Hinchazón de tobillos en el embarazo: causas y qué hacer

El edema en piernas y pies es un síntoma bastante común durante el embarazo. No obstante, cuando aparece es conveniente controlarlo. Te contamos cómo hacerlo.
Hinchazón de tobillos en el embarazo: causas y qué hacer
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 13 enero, 2022

La hinchazón de los tobillos es una condición habitual durante el embarazo, que suele acompañarse del edema de las piernas y de los pies. Si bien es más notorio al final del día, puede observarse a lo largo de toda la jornada.

Este síntoma empeora conforme avanza el embarazo y no suele ser perjudicial ni para la madre ni para el bebé. Pero en algunas ocasiones, el edema de miembros inferiores puede ser el indicio de una complicación gestacional.

A continuación, te contamos todo lo que debe saber al respecto.

Las causas de la hinchazón de los tobillos en el embarazo

La hinchazón de los tobillos nos indica que el organismo de la mujer retiene más líquido de lo habitual y esto es algo esperable durante el embarazo.

De acuerdo con una publicación de Pregnancy, Birth & Baby, en la gestación el volumen de sangre materno es mayor, para satisfacer las necesidades del bebé. A su vez, las hormonas del embarazo provocan un aumento en la dilatación de las venas del cuerpo materno, lo que predispone a la retención del agua en los tejidos.

En general, el exceso de líquido tiende a acumularse en las zonas de declive (o más bajas) del cuerpo, sobre todo cuando se pasa mucho tiempo de pie o hace calor.

Otra de las causas del edema en las piernas y en los tobillos es la presión que ejerce el útero sobre los grandes vasos abdominales, como la vena cava inferior. Esto provoca mayor resistencia al flujo de sangre que retorna al corazón y favorece a que se acumule líquido en las zonas más bajas, como son los pies.

mujer embarazada se toma los pies hinchados calambres doloridos



Preeclampsia, una causa peligrosa de hinchazón de los tobillos

La preeclampsia es una complicación del embarazo, que se caracteriza por un aumento de la presión arterial de la gestante, entre otras cuestiones. A pesar de que los síntomas iniciales de dicha condición son sutiles, es potencialmente grave para la mamá y para el bebé.

Una de las primeras manifestaciones de la preeclampsia es la hinchazón repentina de los tobillos o los pies. Por lo tanto, cuando el edema aparece es necesario realizar la consulta con el médico cuanto antes.

A medida que el cuadro avanza, comienzan a aparecer otras manifestaciones que deben ser atendidas de inmediato:

  • Dolor de cabeza intenso.
  • Empeoramiento súbito de la hinchazón de las manos, los pies o el rostro.
  • Problemas con la visión (destellos intermitentes o visión borrosa).
  • Puntadas por debajo de la región costal.

Si bien los síntomas antes mencionados son muy sugestivos de la preeclampsia, la hinchazón súbita de las piernas o de los tobillos también puede responder a otras causas. Por ejemplo, cuando aparece repentinamente y de un solo lado del cuerpo, podría tratarse de un signo de trombosis venosa profunda.

Medidas para reducir la hinchazón de los tobillos durante el embarazo

La hinchazón de las piernas puede ocurrir en cualquier momento del embarazo, pero se observa con mayor frecuencia a partir del quinto mes. Más aun en el último trimestre de la gestación.

En general este edema suele aumentar paulatinamente, por lo que se pueden poner en práctica ciertas medidas para prevenirlo o mejorarlo:

  • Evitar estar de pie durante períodos prolongados.
  • Descansar con los pies en alto (unos centímetros por encima de la altura del corazón).
  • Elegir un calzado cómodo, sin correas que aprieten demasiado el empeine.
  • Beber mucha agua. Al contrario de lo que se cree, la hidratación suficiente ayuda a eliminar el exceso de agua del organismo.
  • Realizar caminatas o ejercicio de forma regular.

Ejercicios para la hinchazón de los tobillos en el embarazo

Otra alternativa eficaz para mejorar la hinchazón de los tobillos es el ejercicio, el cual puede practicarse de pie o sentada. Todos los movimientos contribuyen a mejorar la circulación sanguínea, a reducir el edema local y a prevenir los calambres musculares.

A continuación, te compartimos algunas técnicas sencillas:

  • Flexiona y extiende el pie hacia arriba y hacia abajo en varias repeticiones. Como si apretaras el pedal del auto y lo soltaras.
  • Dibuja círculos imaginarios con el movimiento del pie. Idealmente, con las piernas en alto y quietas. Primero hazlo en un sentido y luego, en el otro.

Finalmente, evita las prendas de vestir que se ajustan demasiado al abdomen, a las piernas o a los tobillos, pues limitan el correcto flujo sanguíneo y favorecen a la retención hídrica.



Alimentación controlada

Mantener una alimentación balanceada y saludable durante el embarazo es fundamental para el manejo de la hinchazón de los tobillos. Además, asegura un aporte suficiente de nutrientes para el correcto crecimiento del bebé.

Algunos de los principales consejos al respecto son los siguientes:

  • Reduce el consumo de sal.
  • Evita los embutidos y los alimentos ultra procesados o envasados.
  • Bebe al menos dos litros de agua al día.
  • Evita la comida picante.

Descanso adecuado

embarazada duerme de lado decubito lateral izquierdo sobre cojin embarazo lactancia

Se aconseja dormir de costado, sobre el lado izquierdo del cuerpo, todo el tiempo que sea posible. Esta posición ayuda a mantener liberada la vena cava inferior, que es la encargada de ‘retornar’ la sangre del cuerpo hacia el corazón.

Además, se recomienda elevar las piernas cuando la embarazada se encuentra recostada para favorecer el drenaje del liquido acumulado.

Masajes linfáticos

Una de las opciones de tratamiento más indicadas por los especialistas es el drenaje linfático. Este puede realizarse a través de masajes o también, por medio de la fisioterapia obstétrica.

Las medias de compresión también son una opción aceptable para utilizar durante el día, ya que están diseñadas para que el flujo sanguíneo de las piernas se mantenga lo más activo posible.

La hinchazón de tobillos en el embarazo y su evolución

En conclusión, la mayoría de las mujeres presentan hinchazón en los tobillos y en los pies en algún momento del embarazo, lo cual es una afección normal.

No obstante, en ciertas ocasiones, este edema se acompaña de otros síntomas y signos y esto podría hacernos pensar en algo más serio. Por este motivo, siempre que aparezca o empeore, deberás ponerte en contacto con el médico.

Te podría interesar...
Masajes en el embarazo: cuidados y precauciones
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Masajes en el embarazo: cuidados y precauciones

Darse masajes durante el embarazo es una de las técnicas manuales más utilizadas. Hay algunos cuidados y precauciones a tener en cuenta.



  • Rana S, Lemoine E, Granger JP, Karumanchi SA. Preeclampsia: Pathophysiology, Challenges, and Perspectives. Circ Res. 2019 Mar 29;124(7):1094-1112. doi: 10.1161/CIRCRESAHA.118.313276. Erratum in: Circ Res. 2020 Jan 3;126(1):e8. PMID: 30920918.
  • Swelling during  pregnancy. [Internet] Disponible en: https://www.pregnancybirthbaby.org.au/swelling-during-pregnancy
  • Cooper DB, Yang L. Pregnancy And Exercise. 2021 Apr 26. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2022 Jan–. PMID: 28613571.
  • Allegra C, Antignani PL, Will K, Allaert F. Acceptance, compliance and effects of compression stockings on venous functional symptoms and quality of life of Italian pregnant women. Int Angiol. 2014 Aug;33(4):357-64. PMID: 25056167.