Niños distraídos: qué atención debes reforzar

Es necesario conocer los tipos de atención que existen para saber cuál es la más importante que hay que reforzar en un niño distraído.
Niños distraídos: qué atención debes reforzar
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán el 21 mayo, 2021.

Última actualización: 21 mayo, 2021

Quizá pienses que tienes un hijo que es muy distraído o despistado y que por eso no presta atención correctamente. Es posible que cuando le hables mire a otra parte y que en la escuela “tenga la cabeza en la luna de Valencia”. Si estás preocupado porque tu hijo no presta atención, sigue leyendo: te vamos a hablar sobre qué tipo de atención hay que reforzar en los niños distraídos.

Es importante saber qué tipos de atención existen para saber cómo ayudar a tu hijo con falta de atención y concentración para que, al mismo tiempo, se sienta comprendido en cada momento. ¡Esto le motivará a mejorar su rendimiento!

Tipos de atención y concentración

La atención es una función abstracta del cerebro, pero la más importante. ¿Cuáles son los tipos de atención que existen y qué hay que tener en cuenta en cuanto al aprendizaje de los niños? Toma nota:

Niño despistado en clase con un ábaco al lado.
  • Selectiva. Se selecciona un estímulo para prestar atención.
  • Dividida. Se presta atención a diferentes estímulos al mismo tiempo.
  • Alternada. Se cambia la atención de un estímulo a otro.
  • Sostenida. Se mantiene la atención durante un tiempo sostenido.
  • Concentración. Cuando se mantiene la atención ante un estímulo durante un largo periodo de tiempo de manera constante.

La capacidad de atención en los niños

Aunque hay otros tipos de atención, estas son los más comunes y se pueden combinar unos con otros en momentos determinado. También podemos tener en cuenta diferentes tipos de atención:

  • Visual, Se presta atención con la vista.
  • Auditiva. Se presta atención con el oído.
  • Abierta. Se presta atención a un estímulo y a más de uno si es necesario.
  • Encubierta. Se presta atención a un estímulo que no tiene nada que ver con lo que estamos haciendo (por ejemplo estás estudiando, pero escuchando la conversación de tus padres).
  • Voluntaria. Se presta atención de manera consciente a un estímulo.
  • Involuntaria. Se presta atención a un estímulo de manera inconsciente.

Llegados a este punto en el que ya conoces más tipos de atención y cómo las puedes combinar, ahora tendrás que saber cuál es el tipo de atención que tiene tu hijo y cómo se va desarrollando. Es imprescindible trabajar la motivación con los niños distraídos para aumentar su capacidad de concentración retentiva en los contenidos de aprendizaje.

Niños distraídos: la importancia de la motivación

Si tienes un hijo que es distraído o consideras que es demasiado despistado, entonces tienes que identificar cuanto antes el tipo de atención que le funciona mejor. Todos los tipos de atención son importantes si se trabajan lo suficiente para conseguir buenos resultados. Además de trabajar la atención, es necesario hacerlo con la motivación. Porque sin motivación no hay atención que valga en ningún momento.

Los niños tienen que ver en el aprendizaje académico y diario una fuente de conocimiento que les servirá para toda la vida; conocimientos que les harán crecer como personas y que les prepararán para el éxito. De hecho, la motivación es fundamental en cualquier ámbito de la vida.

¿Qué atención es más importante?

Niña muy distraída haciendo malabares con un lápiz sobre los labios.

Trabajar el esfuerzo siempre será un punto importante para que la motivación no decaiga. De esta manera podrás evitar que tus hijos sufran demasiadas frustraciones en cuanto al aprendizaje académico.

Es fundamental prestar atención para obtener buenos resultados, y con esfuerzo se puede conseguir. Es cierto que hay niños a los que les puede costar más que a otros, y que, aunque se esfuercen, no se consiga los resultados esperados. Pero lo que importa es elogiar el esfuerzo del pequeño, porque si sigue haciéndolo, su atención mejorará antes o después. Su atención consciente mejorará considerablemente, ¡pero se necesita paciencia!

Todos los tipos de atención son importantes y por eso es necesario trabajarlos para que la atención sostenida sea la que domine antes o después en aquellos conceptos más importantes.

Si crees que tus hijos tienen algún tipo de problema con la atención, es necesario que acudas a un profesional para que evalúe su capacidad de retención y les ayude con ejercicios personalizados en caso de que sea necesario.

En ocasiones, hacer puzzles, jugar al ajedrez o hacer pasatiempos como crucigramas un ratito cada día es más que suficiente para que la atención mejore considerablemente. Pero, en cualquier caso, habla con un profesional para que valore el caso de tus hijos y pueda orientarte de la mejor manera posible.

Te podría interesar...
Atención y lapsos de atención en niños pequeños
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Atención y lapsos de atención en niños pequeños

Es importante que los padres y las madres entiendan qué son los lapsos de atención en los niños pequeños para ayudarles en su desarrollo.