Paintball para niños

Francisco María García · 30 julio, 2018
A pesar de que el paintball para niños es un deporte divertido, en muchos padres surge la preocupación de si se trata de una actividad segura. Realmente todo está pensado para que la familia entera pase un buen rato, siempre que se tengan en cuenta algunas precauciones.

El paintball para niños es una actividad sumamente divertida. Sin embargo, muchos padres se preocupan y cuestionan si se trata de una actividad idónea para los más pequeños de la casa, especialmente por la cuestión de la seguridad.

A continuación, veremos algunos datos de interés sobre esta emocionante actividad. ¿Es segura?, ¿Qué se requiere para jugar paintball?

¿Es seguro el paintball para niños?

¿Pueden los niños jugar paintball sin peligro alguno? La respuesta es sí, aunque por supuesto, existe una edad mínima que debe respetarse. En este sentido, se trata de una actividad que, además de divertida, es segura.

El paintball no solo es una actividad ideal para los niños, sino también para toda la familia. Lo más importante es contar con toda la indumentaria y herramientas necesarias para disfrutar de este juego de forma sana y, sobre todo, segura.

Para comenzar, es fundamental prestar atención a las normas básicas de esta actividad en cuanto a la edad mínima permitida, las reglas de juego y demás implementos.

Además, a diferencia de otro tipo de juegos, el paintball tiene como objetivo ofrecer una visión menos belicista; el campo de juego no debe tener muchas connotaciones que inciten a la violencia o a la guerra en sí.

Edad mínima para jugar paintball

Si bien el paintball es una actividad divertida y segura para niños, también es cierto que esta premisa se cumple solo si se respetan las normas, recomendaciones y reglas de este juego.

El paintball para niños es una actividad sumamente divertida, saludable y segura.

La edad mínima recomendada para jugar es 14 años. La principal razón es la seguridad, ya que las armas de aire comprimido pueden generar lesiones importantes en niños muy pequeños. Esto no solo es una recomendación, sino que también se encuentra contemplado en el reglamento de intervención de armas.

Más allá de esta regulación, existen otras cuestiones prácticas por las cuales los niños menores de 14 años no deben participar en esta clase de actividad. Algunas de ellas son:

El peso de los complementos

En la práctica, un niño pequeño no tiene la capacidad para llevar el equipamiento, que puede llegar a pesar alrededor de cinco kilos. Por otra parte, las máscaras son otro de los elementos más importantes de seguridad, y tampoco se producen en tamaños pequeños.

En algunos casos específicos, el paintball para niños puede practicarse por mayores de nueve años, siempre y cuando cuenten con una indumentaria especial. En estas situaciones, las marcadoras deben ser de menor potencia y los protectores han de ser reforzados.

“El paintball para niños es una actividad que, además de divertida, es segura. Lo más importante es contar con toda la indumentaria y las herramientas necesarias”

Paintball en familia

Si se cumplen con los requerimientos básicos, el paintball es una actividad muy especial y divertida para compartir en familia o con amigos. También es muy utilizada para celebrar cumpleaños, o simplemente para pasar un día diferente.

Lo indispensable para disfrutar de este juego es llevar ropa cómoda. Por lo demás, en el campo de paintball se encargarán de suministrar a cada uno de los participantes la indumentaria y herramientas necesarias.

Además, también habrá encargados de explicar detalladamente a cada persona las reglas del juego y el funcionamiento de las armas. Lo más importante es ir a un campo de juego que cumpla con todas las normativas y requerimientos mínimos de seguridad.

Consejos para jugar al paintball

Como se puede observar, no se necesita de un gran equipamiento para empezar a jugar al paintball. No obstante, hay que conocer algunos consejos relativos a la ropa y la estrategia:

Ropa

Tal y como hemos visto, la ropa adecuada forma parte fundamental de este juego. En este sentido, es imprescindible llevar ropa y zapatos cómodos, ya que una partida puede durar hasta tres horas.

Además de llevar ropa cómoda, también es recomendable llevar ropa fresca, ya que se trata de un juego en el cual se pasa mucho calor; hay que recordar que los participantes siempre están en constante movimiento.

El paintball para niños puede practicarse desde los 14 años de edad.

Estrategia

El paintball es un juego de equipo y estrategia. Por ello, se debe diseñar la táctica en equipo y todos los miembros deben hacer un esfuerzo por cumplir con el rol y los objetivos propuestos. Para garantizar el éxito, es importante que todos se mantengan en constante movimiento y muy bien comunicados.

En definitiva, el paintball para niños constituye una excelente opción de entretenimiento, siempre y cuando se cumplan con las normas establecidas en cuanto a edad y protección se refiere. Se trata de una actividad que fomenta el compañerismo, la estrategia y la táctica; ideal para compartir y disfrutar en familia.