorar la tirantez del tejido cutáneo.

2. Realiza masajes diarios en las piernas

Se aconseja mojar las pantorrillas con agua fría luego de la ducha para reducir la sensación de pesadez de los miembros inferiores. Incluso, realizar masajes en sentido ascendente es otra buena opción para mitigar el cansancio. Aprovecha el momento luego del baño para aplicarte una loción hidratante mientras te masajeas desde los pies hasta los muslos.

Puedes recurrir a las cremas drenantes y reafirmantes, o a los geles fríos y vasodilatadores para obtener aún mejores resultados.

3. Deja tus piernas elevadas algunas horas en el día para favorecer el drenaje natural

Luego de una jornada en la que se ha estado de pie durante largos períodos de tiempo, se recomienda elevar las piernas por encima de la altura del corazón para aliviar el edema y las molestias asociadas.

Con esta simple práctica se estimula la circulación sanguínea de retorno hacia el corazón.

Al igual que al mantenerse de pie durante períodos prolongados, en el caso de haber estado sentada durante muchas horas también puede repercutir de forma negativa en las piernas. Por eso, lo ideal es levantarse cada 30 minutos y caminar un poco para evitar que la sangre se estanque y comiencen los síntomas.



4. Controla tu peso y adopta hábitos saludables

Mantener una alimentación saludable, con alto contenido de fibra, reducida en sal y grasas saturadas es lo ideal. También, se recomienda realizar actividad física de forma regular para prevenir el sobrepeso, el cansancio y la hinchazón de las piernas.

Los ejercicios que más favorecen la circulación sanguínea en el embarazo son la la natación y el ciclismo recreativo sin resistencia.

Por otro lado, los buenos hábitos de sueño y el adecuado descanso nocturno también contribuyen a evitar la retención de líquidos en las piernas.

5. Usa la vestimenta adecuada

Las prendas de vestir también cumplen un rol importante en la génesis de la hinchazón y de la pesadez de las piernas durante el embarazo. De hecho, la ropa muy ajustada dificulta el correcto retorno venoso desde las piernas hacia el corazón.

Por ende, intenta elegir ropa holgada y evitar las fajas, los pantalones estrechos, las medias con elástico o los cinturones. A su vez, se aconseja el uso de medias de compresión hasta la rodilla y de un calzado cómodo, sin abusar de los zapatos con tacón alto.

masajes masajista embarazada perineal sesion relajacion
Los drenajes linfáticos también son una buena estrategia para mejorar la retención de líquidos durante el embarazo. Pero debes realizarlo con un profesional debidamente calificado para este fin.

Las piernas cansadas en el embarazo y la calidad de vida

Las piernas cansadas en el embarazo pueden afectar la calidad de vida de la futura madre si no se le brinda la atención oportuna. Por esto, ante los primeros signos o síntomas, es conveniente comenzar con las medidas anteriormente mencionadas o consultar al médico. Si bien no es un problema grave, cada vez es más común y puede ser mejorado.

Te podría interesar...
¿Cómo reducir los edemas en las piernas durante el embarazo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo reducir los edemas en las piernas durante el embarazo?

Los edemas en las piernas durante el embarazo es un caso común. En el tercer trimestre es cuando más ocurren, pero hay quienes los sufren desde el ...