El miedo a los exámenes en los niños

17 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
¿Tú hijo lo pasa realmente mal al hacer pruebas de evaluación en el colegio? ¿Crees que tiene miedo a los exámenes? Si es así, presta atención, porque te contamos todo lo que debes saber sobre este tema.

Los profesores, a lo largo del curso, deben evaluar los aprendizajes que sus alumnos adquieren en las diferentes materias impartidas en el aula. La mayoría de ellos utiliza los exámenes como herramientas para valorar los conocimientos de los estudiantes. Ante esta pruebas, es normal que los niños lleguen a sentir cierto nerviosismo o intranquilidad. Pero ¿sabías que algunos experimentan verdadero miedo a los exámenes?

De hecho, según los psicólogos Juan José Miguel Tobal y Amalia Escalona, se estima que en España en torno a un 15 % y un 25 % de los estudiantes que cursan enseñanza primaria o secundaria presentan altos niveles de ansiedad ante los exámenes.

¿Quieres saber cómo se desarrolla dicho temor, qué implicaciones tiene y cómo se puede superar? ¡A lo largo de las siguientes líneas respondemos a estas cuestiones!

Niño en el sofá de casa con los libros alrededor porque tiene miedo a los exámenes.

El miedo a los exámenes en los niños

Hacer un examen no es una experiencia agradable, puesto que implica ser juzgado y calificado con una nota que, supuestamente, determina el nivel de conocimientos que uno tiene sobre un tema.

Esto puede suponer cierto estrés y nerviosismo para los estudiantes, lo que en algunos casos puede llegar a convertirse en un temor extremo y limitante que afecta negativamente en el rendimiento académico y en la propia salud mental.

Para evitar que la situación llegue a estos niveles, es importante que las familias y los docentes presten atención a las reacciones de los niños durante los días previos al examen y el propio día de su realización. Dichas reacciones alarmantes se pueden dividir en tres grupos:

  • Fisiológicas: palpitaciones rápidas, tensión muscular, náuseas, sudoración excesiva, insomnio, pérdida de apetito, dolores de cabeza, etc.
  • Psicológicos: imposibilidad para actuar y tomar decisiones, dificultad para expresarse correctamente, problemas para recordar la información o para concentrarse, etc.
  • Emocionales: cambios repentinos en el estado de ánimo y en el comportamiento, inquietud, irritación y enfado constante y sin motivo, etc.

En el caso de identificar alguna de estas señales, como madres, padres o profesores hay que encargarse de hablar directa y claramente con el estudiante en cuestión para transmitirle tranquilidad y apoyo.

¿Cuándo buscar ayuda psicológica para superar este tipo de miedo?

Cuando el miedo a los exámenes en los niños se presenta de forma extrema, descontrolada e incapacitante, ya no estaríamos hablando de un temor propio de la etapa escolar, sino de una patología psicológica llamada testofobia.

La testofobia es una fobia específica de tipo situacional que se caracteriza por la experimentación de una preocupación intensa y constante con respecto a las pruebas de evaluación.

Este temor excesivo, que persiste a lo largo del tiempo, produce angustia, ansiedad, pánico y mucho sufrimiento ante situaciones que implican enfrentarse a un examen. Lo cual limita e incapacita a los estudiantes que padecen dicho trastorno, no solo en el ámbito académico, sino también en el personal.

Hay que tener en cuenta que los exámenes suponen una práctica común en el sistema educativo, por lo que los niños que presentan esta fobia experimentan frecuentemente el malestar general que supone para ellos realizar este tipo de pruebas.

Para evitar que este problema vaya a más, es importante que, en cuanto se observe que el miedo a los exámenes se está convirtiendo en un problema grave, se acuda a un profesional de la psicología para que ayude al niño gestionar y controlar este temor.

Niño intentando ponerse a estudiar.

¿Por qué aparece el miedo a los exámenes?

Según la psicopedagoga Esperanza Bausela Herreras existen varias razones por las cuales suele aparecer el miedo a los exámenes, entre las que se encuentran

  • Haber tenido en el pasado una experiencia negativa en un examen; bloqueo mental, incapacidad para recordar lo estudiado, preguntas muy complejas que no se saben responder, etc.
  • Tener un pobre autoconcepto académico y falta de confianza en las propias capacidades.
  • No haber estudiado lo suficiente para el examen.
  • Tener pensamientos negativos e intrusivos relacionados con el miedo al fracaso en el ámbito académico.
  • Estar presionado por el poco tiempo disponible para realizar la prueba o por las consecuencias que tiene aprobar o suspender un determinado examen. Por ejemplo, si es decisivo para el futuro académico, para evitar la repetición de curso, etc.

En definitiva, sea cual sea la causa que hace que un niño tenga miedo a los exámenes, lo importante es que se detecte cuanto antes el problema para poder ponerle solución.

  • Bausela Herreras, E. (2005). Ansiedad ante los exámenes: evaluación e intervención psicopedagógica. Educere9(31), 553-557. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=186666
  • Escalona, A. y Miguel Tobal, J. J. (1996). Ansiedad ante los exámenes: evolución histórica y aportaciones prácticas para su tratamiento. Ansiedad y Estrés, 2(2-3), 195-209.