¿Qué es la cloasma gestacional?

Gladys · 11 diciembre, 2016

¿Te han salido pequeñas manchas en la cara a partir de tu embarazo? Si este es tu caso, aquí te explicaremos todo sobre el cloasma gestacional en el embarazo.

El cloasma gestacional no es una enfermedad. Podríamos definirlo más bien como un problema estético que sufren algunas mujeres embarazadas. Hablamos de la aparición de manchas amarillentas o café en la zona superior de los labios, pómulos y frente.

Para nosotras que somos tan coquetas esto podría ser terrible. Sin embargo, no debes asustarte. Siempre hay una solución.

La mayoría de las sintomatologías que sufres en tu piel cuando se está encinta son producto del cambio hormonal

La causa está en los cambios hormonales

cloasma-3

Como hemos mencionado en otros artículos, la mayoría de las sintomatologías que sufres en tu piel cuando se está encinta son producto de todos los cambios hormonales por los que tu cuerpo pasa.  Sin duda la progesterona sería la responsable de estas manchas que pueden ser incómodas.

Muchas se preguntarán si estas sombras persistirán en el tiempo. La verdad es que este síntoma puede desaparecer luego del embarazo o afectar tu cutis de forma permanente. Sin embargo, no te preocupes, ya que hay tratamientos para eliminarlo.

No solo debes tener en cuenta los cambios hormonales. Algunas personas tienen predisposición genética a este tipo de problemas. Las mujeres de tez morena también tienen mayor predisposición a experimentar estas manchitas.

Cuídate del sol

Si ves que estas comienzan a aparecer o crees que podrías ser una candidata, lo ideal es evitar entrar en contacto con el sol. Mucho más cuidado debes tener si estás en el verano, dado que los rayos ultravioleta impactan de forma más directa.

Lo mejor en estos casos es utilizar elementos para protegernos de los dañinos rayos UV. Utiliza sombrero, gafas y evita salir en las horas del mediodía, cuando el sol es más intenso. Cuídate siempre de la forma más natural posible.

Con respecto a las cremas protectoras y los tratamientos, recuerda tener mucha precaución y consultarle a tu medico sobre qué productos no son perjudiciales para el embarazo. Prevenir es no lamentar.

Visitar a un dermatólogo disipará muchas de tus dudas

Paciencia y alta autoestima ante todo

cloasma-4

Lo primero es no alarmarte. Debes saber que no todas las mujeres padecen este problema, que el mismo se puede prevenir evitando el contacto con el sol y que en la mayoría de los casos desaparece por sí solo.

Incluso sufriendo de esta dificultad estética, es probable que las manchas sean tenues y pequeñas. Lo importante es que entiendas que este es un problema solucionable, pero es vital tener paciencia durante el proceso de gestación.

Así que entiende está fase como parte de tu embarazo y mantén tu autoestima en alto. Visitar a un dermatólogo  aliviará muchas de tus dudas. Lo más probable es que debas esperar hasta después del parto para iniciar cualquier tratamiento contra el cloasma.

Cosméticos y cremas que pueden ayudarte a superar el cloasma

Existen algunos cosméticos que podrán ayudarte a manejar la aparición del cloasma gestacional. Hablamos de algunos productos que vienen en crema y que podrías utilizar sin perjudicar a tu bebé.

Las más recomendables son las que tienen ácido kòjico y ácido azelaico. Las enriquecidas con vitamina C también ayudan porque aclaran la piel. Hidroxiácidos, como los ácidos glicólico, láctico y salicílico también son buenos por que favorecen el proceso de restitución de las células.

Los tratamientos en contra del cloasma se hacen luego de culminada la lactancia. Todo tratamiento de alto impacto debe ser practicado después del embarazo. La razón: todo lo que hagas para quitar las manchas deberá ir orientado a aumentar la melanina en la epidermis.

La buena noticia es que luego de que tu bebé deje la leche materna serás libre de hacer cualquier tipo de tratamiento. Cuando el problema es permanente pero leve, un simple peeling bastará para eliminar las manchitas.

Si estas son oscuras y muy fuertes puedes usar algo de mayor impacto como lo es el ácido tricloroacético, Luego tienes métodos mucho más rigurosos como la dermoabrasión mecánica con radiobisturí o la remoción por láser.

Solicita tu cita con un especialista en dermatología

A estas instancias, lo ideal es que acudas a un dermatólogo profesional. Algunos tratamientos pueden ser costosos, pero con un poco de ahorro veras que todo es factible.

Entre tanto, no dejes que tu autoestima baje y disfruta tu embarazo sin mayores contratiempos. Todo se trata de paciencia, tomar las debidas precauciones y no dejarte amilanar. Todos estos cambios son normales y reversibles.