Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo

El embarazo es un estado en el que se producen cambios no solo en la piel y el cabello, sino también a nivel metabólico, inmunológico y hormonal.
Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez el 22 Febrero, 2021.

Última actualización: 22 Febrero, 2021

Los cambios en el cabello y en la piel durante el embarazo son algunas de los procesos fisiológicos importantes y complejos que se desarrollan en este estado gravídico. Más del 90 % de las mujeres va a presentar cambios en la piel, en el pelo y en las uñas. Además, puede haber influencia en el curso de enfermedades cutáneas preexistentes que podrían mejorar o mostrar exacerbaciones.

Cambios en el cabello y la piel durante el embarazo

Los cambios en el cabello y en la piel que se presentan durante el embarazo incluyen cambios pigmentarios, alteraciones vasculares, estrías de distensión, cambios en el cabello y hasta en las uñas.

En consecuencia, se recomienda llevar una dieta variada y nutrida, la aplicación de emolientes de manera constante, el uso de protector solar mayor a 50 con su correspondiente reaplicación cada 2 horas.

Aumento del grosor del cabello

El cabello puede presentarse más grueso durante el embarazo y hasta poseer un diámetro mayor de su tallo. De hecho, esto le da una apariencia más saludable y vigoroso.

Este engrosamiento puede deberse al retraso en la caída y la permanencia de los folículos en la fase anágena del ciclo del pelo por tiempos más prolongados durante el embarazo.

Mujer embarazada mirando una de las cuentas de Instagram que debes seguir si estás embarazada.

Aumento de cantidad de cabello

Unas de las manifestaciones que se presentan durante el embarazo son el hirsutismo y la hipertricosis en sus formas leve y moderada. Estos cambios en la cantidad de cabello se resuelven de manera espontánea después del parto.

Estas condiciones son provocados por los niveles elevados de estrógenos y andrógenos durante la segunda mitad de embarazo. Es por esto que en el posparto se evidencia una notoria caída del cabello entre las semanas 6 y 16, denominada efluvio telógeno.

Presencia de telangiectasias, uno de los cambios en el cabello y la piel

Los cambios vasculares que se expresan en la piel son producto de la elevación sérica de las hormonas hipofisarias, suprarrenales y placentarias que estimulan el crecimiento vascular.

Las telangiectasias o arañas vasculares son lesiones con un leve relieve, de color rojizo sobre la piel, en la mayoría de los casos en el rostro, la parte superior del pecho, el cuello y el brazo. Dentro de los cambios vasculares también pueden incluirse la aparición de varices, hemangiomas y granulomas.

Formación de estrías gravídicas

Las estrías gravídicas o de distensión se observan en el 90 % de las mujeres a partir del sexto mes de embarazo en los muslos, senos y abdomen.

Se recomienda generar la rutina diaria de aplicar crema humectante varias veces para evitar su desarrollo y contrarrestar las alteraciones que se producen en el tejido conectivo. La parte inferior del abdomen es el sitio que se encuentra afectado en la mayoría de los casos.

Hiperpigmentación

La hiperpigmentación es uno de los signos más comunes del embarazo debido a los niveles aumentados de estrógeno y progesterona. En consecuencia, el estrógeno eleva la producción de melanina por los melanocitos y el efecto del estrógeno se ve potenciado por la progesterona.

Estos cambios comienzan a verse desde el primer trimestre del embarazo y se localizan con mayor frecuencia en las áreas que ya se encuentran pigmentadas, en especial los pezones, la areola y las áreas genitales.

Incluso, las cicatrices generadas de manera reciente, las efélides y los lunares también se oscurecen y hasta pueden aumentar de tamaño. En el segundo trimestre se hace más evidente la hiperpigmentación de la línea alba en el abdomen.

Cloasma o máscara del embarazo

A su vez, se presenta una pigmentación pardusca irregular en el rostro sobre la región malar o centrofacial, denominada cloasma o melasma.

Para tratar de evitar esta condición es recomendable evitar la exposición solar o la utilización de protectores solares eficientes ya que, si no, después del parto, las pacientes suelen acudir a la consulta médica por la molestia y la inseguridad que les provoca esta mancha hiperpigmentada en la región peribucal, en la frente o en las mejillas.

Mujer embarazada en consulta médica debido a los cambios en el cabello y en la piel.

Aparición de fibromas de tejidos blandos

También llamados acrocordones, suelen presentarse en el rostro, la parte superior del pecho o el cuello. Durante el ultimo trimestre del embarazo se pueden observar incluso debajo de los senos.

Estos son pequeñas protuberancias de piel que se encuentran conectadas por pedículos diminutos. A su vez, no causan dolor ni son contagiosas. Tienden a desaparecer por sí solos en el momento del posparto. Sin embargo, en caso de que esto no fuera así, tienen fácil manejo y tratamiento por parte del medico dermatólogo.

El cabello y la piel durante el embarazo

La gran mayoría de los cambios en el cabello y en la piel se resuelven en la etapa de posparto, por lo que solo requieren un tratamiento sintomático. A su vez, algunos de ellos se pueden evitar con la aplicación diaria y constante de agentes emolientes.

Explicar a las pacientes grávidas sobre la naturaleza fisiológica de estos cambios en el cabello y la piel durante el embarazo puede aliviar la angustia que suelen experimentar.

Te podría interesar...
Manchas y cambios en la piel durante el embarazo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Manchas y cambios en la piel durante el embarazo

Las manchas y los cambios en la piel durante el embarazo también se conocen como cloasmas, melasma o “máscara del embarazo”.



  • Kar S, Krishnan A, Shivkumar PV. Pregnancy and skin. J Obstet Gynaecol India. 2012 Jun;62(3):268-75. doi: 10.1007/s13224-012-0179-z. Epub 2012 Aug 28. PMID: 23730028; PMCID: PMC3444563.
  • Barankin B, Silver SG, Carruthers A. The skin in pregnancy. J Cutan Med Surg. 2002 May-Jun;6(3):236-40. doi: 10.1177/120347540200600308. Epub 2002 Apr 15. PMID: 11951128.
  • Thomas RG, Liston WA. Clinical associations of striae gravidarum. J Obstet Gynaecol. 2004 Apr;24(3):270-1. doi: 10.1080/014436104101001660779. PMID: 15203623.
  • Tunzi M, Gray GR. Common skin conditions during pregnancy. Am Fam Physician. 2007 Jan 15;75(2):211-8. PMID: 17263216.
  • Martin AG, Leal-Khouri S. Physiologic skin changes associated with pregnancy. Int J Dermatol. 1992 Jun;31(6):375-8. doi: 10.1111/j.1365-4362.1992.tb02662.x. PMID: 1512085.

Graduada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (2013). Realizó la especialidad en Dermatología y Medicina Estética avalada por la UBA. En 2016, realizó el Posgrado de Auditoría Médica en la Universidad Catolica (Argentina). Ha participado en Congresos internacionales en Dermatologia Pediatrica, Dermatología clínica y Medicina estética y manejo de láeres y luz pulsada intensa. Se perfeccionó realizando cursos de estomatología, dermatoscopía, dermatología oncológica, dermatología quirurgica y urgencias dermatológicas. En Argentina lleva adelante su consultorio particular y ejerce su profesión en un Centro médico hace mas de 5 años. Actualmente, además, se encuentra colaborando con medios digitales.