A ponerse en forma: Ejercicios junto a tu bebé

Gladys · 13 septiembre, 2016

Después de traer al mundo a un hijo, muchas mujeres sienten preocupación por cómo quedará su cuerpo. Aquí tenemos maravillosos ejercicios para que practiques con tu bebé.

En la mayoría de los casos es inevitable tener el abdomen abultado tras varias semanas de haber dado a luz, así que lo que queda es combinar las tareas de ser madre con algunas rutinas para deshacerse del peso obtenido durante el embarazo.  

Es muy común que mientras una madre cuida a su pequeño no tenga mucho tiempo para sí misma, pues quiere dedicar y centrar toda su atención en su retoño, y eso de volver al cuerpo de antes muchas veces queda en segundo plano, pero existen maneras sencillas de ponerse en forma, haciendo ejercicios junto a tu bebé.

Ejercitarte junto a tu pequeñito te permitirá sentirte mejor al recuperar tu figura sin descuidar tus principales labores como mamá.

Los ejercicios junto a tu bebé te servirán para satisfacer dos necesidades al mismo tiempo: estar con él y ponerte en forma, esto, sin duda, será una experiencia enriquecedora para ambos.

Es importante que sepas que cualquier actividad que realices con tu bebé servirá para fortalecer los lazos que los unen desde que crecía en tu vientre, así que aprovecha la oportunidad de perder esos kilitos de más acompañada de tu más preciado tesoro y ¡ponte en movimiento!

Ejercicios que puedes practicar con tu bebé

Ejercicios 2

Correr o caminar

Si eres de las que disfruta trotar o de una caminata al aire libre, este es el ejercicio ideal. Sube a tu bebé a su cochecito  y sal a caminar o trotar por un camino o pista cercana a casa. Tú te liberarás del estrés, fortalecerás tu cuerpo mientras que tu bebé viaja en su silla cómodamente disfrutando del paseo y el aire puro. Si decides no usar el coche, puedes usar un canguro o portabebés e ir a un ritmo suave.

Videos de ejercicios

Esta es una opción súper práctica y lo mejor es que no tienes que salir de tu casa. En Internet o en algunas tiendas especializadas puedes hallar videos de algunas disciplinas como Insanity, ejercicios cardiovasculares o aeróbicos para realizar en la comodidad de tu sala, mientras el bebé reposa o intenta imitar tus movimientos.

Abdominales

Hacer abdominales al mismo tiempo que sostienes a tu bebé sobre tus piernas puede resultar bastante divertido, reducirás centímetros y tonificarás abdomen mientras ríes un poco.

¿Cómo hacerlo? Extiéndete sobre el suelo, preferiblemente sobre una superficie lisa y limpia, flexiona las rodillas, mantenlas juntas y apoya sobre ellas al bebé. Levanta y extiende el torso con la espalda lo más recta posible y ¡listo! Estarás haciendo abdominales con tu hijo.

Pesas

Extiende todo tu cuerpo sobre el suelo y levanta al niño con las dos manos, procurando sujetarlo bien y mantener un ángulo recto. Repite en series de diez y pronto verás el resultado.

Yoga

Este es un ejercicio que ha estado en boga durante los últimos años y tiene múltiples variantes, una de las más particulares es la incorporación de los bebés de quienes la practican a diario. El yoga es considerado una herramienta invaluable que enseña a madres a conectarse con su paz interior y a ser flexibles física y mentalmente.

Al incorporar a los pequeñitos a una clase de yoga, ellos pueden disfrutar de masajes y movimientos que les ayudan a estar relajados y mejorar su respiración, y adicionalmente propicia el apego.

Baile

Además de ser divertido, el baile es un ejercicio que alimenta el cuerpo y el espíritu, es un inhibidor de estrés natural. Servirá para que tu pequeño comience a desarrollar el gusto por la música y comenzará a disfrutar de sus bondades. Salsa, merengue, tecno, no importa el género, ¡muévanse juntos!

Algunas recomendaciones para la hora de los ejercicios juntos

Ejercicios 3

Para la hora de ejercitarse:

  • Lo recomendable es ingerir un alimento ligero antes de hacer alguna actividad física, pero es importante que antes de ejercitarse ni tú ni bebé estés recién comidos.
  • Para adultos y niños es primordial mantenerse hidratados mientras realizan cualquier actividad física.
  • Recuerda asegurar bien a tu bebé en el coche durante cada sesión de trote o caminata. Si lo alzas procura sujetarlo fuerte y firmemente.
  • Utiliza el calzado adecuado para ejercitarte pues no solo lidias con tu propio peso sino con el de tu pequeño, por lo que es imprescindible que estés cómoda y que tus pies o extremidades inferiores no sufran el impacto de los ejercicios.

Diviértete y mantente sana al lado de tu bebé, el mejor compañero que puedes tener en ese momento.