Mi hijo empieza la universidad

Óscar Dorado · 16 octubre, 2018
Empezar la universidad trae consigo muchos cambios para tu hijo adolescente. Por ello, en este artículo te contamos algunos tips que debes tener en cuenta para ayudarlo.

Pasar del colegio a la universidad es, a menudo, sinónimo de nuevas amistades, distintos profesores y la oportunidad de formarse realmente en lo que uno quiere aprender. Sin ninguna duda, empezar la universidad siempre es especial para cualquier adolescente; se trata en una de las épocas más recordadas en la adultez y es una de las más influyentes.

Dar este nuevo paso para los jóvenes puede hacer que se sientan entusiasmados y preocupados por los desafíos a los que se enfrentarán. Como madre, es importante que ayudes a tu hijo a prepararse para entrar a la universidad, además de acompañarlo en esta transición, que representa un paso significativo en su crecimiento personal.

Mi hijo empieza la universidad: ¿Qué debo saber?

Estos son algunos consejos relacionados con las inquietudes más frecuentes de los nuevos estudiantes:

1. La elección de la orientación vocacional

En primer lugar, debes saber que hay muchos jóvenes que están matriculados en estudios universitarios y aún no están seguros del programa de estudio en el que están interesados. Esta indecisión es bastante normal, pero puede ser difícil de experimentar.

Como madre, tienes que escuchar y animar a tu hijo cuando llega el momento de considerar sus intereses y habilidades a la hora de elegir una orientación para sus estudios universitarios. En la mayoría de las universidades, hay una oficina de orientación y atención al estudiante que tiene el objetivo de ayudarlos  a tomar la decisión correcta.

Si mi hijo empieza la universidad, ¿cómo puedo ayudarlo en esta etapa?

2. Las finanzas

Todos los asuntos financieros deben resolverse antes de que tu hijo empiece la universidad. Esto puede parecer una tarea complicada, aunque se trata de un hecho de gran importancia.

En este sentido, el primer paso a llevar a cabo debería ser acompañar a tu hijo a abrir una cuenta bancaria para estudiantes. La mayoría de los principales bancos ofrecen ofertas para jóvenes con servicios gratuitos.

Por otro lado, si tu hijo planea recibir financiamiento estudiantil por parte del gobierno, debe comunicarse con el departamento de finanzas para comenzar con el procedimiento.

Ciertamente, asegurar las finanzas de los estudiantes es un proceso largo, así que debe convertirse en una prioridad. Al final, todo lo que necesitas hacer es tranquilizar y ayudar a tu hijo a tomar las decisiones correctas y darle la confianza para administrar sus presupuestos.

3. Los suministros esenciales

Cuando los adolescentes ingresan al primer año de universidad, las compras se vuelven mucho más complicadas. No solo necesitarán los suministros escolares, sino que también necesitan una amplia gama de artículos básicos, especialmente para aquellos que estudiarán lejos de casa.

Por eso, debes hacer una lista de lo que tu hijo necesita y tiene que comprar. Esto podrá evitar las compras impulsivas y la omisión de productos esenciales.

También puedes hacer otra lista de las cosas que necesita llevar consigo a casa. Deja que lleve a su nuevo hogar artículos que le interesen y que le permitan sentirse bien.

Los jóvenes pueden tener sentimientos encontrados cuando salen de casa por primera vez; asegúrate de que tu hijo lleva algunos artículos, como fotografías u otros recuerdos favoritos, para que su primer año en la residencia universitaria se sienta más como en casa.

“Es importante que ayudes a tu hijo a prepararse para entrar a la universidad, además de acompañarlo en esta transición, que representa un paso significativo en su crecimiento personal”

4. Los boletines de notas

Los estudiantes universitarios se consideran adultos, por lo que, a diferencia de la etapa escolar, las universidades no tienen la obligación de informar a los padres sobre los informes escolares y solo enviarlas al estudiante.

Por lo tanto, si deseas estar siempre al tanto de sus resultados académicos, puedes hablar con tu hijo antes del comienzo del año para que comparta esta información contigo. Este momento representa una muy buena oportunidad para explicarle tus expectativas como padre, especialmente si estás financiando sus estudios.

Los cursos de verano para adolescentes son una excelente oportunidad para que los jóvenes se socialicen.

5. La adaptación e integración social

Durante las primeras semanas de la universidad, los nuevos estudiantes experimentan con frecuencia los desafíos en términos de adaptación e integración social. Además, aquellos que han tenido que abandonar el hogar paterno para continuar sus estudios universitarios en otra cuidad o país pueden experimentar aburrimiento y deseo de regresar a casa.

Asimismo, si observas que tu hijo tiene dificultades para adaptarse a los cambios y integrarse a su nueva experiencia, anímalo a perseverar e invítalo a participar en la vida estudiantil desde el principio. Las primeras semanas son cruciales, porque hay muchas oportunidades para llevar a cabo reuniones con los nuevos compañeros que conviven en el campus.

Para acabar, no olvides que empezar la universidad es un momento muy importante para todos los jóvenes. Como madre, debes ayudar a tu hijo a que este momento de transición sea lo más cómodo posible. ¡De seguro será una de las mejores etapas de su vida!