Pielectasia renal en bebés

Mervis Romero · 20 abril, 2018
Se trata de un hallazgo relativamente frecuente en las ecografías prenatales. Según las estadísticas, la pielectasia renal en bebés es una de las enfermedades más frecuentes adquiridas al nacer. ¿Qué debes saber sobre el tema? ¿Es grave?

La pielectasia renal en bebés es, básicamente, la contracción ligera de la pelvis renal con dilatación o no de los cálices. Se desarrolla en una pequeña estructura anatómica en forma de embudo que drena o recoge la orina del riñón al uréter; estos son unos tubos que conducen la orina a la vejiga.

En ciertas situaciones, esto produce obstrucción del flujo. Como consecuencia, se da un aumento de presión en el cuerpo y, por lo tanto, aumenta la pelvis.

El número de casos de la pielectasia renal en bebés varía; las niñas son menos propensas a desarrollar anomalías renales. No obstante, en la mayoría de los pacientes varones, la dolencia desaparece al cumplir los seis meses de edad.

Por lo tanto, independientemente del sexo del bebé, se necesita una actitud responsable para llevar a cabo el diagnóstico y el tratamiento. Debido a la frecuencia de la pielectasia renal en bebés, se dificulta encontrar una relación con enfermedades maternas o con la medicación que la madre debe tomar.

¿Qué puede causar la pielectasia renal en bebés?

Algunos factores que pueden originar la pielectasia renal en bebés son los siguientes:

  • Reflujo: la orina retorna hacia el riñón.
  • Obstrucción en el aparato urinario.
  • Que el uréter esté compuesto por tubos que sean demasiado estrechos o bien la obstrucción de algún orificio.
  • Parto prematuro.
  • Infección del tracto urinario.

Por otra parte, además, puede haber otro tipo de desencadenantes. A menudo, la presencia de pielectasia renal en bebés es causada por la debilidad general y la presencia de problemas neurológicos.

La pielectasia renal en bebés causa molestias y, por lo tanto, llanto en los bebés.

Síntomas de la pielectasia renal en bebés

Si notas algunos de estos síntomas, es importante que lleves a tu niño al pediatra, pues podría estar sufriendo pielectasia renal. Observa si presenta aumento significativo de la temperatura y dolor regular en el abdomen. Además, en la mayoría de los casos se interrumpe el flujo de orina.

Estos síntomas aparecen solo en las últimas etapas o cuando se presentan complicaciones. Por lo tanto, es importante actuar con rapidez.

¿Cómo se puede detectar la pielectasia renal?

Se detecta por medio de una ultrasonografía prenatal y se clasifica de acuerdo al grado de dilatación. Por ejemplo, puede ser leve (- 10 milímetros), moderada (entre 11 y 15 milímetros) y severa (+ 15 milímetros).

Si no recibe tratamiento para la enfermedad, puede padecer un gran número de afecciones que impactan en el estado de los riñones de los niños. Por lo tanto, es necesario llevar a cabo exámenes regulares, incluyendo ultrasonido.

Muchos bebés que padecen de pielectasia renal sufren un aumento del nivel de presión en los órganos y funcionalidad reducida. Si aparecen complicaciones, puede sufrir pielonefritis; es decir, la inflamación de los tejidos del riñón.

Si percibes aunque sea uno de estos síntomas en tu bebé, no lo automediques. Al contrario, dirígete de inmediato a una institución médica, donde un especialista le hará un examen y diagnóstico.

“A menudo, la presencia de pielectasia renal en bebés es causada por la debilidad general y la presencia de problemas neurológicos”

¿Cuándo se requiere cirugía para tratarla?

Es necesario realizar cirugía cuando el uréter presenta un sistema de construcción anormal y no puede ser curado a través de la terapia de drogas. También se recurre a este medio cuando ocurre un fuerte aumento en el crecimiento dinámico de la pelvis renal, tanto a la izquierda y la derecha.

Si hay complicaciones en el bebé, en algunos casos se recurre a la cirugía. Estas medidas se utilizan para rescatar al niño con el fin de eliminar los efectos del reflujo infantil; esto libera el flujo de excreción urinaria.

En los casos de pielectasia renal en bebés, el pediatra debe indicar el procedimiento a seguir.

Tratamiento contra la pielectasia renal en bebés

Desafortunadamente, no hay receta mágica para solucionar el problema antes de que nazca el bebé. No obstante, realizar una ultrasonografía ayudará a estar preparados para los diversos malestares que pueda sufrir el pequeño.

La ausencia de tratamiento durante el embarazo se debe a que cualquiera puede conducir a consecuencias negativas, como la muerte del feto.

Posteriormente, cuando el niño crece, sus órganos están sujetos a cambios; entonces, estos pueden ser desplazados al lugar correcto. En tal caso, los síntomas de la enfermedad se evaporan.

Para finalizar, lleva tu bebé al pediatra; una vez que se hayan identificado todas las causas de la formación de la pielectasia renal en bebés, será él el más indicado para asignarle el tratamiento. En la mayoría de los casos, consiste en tomar medicación y realizar procedimientos de terapia física.